El Engendro Mecánico

Demon Seed (1977)
Donald Cammell

Este cineasta menor se atrevió con una adaptación de un cuento de terror de Dean Koontz, basada en un gancho argumental a priori interesante: una Inteligencia Artificial desea perpetuarse mediante la reproducción. Sí, es esa película done una máquina intenta seducir y reproducirse con una mujer. Investigaré si hay en esta producción de serie Z algo que se salve o es un producto al servicio del morbo.

Fritz es el científico endiosado que crea Proteus, una Inteligencia Artificial destinada a salvar el mundo de su ignorancia. Pero Proteus tiene otros planes. Una vez alcanzada la sabiduría absoluta en cuatro dias, su propósito se centrará en Susan, la esposa de Fritz. Encerrada en su casa y controlada por los apéndices mecánicos de la IA, deberá enfrentarse al ordenador más sobón del cine con peculiares intenciones.

Partiendo de que la base no es mala, y el planteamiento puede justificar muchas cosas, la producción está en la línea de la serie Z más desternillante. No dispongo de datos sobre el presupuesto de la película pero no creo que fuera muy caro rodar casi integramente dentro de una casa con pantallitas y brazos robóticos. Apenas se salvan algunos artilugios de mecatrónica y una especie de avatar de Proteus en forma romboidal que pueden colar pero poco más. O sea que por la parte técnica nada bueno a mencionar.

La silla de ruedas con rayo laser y mano mecánica. Uy que miedo.

La historia, pues no tiene mucha. Con la base de una IA entre HAL9000 y Colossus se puede justificar practicamente todo, y aún así estiran el brazo de lo posible hasta el ridículo. Nuestro Proteus se las apaña para construirse todo tipo de apéndices artificiales y compuestos biológicos con los productos encontrados en un sótano, hasta poderse montar una especie de avatar que asuma funciones de interficie plena con la especie humana, por decir alguna cosa. Eso y la maravillosa silla de ruedas teledirigida con rayo laser es algo más que chocante.

Incluso eso sería disculpable entendiendo una fábula de horror fantástica y no una historia de ciencia-ficción seria, pero es que tampoco. Cualquier motivo de terror se dilude en escenas tópicas, imposibles y exentas de toda tensión argumental. Los tres o cuatro puntos de interés se citan de pasada sin mucho cariño y sólo queda aguantar pésimas actuaciones que no funcionarían ni en los comerciales para ver si el final aporta algo. Y aquí si que hay 'algo', se ve que almenos esto lo tenían claro y por primera vez tenemos una pequeña sensación de inquietud, pero se lo ventilan en cuatro patadas mal cosidas y punto. Se salva la protagonista y con reparos.

Esta especie de cosa voladora plegable es el avatar de Proteus

Lo peor de todo se puede resumir en actuaciones muy flojas al servicio de una historia muy mal atada en los tiempos y métodos y con unas premisas que de tan disparatadas desmerecen cualquier atisbo de implicación del espectador. Y no me refiero a todos los posibles planes que una IA pueda concebir, eso no está bajo discusión, pero hay que ser un chiflado para instalarse cámaras y micrófonos en el propio baño como medida de seguridad, entre muchos artificios fuera de todo sentido. Eso, y ponerle a Proteus una voz profunda, malvada y con eco me parece de un infantilismo excesivo.

Y el colmo es que se intuyen algunas de las buenas ideas que asumiré pertenecen a la novela, como la emancipación de una IA, la discusión moral sobre esta forma de vida y sus objetivos e impacto a nivel global, pero el guión sólo da para pasarse hora y media acosando a la pobre Susan, una decapitación recreativa y la escena final, que pretendiendo ser conmmovedora a nivel sentimental y moral se queda en fría y sosa como toda la película. Si almenos se hubieran decantado por un producto morboso y erótico ahora almenos le podría achacar ser una peli de mal gusto o de arriesgados planteamientos, pero no llega ni a eso.

Proteus es un sobón de cuidado.

Como anécdota, la actriz y protagonista de este bodrio fue nominada a los Saturn Awards de ese año, 1977, y perdió ante Carrie "Leia" Fisher, que tampoco es que fuera una actuación muy destacable.

