¡Qué Bello es Vivir!

It's a wonderful life (1946)
Frank Capra


Después de varios años en que no nos acompaña por Navidad, es el momento de hacer justicia a tan magna obra del fantástico. Ángeles y futuros alternativos en este desternillante drama constumbrista.

George Bailey ha sido el hijo perfecto, el hermano perfecto, marido perfecto y padre perfecto durante toda su vida. Pero cuando las deudas y la crisis quiebran su cordura decide suicidarse. Clarence, su ángel de la guardia, nos guiará a través de la vida de esta persona para valorar si se merece una seguna oportunidad.

Si algo tiene Capra es poder convertir un argumento soso, un personaje que de tan bueno dan arcadas, y un malo tan malo que estoy para ficharlo para el Círculo del Mal, en una película de excelente ritmo narrativo, poniendo el enfoque allí donde se necesita para cubrir todas las necesidades argumentales. Sus aptitudes humanas trascienden la moral convencional para convertirlo en un apóstol de los buenos ciudadanos, de forma que tras ver sus películas incluso nos sentimos capaces de ser mejores personas.

James Stewart se presentaba entonces como una opción más que lógica, el eterno bonachón y modelo a seguir por cualquier cultura civilizada. Habia que intentar algo realmente fuerte para ponerle en situación desesperada. Aquí es cuando entra el gran protagonista de la película, el malvado Potter (Lionel Barrymore), el eterno rival que esperará pacientemente su turno como ave de rapiña para hundir a nuestro bienamado protagonista a la primera ocasión.

El malvado Potter y George el Bueno.

Y para completar el trio de ases, Clarence, becario de ángel, entra en acción. Cual sacerdote de pueblo, no propone soluciones prácticas sino espirituales, ya que es el dogma de los ángeles aydarte pero tampoco mucho, que al final es cada uno el que decide por aquello del libre albedrío. Correcta actuación, aunque muy lejos de Stewart o el gran Barrymore.


El odioso angelito

Excelente ambientación en todas las epocas en que transcurre la película, buenas escenas de dramatismo y secundarios a porrillo para este carrusel de las buenas intenciones. Banda sonora ajustada al detalle para magnificar las emociones y apoteósico final con el triunfo de la virtud (y no es un Deus Ex Machina, que lo hace peor). Deslumbrante trabajo técnico el de Capra, lástima que con el subidón de azúcar que dan algunas de sus películas cuesta tomarlas en serio.

Cada vez que suena una campana, a un diablo le cortan un...

Sin pretender censurar los grandes mértitos de Capra y las lucidísimas actuaciones, el nivel de complicidad exigido al espectador se sale de escala. Es una pena que tanta calidad fuera puesta al servicio de una historia ñoña, infantilista y presuntamente moralizadora. Sólo apta para estudiantes de cine, acólitos de Capra y creientes en Papá Noel.

Por su antagónica función mis sensibleros Señores del Mal sentencian:


@ Absurda
@@ Inofensiva
@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible
@@@@@ Catastrófica


Para Saber Más:
Pues que no rascó ni un Óscar. Ese año (1947) se los llevó todos esta película.

6 comentarios:

Dr. Quatermass dijo...

Je je, podría estar de acuerdo, conforme pasan los años más pastelosa la veo. Pero es tan potitaaaaaaaa que se lo perdono todo.

Bye

marguis dijo...

Yo como el Dr. es tan bonita!!!!! Algo tiene que cuando la pillo cada año la sigo viendo y es que al finaltan felicísimo se me salen las lágrimas, "Feliz Navidad a todos" Uy, lo estoy pensando y se me amontonan en la comisura de los ojos...:P

tomas dijo...

No puedo con ella, no puedo. Que si, que es muy tierna la historia pero creo que, quizás, ya se ha quedado un poquito anticuada.

Fantomas dijo...

Yo la vi recién hace un par de años y la verdad es que me gustó bastante. Aunque tambien entiendo las razones por las cuales a ti no te agradó demasiado.

Saludos!

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Si no digo que fuera una mala película, pero es que me tragado hace poco un especial Capra + Stewart y me sale el azucar por las orejas... Me voy a poner un rato de Kill Bill a ver si se me pasa.
Saludos a todos!

Angel "Verbal" Kint dijo...

Mi película preferida...
grandísima!!!