¿Quién puede matar a un niño?

¿Quién puede matar a un niño? (1976)
Narciso Ibáñez Serrador


"Chicho" tuvo una interesante producción en el fantástico televisivo como escritor y director en los 60-70 como previo a su consagración como gurú de la TVE de entonces. Pero dos de sus obras merecieron el esfuerzo de llevarse a la gran pantalla, "La Residencia" (1969) y la que nos ocupa hoy. Película que además de su gran interés cinematografico e histórico tiene la peculiaridad de haber sido rodada (en parte) ante la casa donde nació Lucifer, el que suscribe.


Tom y Evelyn visitan España como guiris típicos y para recordar las vacaciones de su infancia. Buscando la paz y la tranquilidad se traslada a una isla pintoresca a varias horas de la costa. Pero el pueblo parece desierto, salvo por la inquietante presencia de muchos, muchos niños, que juegan totalmente ajenos a la situación. Nuestros protagonistas tardarán en asimilar la terrible realidad de lo acontecido en esta isla.

Como ejercicio de originalidad merece todo mi respeto, un argumento más que creativo, un desarrollo algo lento pero de creciente inquietud, y un final largo y tenebroso, muy sobrecogedor, con escenas memorablemente bizarras del terror más absoluto. El paso del tiempo ratifica esta película, que no decepciona, si bien adolece de cierta inexperiencia en el "show business" y con detalles algo caseros típicos de una producción baratilla.

La película empieza con introducción a modo de documental, en el que vemos los terribles estragos que las guerras, el hambre y la estupidez causan a la parte mas débil de la sociedad, los niños. Este preámbulo, censuado en varios paises, pretende ubicar al espectador en una prespectiva insólita: si los niños pudieran opinar probablemente nos mandarían a todos al carajo sin pensarlo, ellos no podrían hacerlo peor. Borrón y cuenta nueva. Aún así, me parece que es orientar a la audiencia en exceso. Estos detalles se habrían podido introducir en el film de forma gradual, así de golpe consume tiempo y no aporta dramatismo justamente por ser de caracter documental. Pero bravo por Chicho, a esto se le llama poner toda la carne en el asador.

Tras la introducción, los primeros derroteros que toma la película no me parecen buenos, se toma demasiado tiempo en presentar a los personajes, sus dudas existenciales sobre la sociedad, y en justificar la excursión a la isla que desarrollará los acontecimientos en su totalidad. La aparición de unos cadáveres prematuros anima algo estos minutos, pero hay muchos planos claramente innecesarios y mucha conversación anodina y repetitiva. Entre esos planos, un cameo del propio Chicho, por poner un ejemplo de escena innecesaria, que seguramente estaría revisando a Hitch para la siguente fase de la película.

Por 25 pesetas: ¿Quién es el de la barba?

Afortunadamente la cosa cambia totalmente con la llegada de los turistas a la isla: la quietud de un pueblo silencioso, sin mas ruidos que los juegos infantiles, consigue llegar al desasosiego total a medida que se aprecian los primeros signos de que algo anda terriblemente mal. Con un estilo que recuerda a "Los Pajaros" del maestro Hitch, vemos las infructuosas evoluciones de los personajes para hallar almenos un elemento tranquilizador o de normalidad, racionalizando aquello que no lo es para poder ignorarlo. Es una parte bién lograda, teniendo de su lado además la blancura de un pequeño pueblo, de casas destartaladas y con la complicidad de un caluroso agosto. El silencio, la impoluta blancura y la soledad de nuestros protagonistas consiguen en cuatro planos mucho más que todo lo visto hasta el momento. Agobiante y opresiva, nos sumerge en un laberinto de callejuelas misteriosas y edificios vacíos. ¿Hay algo más escalofriante que un carrito de helados abandonado, derritiéndose al sol?

Plano @@@@ en la escala Lucifer.