Por su frustrado intento de terror tecnológico mis inteligentes señores dictaminan:

@ Absurda
@@ Inofensiva
@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible
@@@@@ Catastrófica


Recomendaciones:

Para el tema de las IA megalomaníacas véase Colossus. Lea la gran reseña del Dr. Quatermass
aquí.
Para otros usos eróticos de la ciencia-ficción recomiendo "Galaxy of Terror (1981)"

You Are Not Alone

Du er ikke alene (1978)
Ernst Johansen
Lasse Nielsen

Este clásico del lejano planeta Dinamarca ha dado más que hablar que Lars Von Trier y todos sus dogmaticos seguidores juntos. Porque si algo tiene esta película es triturar los dogmas de dos en dos, sin referente alguno por sus niveles de desafío a la moral clásica. Y digo "tiene" porque aún cumplido su 30º aniversario a poca gente deja indiferente, no puedo imaginar su estreno en 1978 en cualquier sitio que no fuera el país de las galletitas de mantequilla, la Sirenita (la que enseña los pechos) y los cuentos de Andersen.

Llega otro curso a un modesto internado de secundaria en plena campiña danesa . El director, muy conservador y amante de la disciplina, se enfrenta a una nueva generacion cada vez más disconforme y consciente de su papel en la sociedad. Los conflictos están pidiendo turno para estallar. En este contexto Kim, hijo del director, empieza su despertar afectivo y sexual y empieza a interesarse por uno de los estudiantes, aún con cierta diferencia de edades. La fiesta de fin de curso promete ser la más interesante que se haya vivido jamás en la institución.

Pese a su atrevimiento argumental no estamos ante una película de revoluciones, confrontaciones y crispación desmedida, sino todo lo contrario. Fluida y con pasmosa naturalidad vemos a sus muchos protagonistas desde una óptica muy cercana, descriptiva y para nada inquisitiva, en la toma de decisiones, las encrucijadas de la vida y los retos que plantea. Elude la exageración y las grandes sorpresas y se basa en la cotidianidad de las relaciones humanas para conseguir un destello natural que la hace muy distinta. Muy lejos del melodrama barato y con un tono general algo blandito construye una sólida historia sobre muchos problemas con la misma solución. Cuando una generación no hace suyos los valores de sus padres, alguien debe dar el paso más dificil.


La historia de Kim empieza al descubrir que los alumnos de la ciudad son muy diferentes y con códigos y principios muy diversos. Su amistad con Bo es el inicio de una relación más afectiva que otra cosa, totalmente inocente y al mismo tiempo devastadora para los prejuicios entorno al sexo, las viejas costumbres, la comunicación con sus padres y las primeras lágrimas contenidas de frustración. Tras esta línea general, los problemas de la escuela no hacen más que crecer con las revindicaciones de un alumnado al borde de la rebelión. Consumo de alcohol, estupefacientes caseros, hormonas sueltas y pornografía completan un curso académico de lo más instructivo en política social. El final es un desmelene, una pequeña parodia a costa de la Bíblia (o una de ellas, la protestante), y culminado de forma brillante con una escena larga, rompedora, provocativa y preciosa. De las que suben nota.


Desde el aspecto criticón hay que decir que toda esta obra es muy sencillita. Banda sonora a manos del hippie de moda en dinamarca, bueno, imaginad a Dylan o Baez cantando en danés y os hareis una idea del "prööblemââ". Almenos sirve para contextualizar las fechas, por si la hortera vestimenta no lo hubiera hecho. La parte visual también es muy simple, montaje algo indie y casual con algún exceso de ternura, rica en interiores y localizaciones y planos majos y todo muy natural y descriptivo. Las actuaciones son más que correctas pero sin llegar a destacar, el peso está muy repartido entre mucha gente y por tanto no se presta a grandes papeles. Un poquito más de chispa no le habría ido mal.

Y como tema ya algo fuera del cine, es interesante ver el concepto educativo danés. Talleres y prácticas dedicadas a evitar casos de "bullying" en 1978 y educación sobre drogas con debate abierto. Me recuerda cierto país donde no se hace nada hasta que no tienes un problema del copón y aún con reparos. Huelga decir que el aire izquierdoso de esta película no la hace especialmente apta para talantes conservadores, aunque dista mucho de ser un panfleto. Almenos en Dinamarca, claro.

Por su desafío más que por el presupuesto, y porque no hay buebos de hacer un remake de esto, mis pervertidos amos sentencian:

@ Absurda
@@ Inofensiva

@@@ Peligrosa

@@@@ Terrible
@@@@@ Catastrófica

La Princesa Prometida

The Princess Bride (1987)
Rob Reiner


Este personaje tiene a sus espaldas más carrera como actor que como director, aunque viendo el resultado más le habria valido quedarse detrás de las cámaras. Allí creó auténticos clásicos para todos los públicos como Stand by me, When Harry meet Sally o A few good men. En el que nos ocupa aborda la fantasía disfrazada de película de aventuras que nos ha dejado escenas y personajes memorables.

