El Último Hombre en la Tierra

The Last Man on Earth (1964)
Ubaldo Ragona, Sidney Salkow

Adaptación de un cuento de terror de R. Matheson al servicio de un Vincent Price en su mejor época, pero dirigido por desconocidos autores de Espagueti-westerns ya que la Hammer no veia claro el proyecto (si, he dicho que "La Hammer" lo desechó por "estrafalario". Creo que con eso se dice casi todo). Bueno, eso y sus dos remakes llamados El Hombre Omega y Soy Leyenda.

Después de una pandemia inexplicable Robert Morgan es el último hombre vivo sobre la tierra. Pero no está solo, le acompañan millares de zombvampiros que ansían darle un bocado. Pasa las noches refugiado en su casa, sólo a salvo por la luz eléctrica que puede generar. Pasa los días recorriendo casa por casa toda NY para aniquilar, uno por uno si es necesario, a todos los bichos malos.

Cuando una película goza de la presencia de Vincent Price no es para tomárselo a broma. Aunque el argumento parezca algo grotesco, el VP en su mejor momento nos regala las mismas caras de tremendo sufrimiento y horror por las que será siempre recordado. En esta película lo vemos casi siempre solo, melancólico en una tierra muerta, recordando comidas campestres ante su cinematógrafo mientras el resto de la sociedad se devora a si misma. Le vemos reir con escenas de La Mula Francis y llorar de infelicidad y locura al mismo tiempo. Quizá no sea su mejor papel pero estaría cerca y no se puede negar que lleva el 100% del peso de la película.

El silencio radiofónico


El argumento ya he comentado que es algo estrafalario, sobretodo por la presencia de los zombvampiros. Una extraña plaga ha convertido a la humanidad en criaturas sedientas de sangre y carne humana, de andares torpes y lentas de reflejos y de movimientos como los zombies de toda la vida. Y como los vampiros de siempre, detestan el ajo, temen ver su reflejo en un espejo y no osan acercarse a la luz. Y, como no, la estaca y el martillo les sientan de primera. Algunas recreaciones son algo bochornosas pero supongo que el presupuesto apenas llegaba para el maquillaje.

El desarrollo es algo confuso. Muy intrigante en sus inicios, pero abusa de los flashbacks demasiado largos en lugar de intercalarlos a cachos como seguramente se hubiera hecho hoy. La trama carece de un propósito claro, pues a los dos minutos de película ya queda claro que ni final feliz ni nada, que solo puede acabar con el protagonista muerto o vampirizado para poner fin a la supremacia del homo sapiens sapiensis. Pero más o menos la inquietud y el sufrimiento de Morgan nos llevan de la mano para ver el final desde la primera fila, manteniendo siempre la atmósfera desoladora y agobiante, el terror más sugerente y la esperanza de un rayo de luz que se desvanece en el horizonte.


No hay que dejarse las puertas abiertas

En las escenas del pasado contemplamos los inicios del contagio y los estériles debates científicos para salvar a la especie, y revivimos el dolor de la pérdida de sus más allegados familiares. Estas escenas se alargan bastante y son a veces algo aburridas ya que queremos ver más zombampiros y al prota haciendo algo más que llorar y sufrir, pero nos tenemos que esperar bastante para ver algo de acción que no sea fintar a bichos caracoleantes. Y si, al final llegan las sorpresas, pero para mal.

Desgraciadamente el final hunde bastante el film por apresurado, ilógico, inconsecuente y traido por los pelos. Resulta que después de todo hay una pequeña trama y que pasan más cosas de las que parecen, culminando en un giro inesperado que deberia aportar toda la carga filosófica de la película. Y aquí es donde se pierde la ocasión de convertir esta película en un mito clásico, por chapuceros y apresurados. Se entrevee la idea fundamental pero a duras penas. Algunos momentos parecen estar preparando el terreno, recordando que la extinción de una forma de vida no es mas que el principio de otra y la natural evolución de la especie. Esto daría lugar a poderosos argumentos pero se queda todo en una gran carnicería final.

Por su inquietante atmosfera y el gran VP mis noctámbulos señores dictaminan:

@ Absurda
@@ Inofensiva
@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible
@@@@@ Catastrófica




Como detalle, esta película fue plagiada bajo el nombre de "El Hombre Omega" con Charlton Heston enfrentándose a zombies algo más currados y más inteligentes. Es más vistosa y emocionante, con buenas escenas de lucha callejera y peripecias interesantes, pero carece de ese maravilloso elemento terrorífico que es el bigotito de Vincent Price. Y que decir de Soy Leyenda (2008). Pues nada demasiado bueno. Pero si de caso ya la descuartizo otro día.

9 comentarios:

Dr. Quatermass dijo...

Tengo el DVD por casa, desde luego me atrae bastante porque soy fan de Prve y su eterna cara de sufrimiento como dices tu.

No he visto la de Heston, pero no pierdas el tiempo con Soy Leyenda, vaya pelicula mas horrible, hecha con desgana infinita.

CARLOS SERRANO dijo...

La tengo pero aun no meha dado por verla! Si no recuerdo mal estaba implicado en ella elpadre de Charles Band, no?

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Doctor, Price está que se sale, lástima que sea el único.
Carlos, ni idea. Es una producción italiana de espageti-zombies sin nombres conocidos, para mi claro.
Saludos!

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

De lo mejorcito de Price. De las versiones de la novela de Matheson me quedo con la de Heston sin duda alguna.
Saludos

Fantomas dijo...

De las tres versiones de la novela de Matheson para mi esta es la mejor, aunque se que la gran mayoría prefiere de la Heston, la cual también es una gran película.

Saludos.

CARLOS SERRANO dijo...

Creo que si, la familia de Charles Band vivio en Italia una larga temporada y el padre Albert trabajó en montones de pelis italianas de bajo presupuesto (peplums y demás). Lo que no sé es en concreto que hizo en esta peli.

Rick dijo...

Hola, he estado echándole un vistazo a tu blog y me ha gustado bastante así que quería proponerte un intercambio de enlaces. Yo también tengo un blog de cine, llamado Hotel Overlook. Lo puedes ver entrando en mi perfil. Si te parece bien la propuesta coméntamelo en el blog.

Un saludo.

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Crowley, desde luego en el Hombre Omega le supieron sacar jugo al planteamiento, aun mandando a la porra toda complicación argumental. Para mi, la misma nota.
Fantomás, lo dicho, es cuestión de gustos. Esta respeta la fidelidad argumental pero no funciona tan bien de cara al espectador.
Carlos, pues no digo que no, pero en la ficha de la peli solo salen italianos. Haría de 'uncredited zombie' o algo así.
Hola Rick, bienvenido a mi cueva. Dalo por hecho.
Saludos!

LUIS ANTONIO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.