Finalmente, en un último tramo trepidante llegamos a las sorpresas. Acción, dramatismo , circunstancias totalmente imprevistas y armas de fuego para acabar de descolocar al espectador más versado en cuentos de terror. Incluso el final es sorprendentemente lógico, dado lo visto, y perfectamente coherente con la historia. Alguno de los planos fueron posteriormente copiados para la versión cinematográfica de "Los niños del maiz" de Stephen King, hay planos exactamente iguales, de la misma forma que Chicho aprovecha para colar algun homenaje a "Los Pájaros". La diferencia entre un homenaje y una copia es muy sutil, pero digamos que adaptar a tu película una idea metafórica es un préstamo, si la escena es muy conocida es un homenaje y si te limitas a calcar un recurso argumental pues es un plagio descarado. Creo que lo de Ibañez es un homenaje y lo de "Los niños del maiz" un puro robo.

"Los pájaros" Ejemplo de metáfora prestada

Las únicas pegas son la ya mencionado comienzo, algo flojo, y que la banda sonora de Waldo de los Rios no me acaba de gustar. No es un tema fundamental, de hecho parte de la gracia es el silencio predominante en muchas ocasiones, pero el resto de la banda sonora no tiene mucha historia. Las actuaciones son normalitas, incluidos los papeles infantiles, con algún punto bueno de la protagonista femenina. Las escenas de lucha son algo apresuradas, con evidente corte de cámara y cambios de plano a diestro y siniestro, y efectos de maquillaje muy decentes para las partes más truculentas. Un clásico para disfrutar ¿en familia?

Por ello, mis veraniegos señores del mal, opinan:


@ Absurda
@@ Inofensiva
@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible
@@@@@ Catastrófica



Para más datos pueden leer la excelente entrada de Julio Alberto en su blog libre de finales contados.

13 comentarios:

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Tu y yo nos hemos puesto de acuerdo para hablar de niñ@s cabroncetes, ¿eh?. Una película asombrosa y mravillosa. De lo mejor del cine de terror hispano sin duda alguna.
Saludos

CARLOS SERRANO dijo...

A mi me pareció un bodrio total. Es más, me parece una simple variación de Los Pájaros de Hitchcock.

Mr. Lombreeze dijo...

A mí me encanta esta película. Conseguir que un idilíco pueblecito de blancas casas encaladas bajo el sol se convierta en un lugar peligroso y agobiante tiene mucho mérito.
Por cierto, dicen que el remake está en camino...
http://www.abandomoviez.net/db/pelicula.php?film=6273

Julio_Alberto dijo...

Obra maestra del cine del terror que si en vez de llamarse Chicho Ibáñez fuera de Poski Kanlenko o cualquier otro director polaco o Indú, llevaría toda la vida en boca de todo el mundo.

Un par de apuntes:

Es requerimiento obligado verla en V.O., en la cual los protagonistas hablan en inglés, y no se enteran de nada de lo que dicen los españoles.

Y tambien creo que el inicio tan "relajado", ademas de ser normal en un tipo de cine de hace treinta años, logra que la parte final seá aún mejor.

PD: Lucifer, ¿que eres, del pueblo del inicio de la película?.
Creo recordar que era en la costa andaluza, ¿no?.

elprimerhombre dijo...

Estoy muy de acuerdo con Julio_Alberto de que hay que verla en V.O. ya que doblada varían algunos de sus diálogos. Y a mí también me gustó pero coincido contigo en algunas cosas que se tendrían que haber obviado, como lo de las guerras. Parece que se nos quiere dejar demasiado claro el mensaje del mal del hombre. Lo mejor es el ambiente terrorífico del pueblo, con el silencio y la presencia de los críos. Un saludo!

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Hola Crowley, habría que votar cual es el más cabroncete, pero los míos ganan por número :-D
Carlos, desde luego hay un estilo homenajeador flotando en el ambiente, pero creo que el concepto este es mucho más terrorífico y commovedor. A mí me gusto más.
Mr Lombreeze, si eso he oido. Me extrañaría que mejorasen algo.
Julio Alberto, si que es cierto que apenas tuvo repercusión internacional (ni nacional si me apuras) pero para eso estamos los bloggers, para difundir la palabra de Chicho.
Cinemagnificus y Julio, respeto la opinión de verla en VO, yo la he visto en ambas y claramente mejor la VO. Pero hay partes del cerebro que deberían estar apagadas en el cine, como la de leer subtítulos o tener que traducir al vuelo. Si no domino un idioma a nivel nativo prefiero el doblaje. Y los subtítulos pues sólo para pelis no dobladas. O sea dedicar el cerebro 100% a la immersión audiovisual y apagar el resto junto con el movil, que solo hacen que estorbar. Es por esto que amo el cine.