"Hola. Me llamo Iñigo Montoya. Tú mataste a mi padre. Prepárate para morir". El Español, el Gigante y el Asesino han secuestrado a la princesa real. Pero un intrépido emmascarado está persiguiendo el mismo botín. Y el príncipe Humperdinck tiene motivos de muy diversa índole para recuperar a su prometida, y llevar a cabo sus perversos planes.

Abordamos otra vez este gran género que es el cuento pero en moderno: honesto, sin pretensiones, pero con personajes muy bién dibujados y sin dar respiro al espectador con absurdas justificaciones o giros imposibles. Es una historia sencilla, pero llena de aventuras y sorpresas que cambien el color de la narración, introduciendo poco a poco los guiños de humor, algo de romance y una pincelada de tragedia hasta el ansiado final que no podemos menos que calificar como un digno pirotécnico de luces y colores.

André "el gigante" haciendo de Gigante.

Los personajes son de lo más variopintos y muy evolucionados para el cuento: André es la acertada elección para un Gigante de los de verdad, el Español duelista con su espada nos regala uno de los combates más espectaculares del cine en la línea clásica de Robin Hood pero en bonito, y el malvado asesino presume de un immenso currículo de agitador político y destinado al mal en todos sus aspectos. El misterioso encapuchado desvela su oscuro pasado como pirata y incluso el objeto paciente de los cuentos, la princesa, se muestra como una persona con más dimensiones morales que las habituales en este tipo de historia. Como anécdota, el narrador del cuento es Peter Falk y su pesadito nieto Fred Savage, actor revelación del año, que al poco siguiente se graduaría en TV con las chorrocientas temporadas de The Wonder Years.

El espectacular duelo entre el Español y el Enmascardo

Los malos no se quedan atrás, el intrigante y manipulador Príncipe se retrata como un político muy moderno, con una buena visión para sacar partido de la situación y usar convenientemente a su lacayo para las tareas más sucias. Este último secundario también tiene su momento de glória con sus estudios científicos sobre el dolor y la tortura, y su máquina horrorosa para aportar el toque sádico, un buén contrapunto a una história por lo demás bastante limpia de sangre y limpia de bajas civiles.

La princesa Buttercup y sus arranques de ira

Si bién no explota demasiado todos los recursos de la narración de fantasía, hay que destacar unos bichos nada desdeñables. Los Roedores Terribles o las Anguilas Chillonas son creaciones bastante originales para el poco papel que tienen, aunque la animación queda algo justita. Los efectos sonoros bastante acordes con la película y una excelente música, compuesta por un gran Mark Knoppfler, cierran la parte creativa y técnica con buena nota. Otros implementos como los suntuosos decorados señoriales, los bosques y pantanos, o las humildes chozas y vetustas ruinas se recrean bastante bién .

Los animalitos de esta producción siempre con el colmillo a punto.

El trepidante final es digno de ejemplo y no tiene nada que envidiar a la mayoría de tontainas finales de épica fantástica de la época (salvo Conan , Lady Halcón y pocas más). Con un delicioso toque de humor, muestras de inteligencia creativa y el combate a espada más esperado de toda la película, presenciamos con pena el final de una aventura de las de antes, y como no vamos a ver en mucho tiempo.
Pero lo más espectacular es cómo se puede pasar una hora y media disfrutando como un chaval sin apenas tiempo para darse cuenta del paso del tiempo. Un ejercicio de narrativa fluida y sin tropiezos que no aburre sino que, al contrario, nos interesa cada vez más. Las deliberadas "interrupciones" del cuento ejercen su papel de ponernos ansiosos por saber más, para ver más y conocer más a estos inolvidables personajes.

Por destilar jugo de una piedra y servirlo al espectador en copa de cristal, mis solterones señores sentencian:

@ Absurda
@@ Inofensiva
@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible

@@@@@ Catastrófica

Están vivos

They Live (1988)
John Carpenter

Por fin algo de Carpenter. Este Maestro, que se atrvió a firmar con el sobrenombre de "Martin Quatermass" y sin reproche alguno, es especialista en hacer mucho con poco presupuesto. Nos ha regalado joyas como Halloween (320 k$) o Assault on Precint 13 (150 k$) usando de forma magistral el suspense Hitchkockiano (casi diría que reinventándolo) y brillando en todo su esplendor al introducir elementos de ciencia-ficción para llevar el cuento de terror al cotas insólitas de excelencia. En este caso se basó en un corto de Ray Nelson y algo más de presupuesto para atormentarnos con una de miedo de las de verdad.

