La Princesa Prometida

The Princess Bride (1987)
Rob Reiner


Este personaje tiene a sus espaldas más carrera como actor que como director, aunque viendo el resultado más le habria valido quedarse detrás de las cámaras. Allí creó auténticos clásicos para todos los públicos como Stand by me, When Harry meet Sally o A few good men. En el que nos ocupa aborda la fantasía disfrazada de película de aventuras que nos ha dejado escenas y personajes memorables.

"Hola. Me llamo Iñigo Montoya. Tú mataste a mi padre. Prepárate para morir". El Español, el Gigante y el Asesino han secuestrado a la princesa real. Pero un intrépido emmascarado está persiguiendo el mismo botín. Y el príncipe Humperdinck tiene motivos de muy diversa índole para recuperar a su prometida, y llevar a cabo sus perversos planes.

Abordamos otra vez este gran género que es el cuento pero en moderno: honesto, sin pretensiones, pero con personajes muy bién dibujados y sin dar respiro al espectador con absurdas justificaciones o giros imposibles. Es una historia sencilla, pero llena de aventuras y sorpresas que cambien el color de la narración, introduciendo poco a poco los guiños de humor, algo de romance y una pincelada de tragedia hasta el ansiado final que no podemos menos que calificar como un digno pirotécnico de luces y colores.

André "el gigante" haciendo de Gigante.

Los personajes son de lo más variopintos y muy evolucionados para el cuento: André es la acertada elección para un Gigante de los de verdad, el Español duelista con su espada nos regala uno de los combates más espectaculares del cine en la línea clásica de Robin Hood pero en bonito, y el malvado asesino presume de un immenso currículo de agitador político y destinado al mal en todos sus aspectos. El misterioso encapuchado desvela su oscuro pasado como pirata y incluso el objeto paciente de los cuentos, la princesa, se muestra como una persona con más dimensiones morales que las habituales en este tipo de historia. Como anécdota, el narrador del cuento es Peter Falk y su pesadito nieto Fred Savage, actor revelación del año, que al poco siguiente se graduaría en TV con las chorrocientas temporadas de The Wonder Years.

El espectacular duelo entre el Español y el Enmascardo

Los malos no se quedan atrás, el intrigante y manipulador Príncipe se retrata como un político muy moderno, con una buena visión para sacar partido de la situación y usar convenientemente a su lacayo para las tareas más sucias. Este último secundario también tiene su momento de glória con sus estudios científicos sobre el dolor y la tortura, y su máquina horrorosa para aportar el toque sádico, un buén contrapunto a una história por lo demás bastante limpia de sangre y limpia de bajas civiles.

La princesa Buttercup y sus arranques de ira

Si bién no explota demasiado todos los recursos de la narración de fantasía, hay que destacar unos bichos nada desdeñables. Los Roedores Terribles o las Anguilas Chillonas son creaciones bastante originales para el poco papel que tienen, aunque la animación queda algo justita. Los efectos sonoros bastante acordes con la película y una excelente música, compuesta por un gran Mark Knoppfler, cierran la parte creativa y técnica con buena nota. Otros implementos como los suntuosos decorados señoriales, los bosques y pantanos, o las humildes chozas y vetustas ruinas se recrean bastante bién .

Los animalitos de esta producción siempre con el colmillo a punto.

El trepidante final es digno de ejemplo y no tiene nada que envidiar a la mayoría de tontainas finales de épica fantástica de la época (salvo Conan , Lady Halcón y pocas más). Con un delicioso toque de humor, muestras de inteligencia creativa y el combate a espada más esperado de toda la película, presenciamos con pena el final de una aventura de las de antes, y como no vamos a ver en mucho tiempo.
Pero lo más espectacular es cómo se puede pasar una hora y media disfrutando como un chaval sin apenas tiempo para darse cuenta del paso del tiempo. Un ejercicio de narrativa fluida y sin tropiezos que no aburre sino que, al contrario, nos interesa cada vez más. Las deliberadas "interrupciones" del cuento ejercen su papel de ponernos ansiosos por saber más, para ver más y conocer más a estos inolvidables personajes.

