Están vivos

They Live (1988)
John Carpenter

Por fin algo de Carpenter. Este Maestro, que se atrvió a firmar con el sobrenombre de "Martin Quatermass" y sin reproche alguno, es especialista en hacer mucho con poco presupuesto. Nos ha regalado joyas como Halloween (320 k$) o Assault on Precint 13 (150 k$) usando de forma magistral el suspense Hitchkockiano (casi diría que reinventándolo) y brillando en todo su esplendor al introducir elementos de ciencia-ficción para llevar el cuento de terror al cotas insólitas de excelencia. En este caso se basó en un corto de Ray Nelson y algo más de presupuesto para atormentarnos con una de miedo de las de verdad.

"Nada" es nuevo en la ciudad. Trabaja en la construcción y vive en un descampado con un grupo de obreros y otros trabajadores faltos de recursos. Pero algo gordo se está cociendo muy cerca, en la parroquia local. ¿Experimentos del gobierno? ¿Amenaza alien? ¿Pura y simple paranoia? La teoría de la conspiración se pone en marcha. Y lo peor es que ser un paranoico no te va a librar de "ellos."

Para ponernos en contexto, esto es Carpenter 100%. Personajes muy bién dibujados, en la línea de Snake Plissken, que rondan al filo de la empatía por las personas y la sociopatía. En este caso confió el proyecto de protagonista a Roddy Pipper, ex-luchador de Pressing Catch que hará las veces de anti-héroe. La historia es, en cambio, algo más elaborada. Juega eficazmente con un planteamiento algo siniestro, conspiratorio y marginal para introducir una atmósfera de misterio, el paso previo necesario en estos planteamientos.

En la mejor tradición de lucha callejera

En esta película recupera el firme pulso narrativo de La Cosa, dando pistas al espectador de dónde está el problema pero de forma muy disimulada, dando motivos al espectador para deslizarse por la cuesta del misterio al miedo, y llegando a la acción cuando ya el terror ha tomado el papel principal. Además introduce un elemento muy interesante en la trama, la conspiración. Siempre que se habla de teorías conspirativas hay un sentimiento añadido de paranoia, desconfianza y tensión que cuaja perfectamente con la historia y los personajes.

Por si fuera poco utiliza una estética muy callejera, adoptada de Rescate en NY y su Urban Avenger en este caso nos proporciona todo un recital de lucha a cara de perro, rallando a veces el absurdo con sus llaves de Pressing Catch pero sin remordimientos a usar la escopeta clásica cuando la ocasión se lo merece. El contraste entre los sitios bonitos, limpios y enmarmolados y los callejones, la suciedad y el camión de la basura situa perfectamente a personajes desaliñados por naturaleza y profesión acompañados de la música minimalista y sobrecogedora a la que nos tiene acostumbrados.

Algo de basura. A veces hay cosas útiles.


Es también de recibo destacar la excelente banda sonora, una música muy sugerente que hace milagros para dar el tono exacto a todo el film. Para variar, compuesta mayormente por Carpenter y como sorpresa un delicioso riff de armónica para conseguir el matiz disonante, intranquilo y ominoso de la historia. Los efectos visuales son pocos pero muy bién trabajados, especialmente los contrastes entre el color y el negro sobre blanco de las escenas clave. Aunque aquí se podía haber prodigado algo mas con las escenas subterráneas, que resultan un tanto chocantes.

En el plano más palomitero, nos proporciona alguna escena mítica, como la pelea a puñetazos de 5 minutos y alguna que otra escena de acción pura, caidas espectaculares y persecuciones a muerte. Pero los más Carpenterianos tampoco quedarán insatisfechos. Saben que en sus finales no puede esperarse que el chico se afeite para la escena final, mucho menos que se case con la chica mientras las damas de honor tiran arroz. Aquí vemos un final agridulce, bastante coherente con los objetvos planteados y las motivaciones morales del personaje, cerrando 90 minutos de gran interés.

El Arte Urbano es una constante en esta movida

Para ser algo malos, sólo se le puede reprochar algo de conformismo trenzando a los diferentes personajes de forma algo forzada y poco clara. Meg Foster no me gusta nada en este papel y el resto del reparto tampoco, salvo el simpatico sacerdote invidente, y desde luego el protagonista tiene ciertos límites. Y en la parte final, algo traido por los pelos. Así que se va a quedar a las puertas de algo grande. En resumen, otra muestra de Cine con nombre y apellidos, de cuando el nombre del Director era de por si una garantía de calidad y buen hacer. Lástima que en los 90 no consiguió estar a la altura de su nombre pese a los buenos guiones que tuvo y en los 2000 prácticamenten no ha hecho nada como escritor o director. Pero os regalo una sugerencia después de las valoraciones.