"Nada" es nuevo en la ciudad. Trabaja en la construcción y vive en un descampado con un grupo de obreros y otros trabajadores faltos de recursos. Pero algo gordo se está cociendo muy cerca, en la parroquia local. ¿Experimentos del gobierno? ¿Amenaza alien? ¿Pura y simple paranoia? La teoría de la conspiración se pone en marcha. Y lo peor es que ser un paranoico no te va a librar de "ellos."

Para ponernos en contexto, esto es Carpenter 100%. Personajes muy bién dibujados, en la línea de Snake Plissken, que rondan al filo de la empatía por las personas y la sociopatía. En este caso confió el proyecto de protagonista a Roddy Pipper, ex-luchador de Pressing Catch que hará las veces de anti-héroe. La historia es, en cambio, algo más elaborada. Juega eficazmente con un planteamiento algo siniestro, conspiratorio y marginal para introducir una atmósfera de misterio, el paso previo necesario en estos planteamientos.

En la mejor tradición de lucha callejera

En esta película recupera el firme pulso narrativo de La Cosa, dando pistas al espectador de dónde está el problema pero de forma muy disimulada, dando motivos al espectador para deslizarse por la cuesta del misterio al miedo, y llegando a la acción cuando ya el terror ha tomado el papel principal. Además introduce un elemento muy interesante en la trama, la conspiración. Siempre que se habla de teorías conspirativas hay un sentimiento añadido de paranoia, desconfianza y tensión que cuaja perfectamente con la historia y los personajes.

Por si fuera poco utiliza una estética muy callejera, adoptada de Rescate en NY y su Urban Avenger en este caso nos proporciona todo un recital de lucha a cara de perro, rallando a veces el absurdo con sus llaves de Pressing Catch pero sin remordimientos a usar la escopeta clásica cuando la ocasión se lo merece. El contraste entre los sitios bonitos, limpios y enmarmolados y los callejones, la suciedad y el camión de la basura situa perfectamente a personajes desaliñados por naturaleza y profesión acompañados de la música minimalista y sobrecogedora a la que nos tiene acostumbrados.

Algo de basura. A veces hay cosas útiles.


Es también de recibo destacar la excelente banda sonora, una música muy sugerente que hace milagros para dar el tono exacto a todo el film. Para variar, compuesta mayormente por Carpenter y como sorpresa un delicioso riff de armónica para conseguir el matiz disonante, intranquilo y ominoso de la historia. Los efectos visuales son pocos pero muy bién trabajados, especialmente los contrastes entre el color y el negro sobre blanco de las escenas clave. Aunque aquí se podía haber prodigado algo mas con las escenas subterráneas, que resultan un tanto chocantes.

En el plano más palomitero, nos proporciona alguna escena mítica, como la pelea a puñetazos de 5 minutos y alguna que otra escena de acción pura, caidas espectaculares y persecuciones a muerte. Pero los más Carpenterianos tampoco quedarán insatisfechos. Saben que en sus finales no puede esperarse que el chico se afeite para la escena final, mucho menos que se case con la chica mientras las damas de honor tiran arroz. Aquí vemos un final agridulce, bastante coherente con los objetvos planteados y las motivaciones morales del personaje, cerrando 90 minutos de gran interés.

El Arte Urbano es una constante en esta movida

Para ser algo malos, sólo se le puede reprochar algo de conformismo trenzando a los diferentes personajes de forma algo forzada y poco clara. Meg Foster no me gusta nada en este papel y el resto del reparto tampoco, salvo el simpatico sacerdote invidente, y desde luego el protagonista tiene ciertos límites. Y en la parte final, algo traido por los pelos. Así que se va a quedar a las puertas de algo grande. En resumen, otra muestra de Cine con nombre y apellidos, de cuando el nombre del Director era de por si una garantía de calidad y buen hacer. Lástima que en los 90 no consiguió estar a la altura de su nombre pese a los buenos guiones que tuvo y en los 2000 prácticamenten no ha hecho nada como escritor o director. Pero os regalo una sugerencia después de las valoraciones.

