Starship Troopers

Starship Troopers (1997)
Paul Verhoeven

Segunda aparición en este blog del amigo danés, la primera vez que repito director no podía ser para otro. Después de romper los estándares de la aventura de ciencia-ficción violenta y sangrante con Robocop y de apabullarnos con los giros argumentales de Desafío Total se encaprichó del gran clásico de Heinlein y, superado el shock inicial, lo que vino fue cosa fina.

Ace: "Sargento, porqué aprender el cuerpo a cuerpo si el enemigo te puede aniquilar pulsando un botón!?

Zim: Recluta, ponga la mano contra el muro!



Zim: Si el enemigo no tiene mano, no puede pulsar ningún botón. ¿entendido? ¡¡Médico!!


Con el desparpajo habitual Verhoeven se nutre de personajes estilizados, prototipados y casi comiqueros para dar vida a sus héroes. Poca profundidad para adquirir un gran relieve en tiempo récord y lanzar la aventura espacial cuanto antes, pero con extremo cuidado de exprimir las amplias posibilidades de las jovenes generaciones del S.XXI. Porque cuando uno se basa en una gran novela, la mitad difícil ya está hecha.

El brillante y colorista escenario de los Estados Unidos del Mundo tiene un trasfondo algo de utopico-fascista, la unión del esfuerzo para lograr los grandes fines pero con una democracia delegada a una porción social capaz de entender la enorme complejidad del mundo que tienen el deber de gobernar (i.e. la casta militar), la simpatía por personajes que se hacen querer se mezcla con la repudia por un sistema político echo ex-profeso para ser la solución al gran problema de la época: los malvados insectos han lanzado su cruzada para exterminar a todos los humanos de la galaxia. En este aspecto es bastante fidedigno a la novela, si bien elude toda discusión posterior sobre la responsabilidad individual tan presente en el ideario su escritor, al que yo no tengo por fascista (no exactamente o tal como se conoce al uso) sino por un militar frustrado por no poder ejercer la tan cacareada libertad americana hasta sus últimas consecuencias, y por ser un pensamiento pues mas de ciencia-ficción que de política práctica.




Dejando ya al margen la siempre fascinante obra de Heinlein, esta película recoge el guante con gallardía y recrea el viejo cine de batallitas a lo grande, con bichos y armas a porrillo para jartarse de acción y aventuras mientras sus personajes principales dirimen su triángulo amoroso (topicazo!) y Michael Ironside repite para Verhoeven, esta vez con los buenos (no le cabía el disfraz de bicho, supongo) para repartir a manos llenas. El menudo reportero de guerra Higgins aporta la continuidad y se arroga el papel de narrador en pantalla para describir y reforzar la acción en primera persona (y ojo que mantendrá este importante papel en las dos temporadas de la serie de animación) y el resto, pues jovenes de cuerpos esculpidos y bien repeinados para completar la idealización de la vida castrense, con puntuales concesiones para disfrutar de algún que otro revolcón (es lo que tiene un ejército con la paridad, otro futurible de Heinlein). Algunos de los numeritos cuarteleros, lavadas de coco y desprecio por la propia vida llegan a un nivel de exageración que roza la parodia; no hay peligro pues de que sea un instrumento de captación para las juventudes ni de nadie mas, se me ocurre.

El género periodístico se usa también como muletilla para introducir tanto los detalles de la confrontación desde otros puntos de vista como para dar un aspecto modernero adecuado a las batallitas espaciales, de esta forma las cortinillas que recrean los noticiarios federales (El Telediario pero en Guay) se adorna con unos bonitos "banners" y "headers" que lo acercan a una Internet que por aquí era poco usual, almenos el clásico "Click to read more...".


El chulillo de How I Meet Your Mother, aquí de cerebrito militar

También hay que reconocer un cuidado aparejo tanto en las naves espaciales y decorados afines como en la tecnología informática y la mecatrónica empleada para los bichos, cuyos movimientos de ataque se acaban haciendo tan familiares al espectador como el de las propias personas, lujosas recreaciones de batallas espaciales y tan solo algún pero en las escenas de marabuntas y otras con sobredosis de bichos. A su lado el odiado Jar-Jar de Lucas y todas sus comparsas no son mas que un teleñeco de baja factura, los monstruitos aquí le dan muuchas patadas a todos ellos.

No se queda atrás la trepidante banda sonora, una composición de Basil Poledouris que repite con Verhoeven después de Robocop y al que hay que atribuirle dos de las BSO mas espectaculares de los últimos decenios, Conan y Octubre Rojo, entre el casi centenar de partituras que ha firmado para el cine. Dinero bien gastado.

Acción, Mutilaciones, Genocidio y Mucha, Mucha Sangre Verde. ¿que más puedes desear? ¡Recios de Rico!

@ Absurda
@@ Inofensiva
@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible
@@@@@ Catastrófica


¿Desea saber más? Dele al Play!


