El Señor de los Anillos: Las Dos Torres

Las Dos Torres
Peter Jackson (2002)

Después de que "La Comunidad" presentara sus credenciales como una superproducción tan entregada al espectador como leal al espíritu de la obra, y que deslumbrara por unos acabado detallista y de calidad rayando lo enfermizo, despues de ponerse el listón a un nivel estratosférico, uno se preguntaba ¿y ahora como sigues esto, majo?





Después del fin de la compañía El Anillo emprende su viaje en solitario. Mordor está cerca, pero cada paso es un periplo ante un Enemigo cada vez más crecido. Por otro lado un Humano, un Elfo y un Enano acuden al rescate de los Medianos, pero les hará falta toda la ayuda disponible. Los viejos poderes están despertando y hasta los más sabios temen enfrentarse a ellos. Incluso los fantasmas del pasado volverán para revindicar su lugar en la Tierra Media.






Esta parte es la mas arriesgada y personal apuesta de Jackson, y de lejos la mas dificil. El número de personajes aumenta a su máximo, la línea argumental se divide en tres partes y muchas cosas hay que narrarlas en flashback, en sueños o por boca de personajes a centenares de millas de distancia. Además el ya apretado tiempo (otra sesión 2x1 de 290 minutos - versión extendida-, pero claramente insuficiente para todo el segundo volumen de Tolkien) forzó una reestructuracion de contenidos para adecuarse al medio y al público. Las decisiones tomadas aquí marcaron el desarrollo de todo lo que queda por venir.

En efecto, el máximo problema de adaptar "Las Dos Torres" es que está narrado como dos tramas independientes y un par mas de cosas, y salvo que se rodasen como pelis diferentes había que mezclar y saltar de una a otra. Comprensiblemente toda la parte de Minas Morgull y Cirith Ungol se aparca para la posterior película para dedicar todo el tiempo de Frodo a desarrollar su relación especial con Gollum y ver los estragos del anillo sobre él, mientras la parte de la compañía se mantiene más o menos intacta para aportar la épica y las batallitas necesarias para mayor lucimiento de sus personajes. Creo que fue una buena idea porque permite centrarse un poco en personajes nuevos que resultarán clave como Théoden o Eowyn al tiempo que pospone las mas radicales peripecias de Frodo para la última entrega del viaje. Además evita tener que solapar dos partes de tremenda tensión como la batalla de Cuernavilla y las escenas de "Ella" y la torre de Cirith Ungol, que aparte de pisarse mutuamente estan bastante distantes en la linea temporal. Arriesgado, pero funcina, y creo que fue un gran acierto no comprimir más la línea de Frodo y regodearse en todos los detalles de su aventura, dedicando el tiempo necesario a cada lugar y tratar su vínculo con Gollum sin ninguna prisa.

Lo mas sorprendente quizá, incluso mas que esta reestructuración, es el extraordinario trabajo realizado para plasmar la relación entre Aragorn y Arwen. Otra vez Jackson nos sorprende con un conocimiento extremo de la Tierra Media y sus historias secundarias, ya que tira de los Apéndices para incluir en forma de sueños, flashbacks y premoniciones, el pasado y futuro de Elessar y la muerte de Arwen, tanto para mantener en el aire el destino de ambos como para reforzar las relaciones entre el Anillo y la misión de Frodo y el devenir de Arwen y por tanto las aspiraciones de Aragorn. Estas escenas de distensión son pura magia y un regalo que ni el mas versado Tolkeniólogo se esperaría encontrar ahí.

Estas grandes sorpresas, junto con una docena mas de pequeños cambios, convierten la parte central de la historia en una película por derecho propio, en la que personajes literarios tan sosos como Faramir adquieren un mas que justo protagonismo, e incluso podemos gozar en la versión exendida de tres líneas de Tom Bombadil traspuestas en boca de Bárbol, Théodred y los caidos en la batalla de los vados del Isen o regodearnos con un avance del tema musical de "El Retorno del Rey" en un precioso flashback con Boromir, Faramir y Denethor, cerrando así una película con mas protagonistas de los que realmente hay literariamente disponibles. Dado lo elegante de la solución me extrañaría que la próxima edición de Las Dos Torres no saliera con los capítulos mezclados ;-)