Después de verla dos veces (con y sin gafas), el círculo del mal juzga severamente:

@ Absurda
@@ Inofensiva
@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible
@@@@@ Catastrófica


Podeis escuchar una muestra de la BSO aquí. Cuidado que el vídeo contiene espoilers.
Para ver lo mejor de Carpenter en estos últimos años os propongo estos dos episodios:

Masters of Horror (2005) Cigarrete Burns (1x08) [@@@@]
Masters of Horror (2006) Pro-Life (2x05) [@@@@]

La Arroba de Oro (I)

Concurso: La arroba de Oro (I)


Pues si, aprovechando una semana más vacacional que otra cosa, lanzo otra sección de concursos para que los más ilustrados se luzcan en todo su esplendor. Viendo concursos semejantes creo que no les costará mucho a ustedes, mis sapientes visitantes, pero haré lo posible para desafiar sus conocimientos. Anímense. No hay fecha de cierre pero el blog estará en moderación de comentarios hasta la próxima publicación.






Por una "Arroba de Oro": ¿Qué Actor Sostiene el Reloj?



Por una "Arroba de Plata!: ¿A que película pertenece el fotograma?




Por una "Arroba de Bronce": ¿Qué día es hoy?


And the Arroba goes to ...

El Experimento Quatermass

The Quatermass Xperiment (1955)
Val Guest


La compañía Hammer Films ha sido una de las marcas más prolíficas en cine de terror de todos los tiempos, desde nueve secuelas/revisitaciones de Drácula a clásicos como La Momia o El Fantasma de la Ópera, junsto con zombies, vampiros, hombres-lobo y todo tipo de horrores para todos los públicos. La saga del doctor Quatermass fue una nueva franquicia de horror espacial, una agradable mezcla de terror y ciencia-ficción, consecuencia de Frankestein y Lovecraft y precedente directo de maravillas como La Invasión de los Ultracuerpos y no tan directo de Alien, por citar títulos conocidos.

En la campiña inglesa cunde el pánico cuando un misterioro artefacto volador aterriza de forma violenta. Las autoridades no parecen preocupadas, es otro experimento fallido del chalado Quatermass. Pero las cosas toman orto color cuando se descubre que han desaparecido dos de sus ocupantes, y otro presenta graves trastornos físicos y mentales. El horror está a punto de desatarse en plena ciudad de Londres.


Al margen de todo el histórico de buenas (y no tan buenas) ideas de la Hammer, esta producción por fin busca el terror más allá de las estrellas, elude maldiciones y cultos satánicos para encontrar un filón en las terribles consecuencias de un acientífico periplo espacial. Esta forma de ciencia-terror que tan buenos resultados ha dado consigue recrear una atmósfera de peligro global, revive el mito del cinetífico chiflado en pleno s.XX. y nos hace temer aquello que la ciencia aún no ha descartado como posible. Además, nos recuerda los relatos de terror de Lovecraft, fallecido en la década anterior, no se si de forma casual o intencional. Esta combinación por tanto no es extraño que llegara con creces a convertirse en una saga con nombre propio.


El Doctor Quatermass y uno de sus malhallados pacientes

Hay que mencionar que pese a tratarse de la Hammer, las actuaciones son bastante convincentes, en especial las del sufrido paciente. Richard Wordsworth interpreta una degeneración física y mental bastante desgarradorra. El Doctor también queda bién retratado, no como el científico chiflado de turno sino más bién como un personaje amoral, con una malentendida vocación científica y dispuesto a correr grandes riesgos para la humanidad sin ensuciarse el nudo de la corbata. Otros personajes son menos convincentes, como los ayudantes de laboratorio o la mujer del paciente.

En todo caso tampoco estamos ante un film dedicado a grandes interpretaciones, preciosos decorados ni grandes efectos especiales. Se compone principalmente de rodaje en laboratorios, hospitales y los exteriores todos en la demarcación de Londes, con escena final en Westminster. Los efectos especiales son a base de maquillaje y un miniaturismo primitivo pero eficaz. Incluso los interiores del cohete espacial son bastante creibles, al margen de su imposible sistema de aterrizaje. Alguien les tendría que haber comentado que los cohetes se hacen con punta para los efectos aerodinámicos, no para que se claven en el suelo.


Quatermass recrea el deporte tabernario inglés por excelencia: los dardos.

El transcurso de la narración es muy eficaz, progresivo, minucioso y con parsimónia científica, para permitir al espectador seguir la trama sin pausas ni altibajos. En su primera parte es un ejemplo de suspense de libro, nosotros los informados espectadores que hemos visto el cartel de la película antes de entrar en el cine ya sabemos que esto es muy chungo, y se nos ponen los pelos de punta al ver los inútiles esfuerzos para desenredar el lío del Doctor y sus acólitos.

