Zardoz

Zardoz (1974)
John Boorman


En los comienzos de su mejor época Boorman pone su talento al servicio de una historia creada por él mismo, tan heterogenea como interesante. El resultado fue bastante discutido, a menudo calificado de culto y también de farsa sin paliativos. La confusión del espectador es comprensible, pues mezcla argumentos tanto de pura ciencia-ficción como de fantasía desbocada sin poner límites. Pasen y vean ...

En un mundo devastado por el hambre, los exterminadores saquean, toman y matan en nombre de su amo Zardoz. Estas personas, reconvertidas en máquinas de matar, no conocen la compasión ni la humanidad. Pero uno de ellos tuerce completamente su destino. Porque el libre albedrío es peligroso y puede volverse contra la voluntad de sus amos.

No estamos ante un prodigio de montaje a lo Boorman, eso que quede claro. No hay selvas, jardines ni impagables exteriores. No hay la épica de sus posteriores trabajos, sino una pequeña narración, sosegada y sin altibajos, que nos guia por el extraño camino de un ser que redescubre su humanidad, su papel en el mundo y los hilos que lo guian. Si al espectador no le interesa mucho esta história, pues aquí se acaba todo.
Sean Connery y Charlotte Rampling

Por suerte tenemos a un par de protagonistas algo inspirados para ayudar con la narración. Connery, en un intento de escapar del papel de Bond, se ofrece como extraño héroe para dar algo de verosimilitud al guión. Rampling toma el papel de puente entre la primitiva educación de un exterminador y la fabulosa casta dominante. Pero la historia no daba para 105 minutos con demasiadas digresiones contemplativas, así que el ritmo decae bastante a menudo.

Las naves voladoras del universo Zardoz.

La parte más discutida es el improbable final, una especie de comida de olla filosófica sobre las sociedades immortales y el papel de predestinación heroica de siempre. No es malo, pero tampoco está demasiado currado y peca de alargarse demasiado. Se podría haber sintetizado mucho más en mucho menos tiempo y no alargarse tanto en simbolismos. Estos paralelismos que tan bién maneja Boorman en sus otras producciones, aquí quedan algo forzados ya que estamos en un universo de su própia factura del que conocemos bastante poco.

Resulta interesante por múltiples motivos: para ver a Connery, para entender a Boorman y para entretenerse con una historia que, eso sí, chorrea de originalidad en todos sus planos. Recompensa final, de pura poesía, para el espectador que haya aguantado con paciencia hasta ese punto. Pero a posteriori estoy seguro que se hubiera podido llegar a lo mismo sin dar tantas vueltas. Sé que me estoy metiendo en un jardín, pero añadire: "Y como suele pasar con Boorman, posteriores revisiones del film lo dejan siempre algo peor."

Por ello mis exteminadores amos sentencian:


@ Absurda

@@ Inofensiva
@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible

@@@@@ Catastrófica

6 comentarios:

Dr. Quatermass dijo...

Esta película siempre me ha causado sentimientos encontrados, hay ratos que me parece un truñazo y otros que la veo como una masterpiece. Es un caso digno de estudio.

Cecil B. Demente dijo...

Lo mejor de la peli es la pinta de Connery, marcando paquete y enseñando el pecho lobo, impagable.

Por cierto, él en una entrevista comentó:

"Trabajé en la película Zardoz como sustituto de Burt Reynolds, que enfermó, al parecer, tras leer el guión."

Tiene guasa el comentario...

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Doctor Quatermass, cuanto más repaso las pelis de Boorman mas peros les veo. Aun con eso, voy a continuar porque son bonitas de ver y les pone buena música.

Hola Cecil, pues habría sido un espectáculo ver a Reynolds con el taparrabos y las cartucheras. Y conste que le tengo un gran respeto. Estuvo de Oscar en Los Dukes de Hazzard.
Saludos!

Fantomas dijo...

Solo conocía la cinta de nombre y por algunas reseñas que mayormente se rien de la trama de y la pinta de Connery. Trataré de verla un día de estos.

Saludos!

Mundo Cinefilia dijo...

Hola Lucifer!,a tí llegué por el blog de Pabela la primera en adherir a nuestra propuesta. Quería invitarte a formar parte del primer banco de cinéfilos un espacio donde promocionar blogs de habla hispana relacionados con el séptimo arte y darlos a conocer, fomentar el conocimiento entre gente con la misma pasión, etc. Pásate por el blog a ver qué tal te parece la idea.
Gracias!!

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Hola Fantomas,
a mi la trama no me causa risa, pero si coincido en que no hay que tomarsela muy en serio. Para reirse, algunas de James Bond por ejemplo.
Hola Mundo cinefilia, me paso por allí en breve. me parece una buena idea.
Saludos!