Si después de tanta evisceración se han quedado con las ganas de completar las aventuras de Ibañez, Flores, Zim y Rico siempre pueden recurrir a la serie animada "Roughnecks: The Starship Troopers Chronicles" Basada en los personajes principales, recorre unos cuantos planetas persiguiendo a los bichos en toda clase de ecosistemas, haciendo aliados y enemigos entre otras especies de aliens (lo mejor de la serie, sin duda) y manteniendo este espíritu de Marines del Espacio con una animación videojueguera que tiene su punto. Os dejo con la intro que pudimos ver en TVE los mas madrugadores durante unos meses y la balada de Klendathu que nunca está de mas.

13 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

Independientemente del tufillo pro o anti militarista, la película es una pasada en cuestión de efectos especiales y acción.

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Hola Pepe, el tufillo este al principio me preocupaba pero el manifiesto animus jocandi redime la adaptación con creces.
Saludos!

Nosédecine dijo...

Un peliculón, exhibición de efectos especiales y una recreación magnífica de un escenario bélico futurista, exagerado magistralmente, donde ese estilo de los noticiarios y esa manipulación de los medios resulta una crítica mordaz y desgarradora hacia los regímenes militares y las sociedades marginalmente estratificadas.
Todo es crítica, desde los prejuicios a ser de la infantería hasta la superioridad humana que es aplastada a los cinco minutos de enfrentarse a los bichos, que por cierto ¿Quién no ve esta película y piensa en el StarCraft?
Grande y llena de topicazos como bien dices que no hace sino enfocarla más en el instrascendental argumento, para deleitarnos con los carismáticos personajes y sus historias. Además se ve a la legua lo que va a pasar, la tía que va a morir(la militar cachonda), quién va a salvar la tierra (el soldado-sonrisa profident), la que demostrará su valía pese a tener esas tet... (ya sabemos quién) y quién se llevará los logros al final (la inteligencia militar).
Con un ritmo que no decae cuya transición entre escenas la hace una cuña informativa lacerante es imposible no disfrutarla de principio a fin.
Una gran crítica y una película impresionante.
Un saludo.

Fantomas dijo...

Una entretenida película de un director más que irregular. Me gustó bastante en su tiempo, y cuando la vi hace poco me gustó de igual manera pese al evidente tufillo serie B que tiene.

Las secuelas son para el olvido.

Saludos.

Lucifer, Becario del Mal dijo...

hola Nosedecine, en efecto esta propaganda era otra de las bazas de Heinlein trastocada aquí en una parodia de periodismo de guerra. Gracias por comentar!

Fantomás, serie B total, pero de alto presupuesto. Mi género favorito.
saludos!

Lázaro dijo...

es la única que se salva del desastre...es entretenida,a ratos te ries,tiene acción..
las siguientes partes crítica,no coment..
y la peli de animación del 89 japo es un coñazo..
saludos

dvd dijo...

A mí me gustó en su momento y la gente me miraba raro... Bueno, esto no ha cambiado mucho...

Dr. Quatermass dijo...

Mmmmmmm, en su momento (nunca la he revisado) no pude soportar el militarismo casi propagandístico. Luego me han dicho (o he leído) que era irónico, pero nunca me he molestado en volverlo a comprobar. Lo cual es una pena porque los monstruos para la época molaban un mazo. Por cierto que el inicio de la nueva Star Trek me recordó un montón a esta peli, con esos mozuelos guapetones todos ellos ansiosos de entrar en combate...

Saludicos

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Dvd, si que pasa, si. En ciertos círculos esta peli es un poco herética, sea por parodiar a Heinlein sea por no entender la broma.
Doctor, le reafirmo mi tesis de que la exageración bar none del cine de batallitas es mas que paródica. Abrahams tomó buena nota de las ventajas evidentes de que toda la juventud parezca clonada en un salón de belleza.
Además me parece muy loable que todo el contenido in silico sea muy superior a la "Amenaza Fantasma" que dos años después Lucas nos vendería como el rien ne va plus.
Saludos!

dvd dijo...

Un momento... ¿es "becario" o "vicario"?...

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Bueno, mientras nadie miraba me he auto-ascendido a Vicario, cambiando la cabecera oportunamente, pero el nombre del blog y del que suscribe sigue siendo el de Lucifer, Becario del Mal.

Lucas Baini dijo...

Gran película y gran comentario me atrapo de pé a pa jeje. Un saludo che y por tu inquietud sobre el traje de Magneto, en mi blog está la respuesta jaja

STARSHIP TROOPERS dijo...

Hola,

La verdad esq que yo soy de esas que ha leido el libro y ha visto la película y he disfrutado ambas por igual. El libro tiene un contexto y como en todos los libros tu ceras t upropia imagen, y la película se toma licencias pero acaba siendo un producto superentretenido.

Ambas son compatible sy muy disfrutables

Un besito y enhorabuena por el blog,

Laura