Otra gran incógnita era cómo interpretaría el director las famosas escenas del Exorcismo de Theoden o la Destrucción del Muro del Bajo. Sorprendentemente Jakson se lo toma al pie de la letra y convierte lo que muchos entendemos literalmente como "veneno para el oido" (Sheakespeare tendría mucho que decir sobre el tema) o las comidas de coco de Grima o el poder de la Voz de Saruman en un poderosa magia de control remoto que se extiende desde Isengard, dando lugar a un esperado desquite entre magos. En cambio en la Batalla de Cuernavilla se toma la licencia de usa una tonelada de pólvora valenciana para hacer las tareas de demolición requerida. Esto último es mas plausible, almenos fue idea de Tolkien hacer que los magos fabricasen fuegos artificiales y que el Muro del Bajo tuviera el desagüe apropiado.


Si el espíritu de la primera parte versaba sobre la apertura a los problemas del mundo, y como la decadencia del norte y la desesperación hacían presa en la compañía, ahora tocamos fondo y preparamos el renacer de la llama de la esperanza. En este punto las buenas intenciones deben materializarse en acciones concretas, y siguiendo el ejemplo de Gandalf, llevar el heroismo a la práctica. Los temores genéricos de cada uno se concretan, Frodo se enfrenta a Gollum, Meriadoc y Peregrin a las grandes decisiones y el resto de la compañía tiene que apostarlo todo por la defensa de Cuernavilla y ganar su primera batalla de las muchas que les quedan. La Gesta Épica empieza a brotar de la esperanza y a definir el camino que lleva a la victoria.

En esta parte el papel del "Enemigo" también se materializa no sólo en las ambiciones desmesuradas de Saruman sino en la forma de llevarlas a cabo, en este caso tomando partido por la industrialización como herramienta del poder contra la bella vida del campo. Tachada injustamente de ecologista, no pretende Jackson comernos el coco sobre los peligros de la destrucción del medio natural sino centrarse en la idea de poder de Saruman, plegar bajo su dominio todos los recursos disponibles, exterminar la holgazanería del mundo y ponerlo a trabajar para él, para rivalizar con cualquiera que pudiera atentar contra su poder. Mas escuetamente esta tratado el otro recurso del Mago Blanco, la Voz de Saruman, el medio para captar el malcontento y los odios y volcarlos a su favor. Este desequilibrio sin duda parte del papel de Némesis que tomará Bárbol en la película, quedando el tema de la voz algo en segundo plano, así como el fin de Saruman que no veremos aquí de forma literal. Este desajuste no me pareció muy acertado en su momento, pero debo admitir que es una decisión obvia heredada de "La Comunidad" donde el único enemigo visible es Saruman y debe ejercer de villano integral, sin demasiados matices.

Nos queda pendiente el otro gran enemigo, el más distante pero mucho más letal, Sauron y sus Espectros. Aparecen de forma distante, concretados en el sufrimiento de Frodo más que de otro modo, como un mal más sutil que envenena los sueños y esperanzas. La segunda de las "Dos Torres" (ya que a falta de Cirith Ungol ahora la segunda torre es Barad-Dûr) queda así más resguardada para el capítulo final. Tanto que esta película se podría haber titulado "La Unica Torre que Tenemos" eso si, con unos maravillosos close-ups gracias a la magia del miniaturismo compulsivo y efectos visuales con los que se volvería a ganar un Oscar aun 10 años después.



Técnicamente quizá es la película mas lograda de toda la trilogía y de una dificultad extrema. El nivel de detallismo volcado en la cultura Rohirrim, tanto en su preciosa localización batida por los vientos como en el symbelmynë creciendo sobre las tumbas de los jinetes, completa la caracterización de los pueblos de esta segunda entrega a un nivel que rivaliza con Hobbiton o Rivendel. La batalla de Cuernavilla sin duda es un hito en la historia del cine por ser la mas elaborada creación de una batalla jamás vista, con mas capas de audio y video que pelos tiene un enano. Aquí hace su debut un nuevo protagonista, Massive, una auténtica Inteligencia Artificial para generar los mas de 10.000 orcos necesarios. Algunos de ellos incluso tienen primeros planos y apenas se distinguen de los actores de verdad.