Por destilar jugo de una piedra y servirlo al espectador en copa de cristal, mis solterones señores sentencian:

@ Absurda
@@ Inofensiva
@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible

@@@@@ Catastrófica

13 comentarios:

Dr. Quatermass dijo...

Jaja "por destilar jugo de una piedra y servirlo al espectador en copa de cristal", que gran síntesis.

Mira sin ir más lejos "The Fall" bebe de aquí, y además debemos tener telepatía porque tengo el DVD de esta película en la recámara desde hace poco, básicamente es un tótem del cine ochentero con el sambenito injusto de "cine para chicas".

Saludos!

elprimerhombre dijo...

Gran entretenimiento, sí señor! La he visto varias veces pero leyendo su reseña me apetece volverla a ver. Un saludo!

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Hola Doctor,
No se puede negar que toda la película es algo clásica en sus personajes y el tema del "amor verdadero" le confiere un aire blandito, pero muy lejos del "cine para chicas" que hoy en día se llama "High School Musical" o "Crepusculo". Lo dejaría en "para todos los públicos" o sea un cuento muy bién narrado.
Elprimerhombre, entretenimiento garantizado. Muchos tendrían que aprender de hacer algo grande con una base tan simple.
Saludos!

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Q película más mítica y entretenida. Cuántas veces le habré dicho a mi mujer eso de "como desees". La tengo en dvd para ponérselalgún día a mi hija
Saludos

CARLOS SERRANO dijo...

Esta es la que sale el niño de Aquellos Maravillosos Años, no? La han echado muchas veces en la tele y nunca la he visto! Pensé siempre que era una cursilada...

Cecil B. Demente dijo...

Esta película es... INCONCEDIBLE! ;)

Rob Reiner molaba mucho, lástima que desde Algunos hombres buenos no levante la cabeza...

Fantomas dijo...

Creo haberla visto hace ya bastantes años, pero me han dado ganas de verla de nuevo leyendo tu post.

Saludos!

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Hola Crowley, si cine f
amiliar en toda regla. Del que ya no se hace.
Carlos, si es la del niño ese. Contra lo que pueda parecer, es un ejemplo de cosa bién hecha.
Cecil, inconcediblemente buena. Cuántas frases miticas nos ha regalado esta película!
Fantomás, otra pieza para disfrutar al gusto. De las que no envejece.
Saludos!

Pabela dijo...

Uy me extraña no haber tenido ni idea de este film!! habré de buscarlo entonces porque me interesó mucho que a tí y todos los que comentaron les ha gustado!! Gracias por el dato.
También admiro la frase con la que la sintetizas, me fascinó!.XD

key dijo...

Son muchos los momentos graciosos. El cura, todo lo que acontece con el milagoso Max (que leí por ahí que era Frank Oz pero no, resulta que lo interpretó Billy Cristal). Es una gozada ver la peli cada cierto tiempo, encontrarla en la tele en su horario habitual siestero cada 4 o 5 años.

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Hola Pabela, gracias por el comentario. Me alegra poder aportar alguna cosa a un círculo tan bién informado, pues es la parte más difícil de este blog.
Hola Key, bienvenido a mi cueva. Efectivamente era Billy Cristal, pero no era fácil darse cuenta. Tiene tantas escenas memorables que no se con cuál me quedaría, quizá con el esperpéntico asalto al castillo del espadachín medio paralítico ;-)
Saludos a todos!

Bienve Prieto dijo...

La película es genial pero la novela, no tiene precio: mucho mejor :) me encanta la forma de relatar de William Goldman y el recurso de utilizar a un escritor ficticio quien se supone que ha escrito la obra antes que él... en fin, un genio. Me encanta.

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Hola Bienve, gracias por tu visita.
Conocía a Goldman mas como guionista que como escritor pero tomo nota, es evidente que la narración es lo suyo.
Saludos!