Lady Halcón

LadyHawke
Richard Donner (1985)

Siguiendo la línea del género clásico de películas con halcones y luchadores bizarros que empezó con Vikingos" hoy toca otro icono de las aventuras antiguas pero con regusto mas ochentero y una excelsa musicalización para acabar de encumbrar a un mito rompedor. "Siempre juntos, Eternamente separados, mientras despunte el día y caiga la noche" o algo parecido..


Richard Donner no es un santo de mi devoción, un director de Televisión con mas eficacia que imaginación que dio el salto al celuloide para la entonces carísima y rompedora "Superman" y que acabó encasillándose en la saga, a cada cual mas ochentera, anodina y poco seria de Arma Letal, el desquicie de las buddy movies en cuatro entregas bastante desdeñables. Pero entre toda la cutrez a gran escala tuvo su momento cumbre con Goonies, la posterior Maverik y esta pequeña joya de las buddie movies medievales ochenteras con obispos adoradores del diablo.

Lady Halcón es otro magnifico ejemplo de lo que gana una película con unos personajes buen detallados, porque Rutger Hauer tiene sus limitaciones como actor y Matthew Brodderick apenas pasó de niño prodigio a actor de teleserie, pero el excelente dibujo de sus personajes "Ratón" y el "Capitán Navarre" es de antología. Uno, en su eterna fijación por caerle bien a Dios con las mas endebles promesas, y el otro en su apenas contenida rabia homicida, forman una atípica pareja de aventureros con mas química que la que aporta luego la Pfeiffer, que sale poco y en un personaje, bastante mas discreto (especialmente de día). No contentos con eso, el borrachuzo eremita bueno y el malvado arzobispo satánico completan una coral de personajes a cada cual mas interesante.

Pero sin duda el detalle mas distintivo es la atrevida, osada y bien lograda banda sonora de Alan Parsons y Andrew Powell, un mix entre el bajo renacimiento y el techno industrial a golpe de Moog para gritar a pleno pulmón "Eh!, esto es diferente!" y vaya si lo es. Venga, pónganse algo de música para amenizar la lectura:







Música aparte, la edición de sonido y los efectos especiales de sonido fueron sus dos tarjetas de presentación en los Oscar, junto con otras menciones destacables en vestuario de época.

Otro punto está en la abundancia de exteriores, algo que cada vez cuesta mas encontrar. Y aquí hay castillos a patadas (no en vano se rodó totalmente en Italia) así que las mazmorras de L'Aquila y las catacumbas de Roma le van que ni al pelo para dar esta vestidura de lujo que toda fantasía medieval necesita. Aunque para variar usen castillos bastante mas modernos de lo que deberían. Pese a todo los detallitos de época se merecen una nota muy alta, empezando por la espada bastarda de Hauer y su ballesta casera, pese a que los soldaditos de turno sean mas del monton

La trama, otra mas del mas puro estilo cuentístico, también es de las que rompen moldes y aprovecha lo que ya sabemos que pasará con interesantes novedades para convertir cada escena en una pequeña vuelta de tuerca mas en la historia. Historia que se aguanta a las mil maravillas, exceptuando quizá una culminación final que se les alarga un pelín demasiado y se les acorta en el presupuesto de efectos especiales y sangre de vaca. Pero supongo que Hauer estaba por empezar el rodaje de Señores del Acero en el pueblo italiano de al lado y les iba mal de tiempo.
Hablando de efectos especiales, quizá el presupuesto sea el talón de aquiles de esta producción (¡y cada día, el de mas gente!), las transformaciones Lobo/Hombre/Halcón/Mujer estan mas implícitas en su espítiu que apenas realizadas, salvo por los ochenteros insertos del halcón en un delirio estroboscópico.. Eso si, contiene también escenas nocturnas, escenas con montaña, escenas con lago helado y escenas con perro/lobo, de lo mas atractivo para rodar exteriores.
Pese a ello, es de largo la mayor alegría que me he encontrado revisitando los clásicos de la época y por ello merece la tremebunda calificación de :

@ Absurda
@@ Inofensiva
@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible
@@@@@ Catastrófica

7 comentarios:

marguis dijo...

