Código 46

Code 46 (2003)
Michael Winterbottom


Esta es una película sobre personas, no sobre cosas o conceptos o tramas. Y eso que la trama es de las buenas. Sobre el buen hacer de Tim Robbins y una espectacular Samantha Morton. Sin apenas referencias anteriores, una cuidadísima dirección y un guión ambicioso con cabeza y corazón han convertido a Code 46 en un clásico desde su primer estreno.

William es un salaryman de una multinacional de la expedición papers, los documentos que permiten vivir en las áreas ricas de la tierra. Su profesión es detectar todos los fraudes en el negocio de los papers, ya que de forma casi sobrenatural es capaz de adivinar el word de la mayoría de personas. María trabaja para una sección de impresión de papers en Shanghai, y está en su punto de mira. Pero los hechos se precipitarán, y todo lo que parece casual se revelará como una terrorífica fuerza que gobierna nuestras vidas.

El Código 46 designa un delito de amor prohibido, en este caso entre dos personas con demasiada base genética común por causas de la reproducción futurística. Poco a poco entramos en un universo dominado por extraños virus, algunos creados para superar las limitaciones genéticas de las personas, otros para destruirlas. El mundo sólo tiene fronteras entre las partes buenas y saludables y las áreas inseguras. Los idiomas son un batiburrillo de lenguas a lo Blade Runner sin tapujos y las agencias que expiden papers son las que determinan si una persona es apta para realizar una tarea o vivir en un lugar. Sin grandes medios, se nos revela un mundo futurista en pleno technoshock y una sociedad unida y separada por el ADN.

Pero la trama nos aparta del concepto Blade Runner o Desafío Total. Para buscar un referente próximo tendríamos que visitar Olvídate de Mi, o Gattaca, ya que en el fondo es una película imbuida de un gran romance, una aventura que, por muy diversos motivos, acaba en una situación límite tanto en el plano social como personal. Esta historia de amor poco probable merece situarse entre los grandes del cine.

Tim Robbins y Samantha Morton.

Las actuaciones creo que están muy por encima del nivel esperable de una producción tirando a media-baratita, los dos protagonistas alcanzan un grandísimo nivel que resuelven los puntos clave de la película. El otro punto a destacar es una maravillosa banda sonora, que enlaza delicadamente cada escena con el ambiente que le es propio, y hay unos cuantos momentos mágicos para regodearse con la perfecta conjunción que forma con la escenografía.

La história es sólida y simple, pero no la entendemos hasta el final. Se dosifica muy bién durante toda la película y aprendemos progresivamente algunas de las maravillas (y antimaravillas) que este bravo nuevo mundo nos depara, vamos viendo los diferentes efectos que tienen sobre las personas todos los agentes involucrados, y cuando llegamos al final y atamos el último cabo, podemos entender realmente que la história era simple pero ... no era la que pensábamos.

Oscuro y luminoso mundo

Los exteriores fueron selectamente escogidos de todas las ciudades de rodaje: Shangai, Hong-Kong, Jaipur o Dubai para las partes más vitales y el serio Londres para los barrios de oficinas. En todos sitios, la misma jerga post-globalizada y tenderetes de comida para todos los grupos genéticos. El diseño de interiores es otra parte muy visual y cuidada, entre la humildad de los barrios bajos y la magnificencia de las oficinas que dominan el mundo. Impecable selección de luces, colores y todo tipo de humos y brumas para cada situación.

En fin, una pequeña joya para los sentidos que dejará muy buenas sensaciones.

Por su novedad, frescura y la creatividad de la narración mis víricos señores determinan:

@ Absurda
@@ Inofensiva

@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible
@@@@@ Catastrófica

10 comentarios:

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Desde luego estoy en total acuerdo contigo, una pequeña joya, modesta, con dos interpretaciones magistrales, con una imagineria arrebatadora y con una ciencia ficción exquisita. Muy recomendable (cuando la vi me vino a la cabeza "Cypher", otra película de ci-fi del director de Cube que no es muy conocida pero que merece muhco la pena)
Saludos

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Pues bienvenido al club de admiradores de Samantha Morton y Tim Robbins, ya somos dos. Próximamente su otra masterpiece "Minority Report".
Saludos!

marguis dijo...

Me uno al club, esta película es devastadoramente brutal... el final... lo mejor... SPOILER: al margen y libre con tus recuerdos, o sin ellos integrado en la sociedad. FINSPOLIER

PD: "Cypher", muy recomendable!!

tomas dijo...

Uf, grandísima película. Creo que uno de los motivos por los que funciona tan bien es por su impecabilisimo acabado y por como el elemento de ciencia ficción y el drama "personal" de los personajes está tan bien interrelación.

Saludos.

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Por supuesto de acuerdo con ambos. Ahora que se acaba la década y empezarán a salir listas y listillos, esta debería estar muy pero que muy arriba. Chyper ya la reseñé, gran guión, pero algo más fría y distanciada.
Cypher
Saludos!

Fantomas dijo...

Genial película, creo que no hay mucho más que agregar a lo que ya se ha dicho.

Saludos.

Luis Cifer dijo...

Correcto, poco más que añadir, muy buena peli.

videodromo dijo...

A mi me encantó la película, es un futuro muy razonable y creo qeu tendemos a él a pasos agigantados. Me encantó la neolengua. Muy curioso, en mi barrio creo ya empezamos a hablar como en el film.

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Videodromo, estos detalles de la ciencia-ficción son los que me fascinan, no tenemos coches voladores pero si, hay barrios que parecen sacados de code46 o Blade Runner, empresas como las de Cypher o Brasil, plagas a lo 12 monos y tengo un amigo que parece Cheewaka.
A todos, gracias por comentar. Intentaré generar más debate en el futuro ya que con estas películas es dificil disentir, no porque lo diga un blogger sino porque son de otro mundo.
Saludos!

Dani dijo...

Pegadme si quereis. Pero yo ví este film con unas ganas locas. Me encanta Tim Robbins. El comienzo es brutal. Pero cuando empieza el rollo ese del enamoramiento, de ahí al final... para mí fue un planchazo.
Decepción absoluto. Fiasco mortal. Aburrimiento analógico... y no se me ocurre más por ahora. NO ME GUSTÖ NADA. lo siento!

Saludos Becario!