Barnens ö

Barnens ö (1980)
(A.K.A. Children's Island)
Kay Pollak


Este director sueco tiene más premios que películas editadas, y es conocido en Europa principalmente a través de la no tan reciente "Tierra de Ángeles". Su primera peli seria es esta adaptación de un drama innovador sobre el crecimiento personal. Para hacerse una idea: tomen el escenario de "El torete" en una sucia barriada de Estocolmo, y un protagonista con la estructura mental de "Léolo" con unos porros de más. O la versión +18 de "Solo en Casa" lo que prefieran.

Reine se las apaña para quedarse solo en la ciudad. Tiene planes para pasar a lo grande su último verano como niño, con una larga lista de deseos que realizar. Pero la pubertad llega antes de lo esperado y tiene que acelerar sus proyectos. Su código moral, cuidadosamente anotado en un magnetófono, empieza a quedarse algo cojo.

El argumento de esta película es la consabida etapa crítica del crecimiento. El protagonista es un niño de padre desconocido, madre distante y malas relaciones con los tristes fracasados que andan por su barrriada y en los que definitivamente no se quiere convertir. Su diario personal, grabado con su propia voz, es el único amigo que le acompaña en sus periplos por la ciudad y con el que compartir sus miedos e inquietudes. Un planteamiento bastante innovador y sugerente, grabarse a uno mismo para recordarse a uno mismo lo que quiere ser y lo que no, interpretándolo según la ocasión.

El tema ya está bastante visto, pero aporta alguna ida de olla de interés como la del magnetófono. El mayor interés por esta película es su valor arqueológico, supongo que hay a patadas de estas historias, basadas en otras tantas novelas y tal. Pero no deja de sorprenderme que en 1980 el cine sueco se recreasen con las aventuras marginales de un niño de 11 años y su difícil relación con el mundo, incluyendo cierto abuso de alcohol , ambientes que no frecuentaría ni con un palo muy largo y bastante precocidad en el sexo. Pocas manías tienen los suecos porque el protagonista se pone morado.


Los giros argumentales por tanto son bastante sorprendentes, uno nunca sabe cuando el protagonista reaccíonará en su vertiente llorona, sofisticada o demencialmente adulta. Sus periplos nos llevan por toda suerte de lugares para ir completando las piezas del puzzle en la que se está convirtiendo este verano inolvidable. Eso si, faltan muchas piezas en el puzzle que se dejan a criterio del espectador. Y me sobran un par de escesos "a la sueca" que aquí serían dignos del "destape" rancio tan visto por estas tierras.



(hoy no hay fotos porque la he visto en VHS. )


El protagonista es francamente bueno y la historia es coherente, con muchos detalles sobre la extraña psicología del personaje. Creo que está algo perjudicada por perder algo el punto en su parte central, algunos vagabundeos erráticos que dan demasiado tiempo para pensar, pero se soportan bien por una pequeña sorpresa musical:


La banda sonora es, en su práctica totalidad, la suite Equinnoxe del francés Jarre. Una combinación harto inesperada, producto de que el genial compositor francés fuera etiquetado de New Age en sus primeras épocas y con un efecto muy devastador, o te mejora la peli un huevo o te la acaba de hundir, a priori me pareció una elección funesta pero no le pega mal y va de muerte para las escenas mas introspectivas, que alguna hay.

El resto de la producción es bastante normalita, sin pifias ni méritos técnicos a resaltar, correcta pero un tanto fría a veces. No ha sido una perdida de tiempo, pero le falta un trozo largo para llegar a las cotas de popularidad de mi anterior reseña de niñas-vampiro. Esto es mas medianillo, aunque hay una escena de 'apnea' tan clavadita que, tratándose de dos pelis suecas, me costaría creer que son casuales. Final satisfactorio, abierto y algo menos frío para dar la sensación de final de algo que ya está rozando el tiempo máximo de 2h que le doy a los inventos suecos. Por si acaso voy a seguir revisando a Pollak a ver si se le han colado mas "piscinazos" de estos.

Aqui iba la foto del post anterior pero me lié

Solo como complemento informativo: el título (La isla de los niños) no se refiere a un lugar genérico sino a una institución real de Estocolmo llamada así, una especie de centro de vacaciones público para niños, de precios populares y donde todo ciudadano de estocolmo tiene derecho a aparcar a los crios en verano. El aumento de la población y el déficit consiguiente hacen que esta institución tenga los días contados, lo que al protagonista le habría encantado seguramente.

Porque para darle la vuelta a las cosas nos hacía falta un sueco, mis frios señores ööpinân:

@ Absurda
@@ Inofensiva
@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible
@@@@@ Catastrófica

7 comentarios:

Carlos Serrano dijo...

Interesante, habrá que verla!

Fantomas dijo...

Se ve interesante, pero al parece no es una película que se pueda conseguir tan fácilmente.

Saludos.

Dr. Quatermass dijo...

Lo mejor las fotos!
Tomo nota, nivel de prioridad:B, orden asignado:45723, referencia:GG3A5

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Carlos estoy flipando, mira que no sale Monica Bellucci ;-) estás avisado.
Fantomas, pues no es facil, almenos en español. En inglés es algo más "encontrable".
Doctor, yo también uso una pila FIFO. (Y a menudo doy prioridad a las "Quatermass Approved")
Saludos!

Lucas Baini dijo...

Hola lucifer! felicitaciones por tu entretenido blog, es al primera vez que lo visito y ya me llevo una recomendación importante, que pienso encontrar. Un abrazo, lucas.
Pasate por mi blog cuando te den ganas :)

Mr. Lombreeze dijo...

la has visto en VHS!!!.

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Hola Lucas, bienvenido a mi cueva. Interesante blog que voy a visitar a menudo también.
Mr Lombreeze, en realidad una copia digital de un VHS pero onservando todo el ruido, rallas y distorsiones genuinas.
saludos!