PD: pues no era la costa andaluza, es de cierto pueblo cuyo festival internacional de cine empieza el jueves.

Saludos!

Dr. Quatermass dijo...

Cierto que la pelicula adolece de los defectos que mencionas (y otros) pero me parece un clasico como la copa de un pino a reivindicar. Ese pueblo desolado y como van descubriendo lo que se cuece es genial, por no hablar del final y de escenas bastante brutales.

Me encanta este repaso a las maravillas del fantastico patrio, ahora si que esta el caldo de cultivo preparado para tu fantastico articulo de "Accion mutante"....

videodromo dijo...

Esta es una de las joyas de nuestro cine, tiene sus problemillas de ritmo, pero como dice Quatermass todo un clásico a reivindicar, y assí me gusta mi estimado becario Lucifer Gradioso el momentako del final de los niños. Por cierto y ¿qué es eso de que el film está rodado en su casa? Aclarenos y cuentenos más chascarrillos. Cómo mola. Sabe ghace como 10 años se estreno una copia restaurada del film en salas comerciales y funcionó muy bien. En cuanto a lo de Waldo de los Ríos, era el crack musical del momento, y cuando era pequeño tocaba con su piano y orquesta, porque tenía una orquesta, vagos recuerdos pero los tengo, temas de la película y alguna reversión de Bethoven. Algo que se perdió usted, para bien suyo, ya que me dejó tarado pra siempre.

Lucifer, Becario del Mal dijo...

En efecto, doctor Quatermass, un clásico a revindicar y que por la presente revindico. Considere la lista de defectillos que menciono como una auto-justificación para no otorgarle la máxima calificación, mayormente por la música, lo demás es impecable. Para "acción mutante" calculo que queda una quincena larga, después del festival seguramente. Por cierto ya sabe que tendremos aqui la premiere nacional de LA ULTIMA PELICULA DE TERRY GILLIAM (y la de Heath Ledger de paso)

Videodromo, no en mi casa por cierto, pero si en el barrio y algunas escenas incluso enfrente de la casa de mis padres donde yo vendría al mundo un año y pico después. Hablo de la escena primera, cuando los turistas se encuentran una fiesta popular con petardos y fuegos artificiales. Por el tipo de fiesta y el año de rodaje deduzco que fue rodada por la festividad de Santa Tecla, los días 22, 23 y 24 de Septiembre de 1975 en la localidad costera de Sitges. Y esta entrada del blog fue publicada con mi portatil el 24 de septiembre de 2009 justo ahí por la tradicional fiesta, justo 34 años después. Pero la anécdota de verdad es que creo que la película no tuvo aquí mucho éxito, casi al contrario (para la visión de un pueblo turístico, que vengan a rodar cine y no saquen los monumentos característicos es como algo antinatural, imagínese).
Saludos!

Mr. Lombreeze dijo...

Ah, por cierto, y Chicho se adelantó casi 20 años a David Fincher y su Alien 3 en eso de "llevar el bicho dentro".

Otra cosa, yo había leído que esta película tuvo una repercusión internacional notable. Y yo creo que no es una película tan olvidada o desconocida como mencionais.

Waldo de los Rios fue efectivamente un niño prodigio, pero mejor arreglista que músico.

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Mr Lombreeze, no tengo ni idea de la repercusión global real pero me da en la nariz que no es de las que dan en los periodicos dominicales en otros paises. Claro que todos los bloggers la conocemos pero eso es porque somos algo frikis. Tampoco puedo opinar de Waldo, juro que es la primera vez que oia ese nombre.
Saludos!

Dr. Quatermass dijo...

Lucifer, espero que tu proximidad a tan magno evento nos traiga puntuales noticias de lo que se cuezca por alli.

The Imaginarium of Dr. Parnassus no sabes las ganas que le tengo, pero me pilla un poco lejos, ademas que mi status de blogger aun no me da para pillarme un pase de prensa.

Saludetes.

Cinemagnificus dijo...

¡Qué mal lo pasé con esta peli, joder! Pero qué puta obra maestra que es.