Esta peli siempre me ha gustado, porque soy una romántica incurable, porque tengo todos los discos de Alan Parsons Project, porque soy una adicta incurable de la fantasía, y porque lo 80, sin tener la técnica en efectos especiales de ahora, nos dieron Willow, La historia interminable, Krull, esta misma Lady Halcón y por supuesto mi favorita La princesa prometida, buenas muestras del género, con argumentos mucho mas sólidos e imaginativos que las muchas técticamente perfectas que nos hacen tragar como Percy Jackson o Aprendiz de brujo...
¡Bien por Lady Halcón!

Dr. Quatermass dijo...

Algo ñoñona, pero la EPICA música de Parsons / Powell pueden con todo. Por cierto, el álbum de la BSO contien mucha más música tecno-progresiva que la pelicula. El mangurrino de Parsons que aprovechaba todo, publicó "Hawkeye" en un disco suyo para agobio de los completista (es que el tío sacó un "best of..." con un tema inédito y el capullo lo incluyó en su siguiente LP)... ay que me voy de tema... bueno pues eso que está bastante bien la cosa. Un saludico.

PEPE CAHIERS dijo...

La verdad es que yo la vi porque la banda sonora era de uno de mis mitos de aquella época, Alan Parsons Projetc, aunque algunos fragmentos richían algo para la película que es. Hay cierto anacronismo.

Insanus dijo...

A mí me encanta Lady Halcón. Era distinta, romántica y visualmente preciosa. Yo creo que subestimamos a Richard Donner. Jamás saldrá en las listas de los mejores realizadores y lleva últimamente una racha lamentable de pelis, pero comulgo con su visión del cine, tan honesta, tan básica: el espectáculo ante todo, butacas que hay que llenar.

Es cierto, las transformaciones de lobo y halcón eran peculiares, pero funcionaban y funcionan, ¿no os parece?. Y si hubieran incluido criaturas mecánicas y maquillajes con latex y pótesis, pues... igual hubiese quedado genial o hubiese envejecido peor de cara a revisiones recientes.

Reichel dijo...

Para la época en que se rodó, Lady Halcón es un grandísimo ejercicio de imaginación y resiste bastante bien los años. Tampoco soy fan de Donner y de sus múltiples bodrios, pero hay que reconocer que en este caso se salva.
Es uno de mis mitos de adolescencia y la revisito de vez en cuando, sin que me haya defraudado nunca.
Buena entrada. Saludos!

marguis dijo...

Por cierto, Richard Donner es el que dirigió Los Goonies!! Se puede decir lo que queráis pero me dio una de mis grandes películas de la niñez y adolescencia, por entonces ¡todo el mundo soñaba con se un goonie!

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Bueno gracias a todos por comentar, (y bienvenidos Rachel e Insanus). Marguis, por supuesto La Princesa Prometida también es uno de mis iconos (pero tengo mis reparos con Willow) Un romance algo light pero muy acorde con este enfoque aventurero. Tengo "Los Goonies" en la recámara para revisar en vacaciones, espero que pasado tanto tiempo no me arrepienta.
Doctor Quatermass, gracias por el apunte musical. Ahora no podré dormir sabiendo que hay un tema de Parsons inédito que no tengo en el LP correspondiente.
Pepe, si que chirria algo, ya comentaba que los castillos medievales de las películas son bastante mas modernos que la supuesta época del bajo medievo, pero eso es culpa de los Franceses y de los Ingleses por ir quemándolo todo durante tantos siglos.
Insanus, no subestimo la eficacia de Donner ni sus registros de butacómetro, simplemente es que no me veo pidiendo 'arma letal 3' en el videclub, por muy honesta que sea no quiero arruinar mi reputación de friki.
Reichel, si que es cierto que no se nota envejecida. Es tan ochentera que seguirá siendo ochentera en cien años. Por una vez, esto es un piropo.