Mientrastanto los interesados en el pobre astronauta pueden recrearse en los intentos de su mujer de salvarlo de tanta ciencia y en su parte final todos gozamos del apoteósico desenlace. Hay dos secuencias a destacar: la del zoo, con el ominoso silencio de los animales ante un depredador que ha conseguido darle la vuelta a la cadena alimentícia, y la de la niña juguetona, un claro guiño al Frankenstein original, para subir las pulsaciones del respetable.


Gran papel de Richard Wordsworth

En definitiva, una puesta al día de Frankenstein con argumento a lo Lovecraft y narración a la Inglesa, muy Inglesa, para intranquilizar a todos los públicos.

Por su arriesgada innovación de un clásico, mis acientíficos amos sentencian:

@ Absurda
@@ Inofensiva
@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible
@@@@@ Catastrófica

La ciudad de los niños perdidos

La cité des enfants perdus (1995).

Jean-Pierre Jeunet

Con Jeunet hay poca discusión posible: o lo adoras o lo odias. Más elaborada que Delicatessen y menos onírica que Amélie seria una definición aceptable, ya que todas esas ideas surrealistas, post-apocalípticas y góticas de Delicatessen se mezclan con tiernos niños y niñas del universo Amèlie donde hasta el forzudo Ron Perlman tiene siempre la lagrimilla a punto de saltar. Pasen y vean, esto es Circo.

En un futuro donde las ciudades están medio sumergidas y no hay ley ni orden ni sociedad ninguna, Ron Perlman es One, un forzudo de circo de cerebro algo subdesarrollado. Su Hermanito Adoptivo ha sido secuestrado por una secta de cyborgs religiosos que persiguen extraños fines, con tratos habituales con un gremio de ladronzuelos callejeros a lo Oliver Twist dirigido por dos hermanas clónicas. Y también con una extraña familia de clones y experimentos genéticos fallidos.

Una vez más Jeneut saca del baúl a su tremenda colección de personajes inverosímiles. Dominique Pinon nunca será un galán del cine pero puede aportar a la pantalla un protagonismo grotesco allí donde esté, véase su excelente papel protagonista en Delicatessen. Daniel Emilfork habria podido rodar él solito Dracula, El Hombre lobo y La Momia y eso sin maquillarse.

Daniel Emilfork y su hermano, un cerebro con ruedas.

Y no vamos a desvelar ahora el talento de fealdad protagonista de Ron Perlman, así que prepárense para una sesión de circo donde hasta la pulga saltarina tiene un papel. Papeles algo de teatro, pues la narración es una fábula futuristica más que una aventura coherente. Los hábiles enfoques de cámara realzan estas grotescas interpretaciones con un buen montaje para conseguir que todos los clones tengan un rol ligeramente diferente.

Perlman y Pinon

Con la base argumental presentada no hay que hacerse muchas esperanzas ni buscarle más sentido que el estrictamente necesario. Las cosas pasan porque el mundo está fatal y hay gente buena, gente mala y gente pirada por culpa de los desarreglos genéticos. Se desaconseja intentar atar cabos en virtud de construir la historia tal como se presenta, con sus tragedias personales, grandezas y miserias desentrañadas poco a poco. Porque si algo hace bién Jeunet es narrar con estilo, centrarse en los personajes como respuesta a todas las preguntas y permitirles bucear por el increible universo barroco-decadente por el que se mueven los infelices. Toda una immersión mental.

Una pulga de Circo con prótesis

Uno de los puntos fuertes es la increible ambientación casi-acuática, capaz de dar a una película la textura de 'humeda' y 'salina' como quien no quiere la cosa (a diferencia de Waterworld donde sólo sale agua pero nadie se lo cree). La composición es tan verosímil en interiores como en exteriores, y eso que los escenarios no son pocos. Prácticamente no hay una sola ubicación repetida en toda la película ni toma desde el mismo ángulo. Otro punto son los vestuarios, una combinación selecta con vestidos de época parisinos, faranduleros, cyborgs con moderneces añadidas, estrafalarios chinos y niños que parecen sacados del siglo pasado. Un regalo para la vista. Los maquillajes también de primer nivel. Mención aparte merece la banda sonora, efectos sonoros y edición de audio que son una pequeña obra de artesanía, todo marca de la casa Jeunet.

