DEMOCRACIA, S.A.

En esta preciosa jornada de reflexión, bueno faltan 15 minutos todavía así que leed rápido, quiero hacer una reflexión pública sobre la casta política en general, para a ver si alguien se lo lee y empieza a entender porqué tanto cabreo.

Digo CASTA porque es lo que ha convertido una democracia en una DEMOCRACIA S.A., otra cosa con mas apariencias que realidades.

DEMOCRACIA: el poder del pueblo, donde todos pueden votar y ser votados.

Pues va a ser que no, ahora para ser votado hay que pertenecer a un partido, aceptar sus premisas sin remilgos y seguir la política de empresa hasta sus últimas consecuencias. Porque son empresas que se nutren de fondos privados para gobernarnos, que se cuidan mucho de quien llega a posiciones de poder y de lo que hace con él. Está todo en la ley de financiamiento de los partidos, pero claro quien va a leerse todo lo que implica poder tener fundaciones que administren las donaciones desinteresadas que reciben.

Otra idea base de la democracia es que cualquier persona pudiera ejercer un cargo público, de forma que esta se cuidara bien de decepcionar a sus vecinos, conciudadanos y amigos. Pues tampoco, ya que los únicos amigos de los políticos son otros políticos, del mismo partido o el de al lado.

Otra idea era erradicar las castas gobernantes tradicionales, pues tampoco ya que se han erigido en otra casta, en la que cualquiera puede entrar pero sólo van a llegar lejos los que tengan el espíritu emprendedor de seguirle el rollo a los que mandan y apoyar todos los vicios que mantienen en pie las megaestructuras económicas que tienen montadas.

Otra condición era la de obrar con transparencia, por eso tanto comgreso y tanto senado y tanta oposición, para auditarse entre ciudadanos. Pues tampoco, todas las cosas importantes se discuten en comisiones a puerta cerrada de las que salen textos ilegibles, en los que durante treinta años han modelado un sistema que permite a los partidos políticos, via sus fundaciones, nutrirse de fondos públicos con donaciones de las empresas que obtienen contratas públicas. Esta documentado y aprobado por ley. Solo que no consideraron oportuno decirnos de cuánto dinero hablamos. Ni ellos ni por supuesto la prensa, radio o televisión, ni los del gobierno ni los de la oposición. ¿Independientes? con el dinero que proporciona mantener una línea editorial partidista, no me imagino a un periódico que se dedicara a luchar por la transparencia y poniéndose a todos los partidos en contra a la misma vez.

Ahora ya son los amos. Cobran, gastan y mantienen la empresa en marcha. Por eso cuando los bancos nos timan, los trapicheos salpican todos los ayuntamientos importantes y todo el dinero queda en casa ya no nos necesitan: somos despreciables. No hace falta ni que vayamos a votar para que su empresa funcione. Y ingresan tanto cuando estan en el poder como en la oposición, ya que todo el mundo quiere tener amigos para cuando lleguen sus amigos al poder.

Y ni siquiera se les puede llevar a los tribunales: ellos nombran a su tribunal constitucional, al supremo y a los jueces del Consejo General del Poder Judicial, que no son electos sino nombrados por el congreso, las autonomias o el propio CGPJ ahora que ya todos tienen afiliación política reconocida.

Conclusión: ya no nos necesitan. No necesitan ni que les votemos, ni que les absolvamos en un juicio, ni que les demos dinero de forma particular. El sistema ya funciona sin nosotros. Su única función es gobernarnos a todos de forma que ellos sigan manteniendo su empresa a flote. Que por si no lo sabeis, es la primera regla de las empresas. Flotar hasta que el jefe decida hundirla para dedicarse a otra cosa.

Por ello no esperen que se les pase por la cabeza cambiar el mundo. No esperen que desafíen al Fondo Monetario Internacional y amenacen con no pagar la deuda pública si esta ha sido atacada con fines especulativos. No esperen que denuncien las masacres humanitarias en el Sahara perpetradas por Marruecos. No esperen que somentan a referendum si debemos reconocer el Estado de Kosovo como estado soberano. No esperen que luchen contra la especulación del terreno o de la vivienda. No esperen que actuen judicialmente contra los empresarios que quiebran voluntariamente como Halcón Viajes. No esperen jamás ver a un político, empresario o juez en el banquillo (salvo si se llama Baltasar Garzón y pretende combatir la corrupción y llevar a la cárcel a los abogados que, amparándose en el secreto profesional, ayudan a sus clientes, políticos y empresarios, a deshacerse de pruebas.)

