El Milagro de P. Tinto

El Milagro de P. Tinto (1998)
Javier Fesser

Primer largometraje de Fesser, ópera prima y obra de culto del absurdo. Con un estilo entre los personajes de Mortadelo y Filemón, las situaciones de y las paranoias espaciales, nos regala estas dos horazas de risas y sonrisas para todos los públicos, o casi.

P. Tinto, hijo, hereda la fábrica de Obleas de Misa familiares, se casa con su amor de la infancia, Olivia la cegata, y se dispone a tener hijos. Pero nadie le explicó muy bién el tema, así que tendrán que esperar que les llegue un negrito del programa de adopciones. Mientrastanto dos aliens juerguistas se quedarán con ellos una temporadita, llenando el hueco familiar. Entonces aparece el otro. Aquél que en el cortometraje inicial se escapaba de un sanatorio mental en el extranjero porque se cree español. Ah, y el lampista. Y el negrito. Bueno, el argumento sería algo largo de explicar, es muy confuso, pero hace 30 años sucedió un evento muy relacionado con el destino de la familia P. Tinto. Mejor lo vemos ...


P. Tinto es un otro cuento, a ratos amable y a ratos trasnochado, de personajes muy muy simples en su aventura vital. Ambientada en la España de la postguerra, Fesser recoje con maestría las incongruencias de la vida campestre tradicional, las guias morales y los personajes relevantes detradicionales dictadas desde hace generaciones por la familia P.Tinto, pero con pequñas discrepancias con la realidad más mundana. La visión de un apeadero de RENFE convertido en vivienda particular o la fábrica de obleas para la Santa Sede contrasta con la aparición del vehículo espacial, los viajes en el tiempo o la peculiar forma de hacer hijos o encargarlos por correo.


Tras un pequeño introductorio, en blanco y negro y con un tétrico Pepe Viyuela en el papel de "Manikomien Direktorr", vemos la infancia de P.Tinto y de Olivia, sus periplos por la escuela nacional-católica y de sus desencuentros con su archi-enemigo, el párroco-profesor. Se establece un vínculo entre los deseos del joven P. Tinto y San Nicolás, patron de los niños (entre otros), que le seguirá toda su vida aunque los deseos no siempre llegarán en el orden debido. Luego ya en la etapa adulta, Carlos Soto (Bermúdez) toma el relevo para retratar los inicios de la família, la llegada de sus inesperados hijos, y Luis Ciges pondrá el broche final al P. Tinto ya más mayor, cerrando el último ramalazo argumental.

Porque esta película no carece de complicaciones argumentales, otra cosa es que sea sensato o absurdo. El número de lineas temáticas, personajes y cruces se dispara a límites insospechados, creándose un entretejido de desventuras a niveles humorísticos históricos. Lo que parece una simple mirada entre nostálgica y ridícula de la españa rural nacional-catolicista, empedrada en concepciones casi mágicas de la realidad, deriva en una historia más concreta sobre los anhelos de una atípica familia y sus recién llegados protagonistas. Las bromas son fáciles, hay que admitirlo, pero cuando tienes tantos absurdos detrás apuntalándolas, el resultado es más que bueno.


Se nota que hay un trabajo de artesanía en la producción, detallista y cuidada en extremo, con excelente banda sonora para ambientar la sordidez de los personajes. Los efectos visuales y sonoros están cuando se requieren, como el cierre del conjunto, el expreso de Bilbao. Todos los elementos absurdos vistos en la película se reexponen en el brillante final, donde consta que nada se ha hecho al azar o pensando en una secuencia particular, sino que forman parte de un todo más absurdo pero perfectamente coherente consigo mismo, incluido el número musical amenizado por el consabido tema "Tengo una vaca lechera". Que momento!

En resumen, para ver, disfrutar y repetir.

Mis maníacos señores no dudan en calificar:


@ Absurda
@@ Inofensiva
@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible
@@@@@ Catastrófica

19 comentarios:

Cinemagnificus dijo...

Son bromas fáciles, pero la película tiene un acabado estético que ensalza esas bromas. Y el inicio... Qué grande ese homenaje al cine ruso mudo, qué grande XD Me encanta.

Cinemagnificus dijo...

Por cierto, perdona por no firmar más a menudo, pero es que estoy arriba abajo liado porque en dos semanas me voy tres meses a Irlanda y estoy que no paro con las tonterías del viaje y el papeleo jejeje.

Esa es otra de las razones por las que a lo mejor actualizo tan rápido: quiero dejarme un plantel por lo menos apañado de pelis colgado antes de irme, porque allí voy a poder actualizar menos (aunque por lo menos dos pelis por semana lo intentaré :D).

Gracias por tus valiosos comentarios ;D

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Saludos Cinemagnificus;
Perdona por congelar tus comentarios tres dias, tuve un problema de ediciones. (A veces dejo alguna publicación programada y me lio;-) Agradecido de tu visita como siempre. Saludos a los Leprechauns, los duendes y las ollas de oro y que vaya bién!

Dr. Quatermass dijo...