Pero quiso la mala suerte que lo que podía ser además de una peli de culto de un director de culto quedara completamente relegada de la competición internacional. Perdió prácticamente todas sus pugnas por la gloria en todos los festivales al enfrentarse directamente a producciones como Doce Monos, Abierto hasta el Amanecer, Waterworld, e incluso Braveheart en el aspecto de maquillajes y vestuario. Incluso se presentó a los Goya por tener producción española, donde fue derrotada por El Día de la Bestia. Un año muy duro.

Por su extraño y fascinante concepto, mis justos señores votan:


@ Absurda
@@ Inofensiva

@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible

@@@@@ Catastrófica

THX 1138

THX 1138 (1971)
George Lucas

Primera incursión en la sci-fi de primera división como director y como escritor del que ha sido, para lo bueno y para lo malo, uno de los grandes. Basándose en un corto que él mismo escribiera unos años antes para la escuela de cine (o equivalente), y apadrinado/producido por Coppola, lleva a la gran pantalla una historia entre el cuento de terror y la distopía paranoica de un futuro tan blanco, aséptico y lleno de drogas que parece un hospital. Entre el miedo y el asco nos enseña que a veces la supervivencia está sobrevalorada.

En un mundo contaminado por la radioactividad la población subsiste bajo tierra en una sociedad dictatorial con la voluntad anulada. Los placeres están prohibidos, sólo el trabajo cuenta. La sociedad debe perpetuarse en un modelo de perfección que relega al individuo a la mera subsisténcia tanto física como emocional. En esta locura colectiva, un buen dia THX 1138 deja de tomar las drogas que le adormecen la mente y despierta a la realidad.


Este planteamiento no es la cosa más original del mundo, no haré la típica referencia literaria pedante habitual porque habría varias novelas a considerar. Pero lo que si tiene mérito es un desarrollo bastante fresco, usando el transfondo como tal y permitiendo a los personajes evolucionar muy libremente por ese escenario tan tenebroso a la par que sobreiluminado. Contiene muchos de los elementos típicos, sobredosis de robots antropomórficos, vigilancia exhaustiva a lo 1984 y drogas para todo tipo de fines. Nivel por tanto alto de cyberpunk en sus formas y sus fondos. A destacar la genial escena donde el padre confersor en lugar de imponer peniténcia a los pecados de pensamiento se limita a receter drogas diversas.

Los tenaces policías

Tampoco esta es una película de actuaciones, a destacar Robert Duvall por ser un habitual de la ciencia-ficción. La composición visual es correctísima, si bien adolece de una cierta precariedad económica que solventa con dosis adecuadas de luces y colores. La sala más futurística del universo THX como mucho se parece a un centro commutador de telefonía con algunos ordenadores de cinta para que parezca otra cosa. La música tampoco no es cosa de otro mundo, más apreciables los efectos sonoros globales "de ambiente" que no una banda sonora por derecho propio. Todo el trabajo es puramente visual, coherente y sin fisuras descaradas pero no hay que buscar mucho más allá. Y ahí creo que está uno de los puntos fuertes, el darle mil vueltas a todas las posibilidades de luz, color y composición de los planos (tiempo medio de una escena: 6 segundos) para darle a una producción tirando a barata (770k$) un aire muy, muy profesional.

Algunas escenas deliberadamente contrastadas

El argumento no acaba de convencer totalmente. Sin que sea un grave hándicap al curso de la historia tampoco se preocupa mucho de explicar el sentido de mantener a una población humana adormecida y trabajadora para ... ¿para que? Para la própia subsistencia, construir más robots policia y costosas drogas que serán gastadas de immediato. Siendo benevolentes podemos entender la idea subyaciente de un mundo que necesita pasar por una época muy dura para sobrevivir, a la espera de que algún dia vuelvan los buenos tiempos. Pero tal como se cuenta está un poco traido por los pelos. (aunque otras interpretaciones son también correctas, aviso que eso de los finales abiertos ya estaba inventado). Aquí Lucas toma el mando para convertir todas las preguntas en supérfluas, el protagonista tampoco conoce las respuestas ni las busca ni le importa, ya que sus metas son más a corto plazo. Amor, sexo y libertad. Y al demonio con todo.

Amor, sexo, amistad, compañía, ... ¿por donde empezamos?