Después de verla dos veces (con y sin gafas), el círculo del mal juzga severamente:

@ Absurda
@@ Inofensiva
@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible
@@@@@ Catastrófica


Podeis escuchar una muestra de la BSO aquí. Cuidado que el vídeo contiene espoilers.
Para ver lo mejor de Carpenter en estos últimos años os propongo estos dos episodios:

Masters of Horror (2005) Cigarrete Burns (1x08) [@@@@]
Masters of Horror (2006) Pro-Life (2x05) [@@@@]

12 comentarios:

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Carpenter es la leche! Hace lo que quiere y como quiere. Y lo hace bien! Pues no pasé yo buenos momentos viendo esta película. Ay el control de las masas!
SALLUDOS

Fantomas dijo...

Aunque soy un seguidor del cine de Carpenter, esta película en particular no me entusiasmo tanto en su momento. Tal vez sea hora de darle un nuevo visionado.

Saludos.

redrum dijo...

Y si se me permite añadir, creo que ha envejecido mejor que Rescate en NY... a mí me parece un gran film a reivindicar y una historia que no creo que tarden en adaptar a superproducción.

1 saludo!

CARLOS SERRANO dijo...

Aburridísima!!! De las peores de Carpenter y el comienzo de su etapa más telefilmera!

Su época dorada fue la misma que la del cine de género: finales de los 70's y principios de los 80's, casi todo lo que hizo después es muy decepcionante...

Lucifer, Becario del Mal dijo...

... y aun creo que me he quedado corto con la nota. Me estoy volviendo demasiado purista!! Pese a sus flaquezas me fascina la facilidad de Carpenter para meternos en sus universos particulares, ya por última vez o casi.
Saludos!

elprimerhombre dijo...

Pues yo estoy con Carlos Serrano porque sólo la he visto cuando se estrenó en el cine y ya en su momento me aburrí como una ostra. Mientras la veía no podía creer lo que estaba viendo porque creo recordar que había escenas que daban risa por lo serias que en principio debían de ser. Tendría que darle otro visionado. El año anterior fui a ver El príncipe de las tinieblas y, aunque admito que no es ninguna maravilla, creo que me interesó más que esta.
Aunque quizás los gustos cambien porque La Cosa siempre ha sido una de mis pelis favoritas de Carpenter pero la vi hace unos cinco años y me decepcionó un poco por su ritmo un tanto descompensado. Un saludo!

Dante dijo...

¡Qué buena es esta cinta! Siempre me ha encantado, y hace un año la volví a ver y no ha envejecido. Es espléndida como el primer día.
Una película distópica con un guión que no tiene nada que envidiar a muchos largos del estilo.

Angel "Verbal" Kint dijo...

De esta ya estaban preparando el remake no?
Carpenter es muy grande...yo aún me acuerdo el miedo que pasé con "En la boca del miedo"

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Hola elprimerhombre,
bienvenido de nuevo, no diré que esto no sea desternillante en ocasiones, a mi este humor negro y cínico me puede.
Hola Dante, bienvenido. Es lo que tienen los grandes, que siempre estan ahí cuando hace falta.
Hola Angel, no me cuentes más que me pongo malo. Propongo a Bardem y Will Smith para los papeles principales, y a Drew Barrymore de reportera. Hay que tener guebos. Gracias por pasarte.
Saludos!

tomas dijo...

Por dios, que no haya remake. Una de las habilidades de Carpenter, para mí, en esta película es convertir en un actor a alguien no especialmente dotado para ello.
Además contiene una serie de ideas muy interesantes, que creo que son las que le dan al director esa categoría de artesano-autor que se merece.
Saludos

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Hola Tomas,
Totalmente de acuerdo, aunque los hay con más capacidades que otros, jeje. Yo también lo veo más como cine de autor que de género, quizá por ese notable esfuerzo de crear su atmósfera propia.
Saludos!

marguis dijo...

Yo la vi en una maratón de pelis de terror en el cine hace años, y a pesar de uqe otras eran mejores todo el mundo salía del cine diciendo aquello de "¡ponte las gafas! ¡No, que tengo mujer e hijos!"
Todavía ahora es una de las frases frikis mas repetidas en mis reuniones con los amigos!!!
¡Todo el mundo se acuerda de la peli a pesar de que sea mala con ganas!