AI: Inteligencia Artificial

Artificial Intelligence: AI (2001)
Steven Spielberg

Spielberg regresa a la ciencia-ficción clásica adaptando "Los superjuguetes duran todo el verano", un relato corto de Brian Aldiss. Este contemporaneo de Heinlein o Asimov fue uno de los grandes de la época dorada de esta rama: robots, naves espaciales y marcianos para historias futurísticas que planteaban retos interesantes sobre el papel y poco atractivos para la gran pantalla. Pero esto no siempre es así.

David es un meca, un ser mecánico con cerebro positrónico creado para ser un niño. Y es tan consciente de no ser biológico como de estar vivo y añorar a su madre. Cuando los robots dejan de ser una curiosidad y se empiezan a ver como una amenaza, David empezará su batalla para poder volver con su família. Sus extraños compañeros de viaje, un robot gigoló y un juguete más listo que los dos juntos.

Brillante, casi deslumbrante, Spielberg nos echa encima todo el poder de su magia para recrear un futuro brillante, luminoso y colorido. Con todo un lujo de detalles nos muestra una sociedad en la cúspide de su poder desarrollando todo tipo de inteligencias artificiales para cubrir todas las necesidades. Aunque el abuso de ordenadores no suele ser bueno, aquí tenemos un total despliegue de medios técnicos perfectamente integrados, no para rellenar vacios sino para pintar cada fotograma del color y la profundidad que se merece. Sólo le faltó el Óscar, pero ese año (2002) ya estaban pillados por un tal Peter Jackson.

Impresionante recreación futuristica de Spielberg

Haley Joel Osment vuevle a un papel protagonista con esta fábula, y no por ello precisamente infantil. El papel que desarrolla es de un sentimentalismo extremo pero da el pego. A su lado un histriónico Jude Law es el contrapunto de frialdad estudiada para atemperar la acción. Ambos forman una pareja convincente, que es decir mucho dados los exagerados papeles que tienen. Buenas actuaciones.

La exageración es la dominante de la película, ya que no es más que un cuento para adultos. En ningún momento se oculta este contexto de fábula, una narración directa de una historia simple, que no pretende ser convincente o realista sino fluida como los cuentos infantiles. El maestro Spielberg nos da en este aspecto una clase magistral de cómo ir al grano con todos los medios honestos disponibles. La inclusión del mito de Pinocchio un gran ejemplo.

Haley y Jude. Improbable pero funciona.

Con esto tenemos todos los ingredientes para funcionar, pero además a destacar el trabajo de maquillaje, efectos visuales (bellísima parte final, escenas submarinas que Kubrik habría firmado sin dudar) y gran banda sonora de John Williams, como todas las suyas. Los monstruitos mecánicos añaden un toque de decadencia imprescindible dados los derroteros que toma la historia y algunas escenas arriesgadas me merecen todo el crédito.

Para terminar, el gurú Alan Turing postuló que una inteligencia artificial debería, simplemente, ser capaz de imitar aquello que entendemos por inteligencia. Si además puede emular la clase de sentimientos relacionados con las personas podemos hablar entonces de una alma artificial? El reto de crear simpatía por lo que es claramente una máquina me parece todo un logro. Si podemos llegar a sentir simplemente un poco de pena por sus desventuras, será que la peli ha llegado exactamente donde quería.

Por sus medios y sus fines, mis formas de vida oscuramente superiores la valoran como:


@ Absurda
@@ Inofensiva
@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible
@@@@@ Catastrófica

11 comentarios:

marguis dijo...

La película tiene tres partes muy diferenciadas, la vida "familiar" del prota, su abandono y viaje de descubrimiento, y un final, con epílogo larguísimo...
La primera parte es la que me gusta mas, y me quedo con la escena en la que su "madre" le abandona en el bosque, se me saltaron las lágrimas sin poder evitarlo.
Puede que no sea el Spielberg perfecto de "Encuetros en la Tercera Fase" o "La lista de Schlinder", pero se le acerca muchísimo.
Qué tiene este hombre que cuando dirige a niños hace que sea pura mágia, uno piensa en Elliot, o en Jim de "El imperio del Sol" y te das cuenta de que toma a niños inocentes y puros y los fuerza a crecer dentro y fuera de la pantalla...

Dr. Quatermass dijo...

De nuevo comparto tus apreciaciones, me parece soberbia. Saludos!

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Hola Marguis,
No podría estar más de acuerdo, el 'niño' Cristian Bale fue todo un acierto. Esperemos que Joel Osment siga el mismo camino. Y en ET pues me quedo com Drew Barrimore.
Hola Doctor Quatermass,
me alegro de que le guste. Hay tantos millones de historias en la ciencia ficción clásica tan aprobechables, sólo hace falta ponerle ganas.
Saludos!

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Para mi es una película injustamente tratada por gran parte de la crítica y del público que, imagino, con el tiempo se convertirá en una película visionaria de culto y se encumbrará este film a lo más alto, que es a donde pertenece (y eso que no soy fan del cine de Spielberg). Blog muy interesante que me lineko al mío y al que me apunto como seguidor.
Saludos
Nos leemos

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Hola Crowley,
Creo que la poca repercusión de esta peli es justamente que no parece Spielberg, no tiene el "happy end" clásico, no hay secundario gracioso e infantiloide y además se atreve a mencionar a los robots gigolós (o sea consoladores gigantes) que es muy muy poco conservador.
Gracias por el link, ahora te añado y me paso por allí. Por cierto, "Crowley" era mi segunda opción a "Lucifer". Gran tipo.

tomas dijo...

Como han dicho, creo que esta es una de las películas más infravaloradas de Spielberg. Admito que siempre tendré interés en saber que habría sido de la hisotria en manos de Kubrick, sobre todo por parte del personaje de Judd Law. Lo que, por otra parte es cierto, es que aquí se empiezan a ver una serie de pistas para ver la entrada en la madurez creativa del director, por lo adulto no de los temas, sino del enfoque. Lo que luego hemos podido ver en Munich.

Saludos

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Hola Tomas,
cierto es que S.S. se ha atrevido ultimamente con guiones muy arriesgados, cosa que requiere cierto grado de madurez o almenos de seguridad. Pero veo que tiene en cartera para 2011 Las aventuras de Tintin, con lo que volvemos a la rueda. ahora serio, ahora comercial, ahora exploratorio, ahora serio, ahora infantil, vuelta a empezar...
Saludos!

Fantomas dijo...

Los trabajos de Spielberg de un tiempo a la fecha me han parecido bastante irregulares. En el caso de "A.I." recuerdo que cuando la ví me aburrió bastante. Tal vez deba darle un nuevo visionado.

Buena reseña,
Saludos.

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Bueno, no es lo que sería "trepidante" pero a mí me convenció bastante.
Saludos!

Luis Cifer dijo...

Para mí la primera hora es genial, luego se me hizo pesada e intranscendente. Toda la parte final se me hizo muy larga. Creo que le sobran bastantes minutos. Si hubiera durado hora y media hubiera sido genial, pero a Spielberg últimamente se le va la mano con el metraje. Es una opinión.

Dani dijo...

Obra Maestra Absoluta