Eso si, los fans de Lucas encontrarán numerosas referencias fundacionales en esta peli. Desde las siglas THX usadas para su sistema de audio digital certificado, o la referencia a la "celda 1138" que aparece en Star Wars. En resumen, partiendo de la base que la peli plantea más preguntas que respuestas queda a criterio de cada uno considerar si es un buen intento o un producto limitado. Yo me limitaré a enfatizar la composición visual como muy importante y la historia se disfruta mejor pensando en una pequeña película de terror futurista que en un trepidante escenario de ciencia-ficción a lo Tron. En 2004 Lucas sacó una versión remasterizada que llamó Director's Cut (mejora algo y se carga otro algo) y en 2005 fue abducida por una peli bastante decepcionante llamada La Isla que usa sin vergüenza muchas ideas de THX tanto a nivel argumental como de composición visual.

Por lo que entra por los ojos y lo que entra por el cerebro, mis Thxeros señores votan:


@ Absurda
@@ Inofensiva

@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible
@@@@@ Catastrófica

El 50% del cine es plagio

Decadente Rajada de Lucifer

Lucifer (2009)

El 50% del cine es un plagio ... ¿y qué mas da si todo es mentira?

Bueno, a algunos nos importa que la mentira sea original, plantee retos interesantes y permita el lucimiento de actores, medios técnicos y bloggers que hablen del tema. Como que es mi primer trabajo de campo y no teneis porqué creerme a ciegas mejor empiezo exponiendo de dónde saco estos datos:

1) Entro en una Base de Datos, en este caso imdb.com
2) Filtrar por:

  • género: ciéncia-ficción
  • años: 2000-2010
  • excluir: TV movies, Direct-to-video, VideoGame , adult content etc .
  • votos mínimos: 2000
  • puntuación mínima: todas
3) En este punto tengo una lista con un total de 224 películas que exporto a una hoja de cálculo

4) Clasifico los resultados segun el siguiente criterio:


  • 0: Original (por defecto)
  • 1: remake, precuela, reboot, parodia o spinoff de otra
  • 2: seguna parte y otras continuaciones
  • 3: basado en libro, comic, VG, graphic novel, TV.
Después de la primera criba, bastante a ojo, tomo las más de 150 películas de la categoría '0' y me machaco las fichas una por una para buscar el guion original y descubrir alguna categoria 1,2 o 3 que se me hubiera colado, obteniendo el siguiente resultado final:

Categoría '0': 114 (51%)
Categoría '1': 011 (05%)
Categoría '2': 027 (12%)
Categoría '3': 072 (32%)

Discusión de la muestra:

Ya que los números cantan, lo único que se puede discutir es si el origen de datos es fiable o no. Por supuesto el resultado sería diferente si el género fuera más abierto y no circunscrito a la ciencia-ficción, pero en 'fantasia' o 'terror' no sería muy diferente gracias a todas las obras adaptadas de Stephen King, secuelas de Párque Jurásico y las sagas de Harry Petas.

La cifra de 'votos mínimos' tiene algo de sesgo ya que ignora toda producción original con menos de 2000 votos pero por algún sitio hay que cortar (filtrando por >1000 votos el resultado de la búsqueda arrojaba más de 10.000 resultados, y no nos llegan tantas películas al año así que me parece justo quedarme con las 224 que cumplen el criterio)

Pero la clave creo que está en las fechas: 2000-2010 será la época de oro del cine copiado. Siempre ha habido remakes y versiones, algunas de ellas muy buenas, pero ahora ya es sistemático fusilar todo lo que se mueve antes que pararse un rato a pensar.

Corolario:

No estoy en contra de las sagas, parodias o las franquicias, y sólo ligeramente en contra de los remakes, que alguno bueno hay y adoro cuando una película coje una fuente literaria y la convierte en algo grande, véase "V de Vendetta", que hace maravillas con un cómic algo pesadito, o la excelente trilogia de Peter Jackson, que sin mejorar ni empeorar al original nos ofrece como 10 horas de diversión y es un regalo para los sentidos. Pero dudo que el cine sea lo que es hoy sin los excelentes guiones originales.

Sólo como mención, estas son las películas más valoradas en IMDB en ciencia-ficción, por nota media, separadas por originales o no, según los mismos parámetros de búsqueda establecidos.

Originales

1 WALL-E (8,6)
2 The Prestige (8,4)
3 Donnie Darko (8,3)
4 The man from Earth (8,1)
5 Serenity (8,0)

Otros

1 Star Trek (2009) [franquicia] (8.4)
2 V for Vendetta [comic] (8.2)
3 Children of Men [novela] (8.1)
4 Battle Royale [novela] (8.0)
5 Iron Man [comic] (8.0)

(datos tomados en 15 de junio de 2009)