Así que el trípode de Políticos, Jueces y Empresarios es invulnerable. Ellos nos gobiernan, y ellos no son el pueblo. Son una casta que sigue sus propias reglas, con las que han llevado a una tiranía económica despreciable y jamás haran nada para cambiarlo porque a ellos ya les va bién. Esta es la democracia a la que nos ha llevado el tolerar todos los vicios políticos: permitirles un ámplio margen de financiamiento por parte de los empresarios, seguir votándolos aún sabiendo que han tenido casos de corrupción y permitir que los tres estamentos supuestamente independientes sean exactamente lo mismo.

Soluciones: pues para empezar, ningun dinero para los partidos, ni donado ni ganado. Los cargos públicos ya cobran y con eso basta. Los demás a trabajar como todo el mundo. Todos los candidatos a parlamento autonómico deberán haber servido 10 años en un ayuntamiento y los candidatos al congreso y al senado 10 años en un parlamento autonómico. Ni un duro para carteles electorales: un espacio público

en internet y los debates en televisión deberian ser suficientes. Ni un duro para los partidos y quizá así, algun día, el pueblo esté representado por el pueblo y no por una casta de personajes que vive para gobernar y no para servir.

¿Listas abiertas? por supuesto, pero sin mas control, sin la ilegalización automática de todo partido con un solo corrupto no avanzaremos mucho. Y para llegar a eso antes habría que despolitizar los jueces. Eso es la fase dos, para cuando los partidos ya no tengan el poder abrumador que tienen ahora.

O empezamos a votar a los ciudadanos o viviremos para siempre gobernados por empresas de administración de la voluntad popular. o sea, cuentistas, vendemotos, timadores y vividores. Gente cuyo propósito es oscurecer la verdad y convertir en cotidianos los mas pérfidos propósitos: gobernar sin interés de arreglar absolutamente nada.

Tu eliges. Elige sábiamente.

PS: no estoy llamando a la abstención. No estoy llamando a votar a partidos minoritarios. Ni al voto blano ni a ningún otro. Me la resopla quien mande en tu pueblo o en el mio. Tampoco estoy llamando a la revolución. Estoy diciendo que si eres capaz de pensar, QUIZÁ en algun momento puedas hacer algo. O puedes seguir sin pensar, como te has pasado los últimos años y esperar a que QUIZÁ todo se arregle solo. Algun día me invitas a tu país de dulces, caramelos y unicornios y me lo cuentas.

4 comentarios:

dvd dijo...

Me parece muy bien lo que escribes, es posible que lo suscriba muchísima gente, suele ser así; pero te voy a añadir algo que no sé qué te parecerá a ti. Puede que gran parte de este desaguisado pudiese resolverse bajando sensiblemente la cuota de analfabetismo en este país. Ya se sabe, la ignorancia lleva al embrutecimiento, que es el alimento del avispado de colegio de pago, que no es especialmente inteligente pero sabe oler la oportunidad. La oportunidad es adormecer la opinión pública con debates estériles, con fútbol, con casamientos reales, con cotilleos, con casas de millonarios en plena debacle inmobiliaria, con tertulias radiofónicas donde todo el mundo dice lo mismo y siempre está de acuerdo... Que nos quede claro, nadie regala nada nunca a nadie; por eso el movimiento bloguero ha sido tan mosqueante, por eso no hacen más que sacar leyes restrictivas ante lo que es el movimiento de pensamiento más potente y participativo que probablemente este país (y su clase política, claro) haya conocido jamás. Y a los padres de la transición (que no de la democracia) les digo que se han apoltronado y que su actitud es la misma que con ellos tenía el régimen entonces: un asqueroso paternalismo.
Perdón por este rollazo. Un saludo.

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Me parece muy sensato aumentar los esfuerzos educativos para que aprendan a pensar. Pero si luego se reduce en votar A o B, que parecen de acuerdo en mantener un sistema totalmente blindado a los cambios, pues ya puedes pensar y pensar que no cambiará nada.
saludos.

Julio_Alberto dijo...

Aqui hace falta hacer lo que hicieron los franceses con sus nobles;
!!Guillotina!!

Lucifer, Becario del Mal dijo...

haha, metafóricamente hablando si. (La guillotina de verdad me la reservo para los banqueros, corruptos y otros mangantes)