Otro de los grandes retos era Gollum: decididos a crear a un personaje 100% digital pero modelado sobre Andy Serkis gracias a otro invento desarrollado para este proyecto, la captura de movimiento digital y motor de animación basado en modelos reales. Y no hablamos de un fantoche orejudo a lo Jar-Jar Binks, sino en una nueva definición de personaje digital capaz de interaccionar con otros personajes a extremos nunca vistos, peleas, agarrones y volteretas de lucha libre en todas posiciones para certificar al primer personaje digital digno de llamarse de tal modo. Desde esta tribuna reclamo que el primer Oscar al Mejor Personaje Digital le sea concedido immediatamente a él. (A Los Dos, tessoro!).



Otro problema interesante era el de Bárbol. Quizá no tan espectacular como el anterior, limitado por la improbabilidad de que nuestra mente se imagine a un arbol jugando a los bolos, algo inexpresivo por la poca movilidad facial de un tronco, aquí no se toca el cielo pero ciertamente se salva un escollo importante al encontrar un buen compromiso entre lo arbóreo y un bípedo automotriz (y suerte que no salen las ent-mujeres o tendríamos un problema de los gordos).

Desde el punto de vista más palomitero, lo único que se puede criticar un poco es cómo se alarga en las escenas previas a la batalla, soliloquios algo excesivos de Théoden, Aragorn, Legolas, Gimli, Eowyn e incluso Haleth-hijo-de-Hama, enchufado supongo por su madre la guionista Phillipa Boyens. No me acuerdo de memoria de la versión cinematográfica pero en la extendida consigue el mismo efecto de 'canguelo' con menos tiempo en las poderosas imágenes de las verdaderas víctimas de la guerra, las futuras viudas y huerfanos de la batalla. No digo que sean escenas de relleno, pero bien se podría haber ahorrado algunos de estos minutos para explaiarse mas en el final-final de la batalla, que queda algo apresurado. El final de la linea de Frodo, más suspensivo, deja los puentes tendidos para su gran culminación en la última película.

"Esas son las grandes historias, las que llenan el corazón, porque tienen sentido aun cuando eres demasiado pequeño para entenderlas".

Y lo mas importante: con todo lo que queda para la última película, ¿te perderás el final?

Por sortear las sinuosas dificultades y convertir dos trozos de libro en una película, mis bicéfalos amos sentencian:





@ Absurda
@@ Inofensiva
@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible
@@@@@ Catastrófica

7 comentarios:

Pabela dijo...

Sí señor! Catastrófica con todas las letras. Recuerdo haber visto la primera película e inmediatamente estaba consiguiendo el libro de las dos torres porque no soportaba le espera! así mismo leí de inmediato la 3raentrega aun antes del estreno de la segunda y concuerdo en todolo que dices en este fantástico artículo. Si había un film artamente difícil de llevar a la pantalla era esta trilogía y salió más que airosa. Soberbia y magistral. Ahora quiero ver sí o sí el Hobbit!

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Coincido plenamente contigo.
Para mi es la mejor de la trilogía (más cuando la primera me resultó pelín aburrida) y eso que no soy fan de Tolkien.
Saludos

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Hola Pabela, pues no eres la única, parece que estas pelis le han dado un empujoncito al tema que no tiene precio. Creo que hay algo colgado de El Hobbit en IMDB pero tendremos que esperar a las navidades de 2011 como poco.
Crowley, sin duda este era el hueso duro, sin desmerecer lo que queda por venir (el viernes)
saludos!

Dr. Quatermass dijo...

Hola, felicidades por el comentario, se nota a la legua el gran tolkienólogo que eres.

Por criticar algo, a mi el personaje de Bárbol y sus amigos le daba un acabado un tanto "Disney" a esta entrega, creo que podría haber sido plasmado de forma algo más oscura. Y el numerito del exorcismo, claro que sorprende...

Pero claro la batalla es la batalla, enorme. Y hay tanto que no has mencionado el brutal "flashback" con el que arranca la peli con la lucha de Gandalf con el Balrog.

Para mi las mismas 6x@ que La comunidad... pero El retorno del rey son 7x@ ;-)

Lucifer, Becario del Mal dijo...

pues si Doctor, lo de Bárbol es titiritesco pero el tema tiene poco margen de arreglo. No estamos preparados para ver árboles tan locuaces. No le he dado mas nota por inventarse un par de cosillas, la proxima ya lo veremos...
saludos!

Mr. Lombreeze dijo...

Estoy con Doc en lo de los árboles parlanchines.

Pero lo de Frodo y Gollum no tiene precio, es magistral.
Muy buena. Oscar par Gollum ya.

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Gollum Rules!!