Una maravilla, pese a todos sus defectos y chascarrillos esta película me parece admirable y no me canso de verla. Es un prodigio de imaginación visual e incluso narrativa y temática. Lamento algo que Fesser se haya vuelto más "normal" pero espero que vuelva algún día a este estilo. Las escenas iniciales en el manicomio son brutales, los bizarros personajes absurdamente geniales, en fin una joya.

Saludos!

CARLOS SERRANO dijo...

Esta españolada nunca la he visto ni la veré!

Cinemagnificus dijo...

Vuelvo un segundo para pedirte que le des una segunda oportunidad a Death Proof XP

Ten en cuenta que "Death Proof" no tiene sentido vista en solitario: es con "Planet Terror" y con los cuatro trailers como adquiere pleno sentido. En España, por culpa de los asquerosos de los distribuidores y de su avaricia, las hemos tenido que ver sepadas, alargadas en demasía y sin trailers. Una auténtica barrabasada que deberían pagar. Bájate "Grindhouse", la obra conjunta, y míratela seguida. La cosa cambia mucho ;D

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Doctor no se que decir, "Camino" tampoco es justamente "Normal", supongo que depende de si Fesser se overdosea con pastillas rojas o azules. Espero en ascuas lo que sea que haga.
Carlos, seguro que te tragaste su remake americano "Dude were's my car!?" ;=D
Cinemagnificus, ni hablar. Se da el caso además que sí las vi del tirón y con los trailers (Festival Sitges 2007 sesion golfa). Me pegué una siestecita tan agradable con Death Proof que solo verla otra vez se me caen los párpados. (Y con suerte, ya que por la mañana tocaba Blade Runner Final Cut y cafetito coloquio con Rutger Hauer).
Saludos!

antoñita mary dijo...

Es una "españolada", si, y a pesar de lo que conlleva, tiene su gracia. Por supuesto que es burlona, surrealista, zafia y absurda,... pero tambièn tierna, graciosa, y sabe tocar el punto nostàlgico que nos estremece.
Una pelicula histrionica e irreal, pero humana y muy tierna.
A destacar Luis Ciges con su gran vis còmica.

Dante dijo...

A mí me gustó esta pèli, que, por cierto, un montón de gente odia y repudia. Encuentro que este tipo de films, heredero de Delicatessen, tienen muchos puntos interesantes que vale la pena puntualizar y que por el acabado estético son tremendamente originales.

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Hola Antoñita, es indudable la sátira a la españolada típica, apelar a esa complicidad es ir a tiro fijo. (Vamos en ningún otro país haría gracia el repartidor de butano, pero aquí es tronchante.)

Dante, pásame la lista de disidentes que me los oblitero a todos. Y no te digo que no, Fesser se debe haber tragado más de J.Pierre Jeunet que de Garci, y más Mortadelo y Filemón que spiderman.
Saludos!

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Una genial absurdez. Un buen chisye hecho película. Tiene todo el aspecto visual y el splastick del tebeo español de Bruguera.
Saludos

Julio_Alberto dijo...

Una película mavarillosa, una verdadera delicia.
Cada vez que la revisito me gusta aún más.

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Crowley, felicidades. Acabas de acuñar el palabro "Bruguerismo" para hablar de la primera etapa de Fesser. !Sólo 4 entradas en Google!. Si este blog fuera más importante te daba un premio "Cuernos de oro" o "Rabo de plata" o algo así.
JulioAlberto, ideal para revisitar después de vacaciones. Por cierto estoy fusilando una de tus entradas para publicar pronto en una semana, espero que te guste.
Saludos!

Julio_Alberto dijo...

Fusile, fusile...jeje.

Kinezoe dijo...

Una de las mejores y más originales comedias que se hayan hecho en los últimos tiempos. Parece que Fesser echó el resto con este trabajo, por lo menos, en lo que a comedia se refiere (espero equivocarme).

Saludos.

Mr. Lombreeze dijo...

Maravillosa, lo mejor de Fesser. A mayor gloria de Luis Ciges, alma y protagonista absoluto de la cinta en una peli que parece una prolongación del corto "Aquel ritmillo"

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Kinzoe, bienvenido a mi cueva. Necesitamos otra peli como estas pero ya. De mientras voy a hacerte una visita, ¿he visto a Ricky Nelson y a Mozart por ahí?
Mr. Lombreeze, lo mejor hasta ahora espero. Ciges fue un portento con mas horas de vuelo que una cigueña de Iberia, como él ya no los hacen. Suerte que Fesser le encontró este papelazo. "Aquel Ritmillo" fue toda una declaración de intenciones.
Saludos!

Fantomas dijo...

No la conocía, pero por la reseña y por los comentarios que he leído parece que vale la pena echarle una mirada.

Saludos.

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Hola Fantomás,
Imprescindible. Si le llego a poner la máxima nota nadie se habría quejado mucho. Sólo comentar que quizá tiene alguna referencia demasiado española, el nacional-catolicismo franquista y la tronchante canción "Tengo una vaca lechera" que no se si es muy conocida en Chile.
Saludos!