Conspiración en la Red

Antitrust (2001)
Peter Howitt

Aterrizamos de lleno en la era de la información para presentar un psico-thriller tecnológico sobre un malvado vendedor de software con un gran monopolio capitaneado por Tim Robins y un grupo de emprendedores con pinta de geeks linuxeros abanderados por Ryan Phillippe.

Milo Hoffman, un joven prodigio del software, es reclutado en persona por el gurú de la informática mundial. Un salario de lujo, coches y todos los caprichos a cambio de un trabajo creativo, innovador y revolucionario. ¿Se podría pedir algo más? Pero los cuentos de hadas no existen y no se puede hacer una tortilla sin cascar algunos huevos. El mundo de la informática es digital, o eres un '1' o eres un '0' . Vives o Mueres.


Estamos ante una película sorprendentemente agradable, pese a ser un producto de consumo sin mayores retos. Efectivo, ágil, el guión sortea las inconsistencias y desmadres tecnológicos para dar un aire de credibilidad a los personajes. Mezcla con habilidad mitos y leyendas urbanas de reciente actualidad, ideas que no por falsas son menos temibles, para ambientar los papeles principales en una batalla psicológica en la línea del psico-thriller clásico.

O no tan clásico. En este caso cambiamos el sujeto habitual del género (mujer blanca, joven, soltera o separada, el paradigma de la indefensión, hostigada por varones seductores) por un decente papel de Ryan Phillippe, candidato a teen idol con gafas, de porte geek y a la última moda, que se las verá con dos antagonistas que le dan bastantes vueltas, Claire Forlani y Rachel Leight, en los papeles de amante protectora y amiga con intereses.

¿A quién le amarga un dulce?

Pero el papel estelar queda reservado a nuestro particular malvado. Fundó un imperio desde su garaje y ahora, cual villano de Spectra, va a por el mundo. Espléndido trabajo de Tim Robbins, encarnando esta versión algo psicópata del gurú de los ordenadores. Los mejores momentos de la peli son, sin duda, los duelos psicológicos entre un consagrado actorazo y un joven que prometía y que más o menos va haciendo. No os lleveis a engaños, sin Tim Robbins esto no habría funcionado ni la mitad.

A nadie se le escapa el parecido de Tim Robbins con...

La trama no es muy consistente con el escenario actual, hay que poner mucha fé para no escandalizarse ante algunas de las barrabasadas tecnológicas y sociales que cometen. Pero en el fondo de lo que se trata es de plasmar los mitos de las nuevas tecnologías en los albores del s XXI. Y en este aspecto la lista es bastante larga: Código Abierto, los Monopolios, el mito del Garaje, los malos usos de los datos personales, los peligros de los piratas informáticos y el poder de la información. Todo junto y bién mezclado parece que tenga sentido, si no miramos mucho.

También la dirección artística, muy en segundo plano, es una ayuda. El espectador avizor encontrará numerosas referencias aciertadas: ordenadores corriendo Gnome, personajes con un Red Hat (en la cabeza), mucho y bastante verosimilitud. Incluso alguna referencia solapada a Hackers (1995), el número 47 o los anuncios comerciales de Microsoft (vaya, aún no había salido la palabra...). Las conferencias del magnate parecen más las de Steve Jobs (Apple) y los toques tecno-geek como los cuadros digitales están bién llevados.

Para montar tu empresa en un garaje, antes hay que sacar las bicicletas.

En resumen, todo bueno, salvo la improbable historia de fondo. Peli para lucimiento de las cuatro personalidades implicadas, papeles interesantes bién llevados y alguna escena de tensión bastante buena, si seguimos el juego de creernos las premisas. Final apañadito algo previsible y reparto de caramelos para los niños buenos. Y como dicen en la peli, "nunca subestimes la visión radical". Un agradable toque paranoico para marcarse alguna distancia más con las trilladas pelis de buenos y malos.

Por su capacidad de síntesis, desparpajo y meterlo en un empaquetado comestible, mis oscuros amos dictan sentencia:

@ Absurda
@@ Inofensiva

@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible
@@@@@ Catastrófica


Para saber más:
Trailer en YouTube

6 comentarios:

marguis dijo...

Yo la dejaría en "Inofensiva"..., o lo que es lo mismo ni fu, ni fa. :P

Dr. Quatermass dijo...

No la he visto, y por lo que veo debo pensármelo, pero el trailer me ha transmitido geek-ish vibrations...

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Hola Marguis,
En efecto, como ciencia-ficción es bastante pueril. Aqui valoro más el tema thriller, que está bastante agónico.
Doctor Quatermass,
ya te advierto que no hay nada sesudo ni trascendente, pero de geeks y tecnocháchara te puedes hartar. Y algunas frases del malo de la peli las oigo por desgracia muy a menudo en mi trabajo...

Fantomas dijo...

Un día la pillé en televisión. Para mí es de esas películas que aunque no tienen nada de especial, de igual forma necesitas saber en que termina.

Saludos!

Dani dijo...

Yo la vi en el cine. No se como ni me acuerdo. Fue mas que nada por ver a Tim Robbins. Estaba en ese momento muy alto en mi ranking (por aquel entonces vi Arlington Road o Cadena Perpetua).

La verdad que no me dejó indiferente. La mar de entretenida. Lo mas curioso es que luego me entero que es una tercera parte de una "saga" si se la puede llamar así, aunque no tenga nada que ver una con otra.

Y si, el parecido Robbins-Gate es mortalmente igual.
Saludos!

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Hola Dani,
Pues no sabía que había una trilogia sobre el tema, me voy a informar. Pero sin Robbins, supongo, ya no será lo mismo. Uno de mis actores favoritos.
Fantomas, de acuerdo. Cuando tienes ganas de ver el final de algo es que el director se ha puesto razonablemente bién en la piel del espectador.
Salduos!