Demoliciones Programadas (1): The Complete Ousiders

The Outsiders (Versión ultra-mega-extendida)
F.F. Coppola (1983)

Me sorprendió ver que la versión extendida de esta película tenía como 1h de más, lo que prácticamente le dobla el metraje, y de como el replanteamiento de la banda sonora convierte una película bastante desangelada y envejecida en algo prácticamente nostálgico y homenajeador, mucho mas simbólico y evocativo que la peli de aventurillas que vimos hace tanto tiempo. Así que manos a la obra. Definimos Demolición programada como

"Dícese de hacer una peli sabiendo que no quedará bien, pero al carajo con todo."

Bueno, quizá no tanto, pero casi. Coppola aún me merece un respeto y adaptar una novela juvenil implica hacer una película juvenil sin demasiadas exigencias, llenarla de casi-actores y salir del paso con el buen trabajo de dirección. Así que tampoco hablaríamos de un fracaso, pero si de cierta despreocupación y poco que se salve de una revisión minuciosa.

Porque si en alguna cosa falla la película, la original y este novedoso autoremake, es en poner de manifiesto todas las flaquezas, todos los recursos argumentales forzados y pillados por los pelos, todas las trampas y estereotipos de novela de primaria (que ahora sería de secundaria, supogno) y exponerlos ante la cámara en toda su estupidez. Bueno, se le puede llamar ser literal pero no comparto este tipo de interpretaciones. El tinglado es demasiado evidente y lo que podría colar en una novela, siendo generosos, queda muy expuesto y sobreconducido. La dirección de Coppola como siempre nos tiene acostumbrados, concisa y directa, a menudo con esos planos casi perfectos que le caracterizan, y el fondo de armario no es malo, todo el trasfondo tiene referentes universales y atemporales que se pueden aprovechar para una docena de películas, pero quizá todo el guión es demasiado literal para hacer una peli redona.




Del reparto mejor ni hablamos, imposible buscarle algo de profundidad salvo a quizá los mas veteranos y que aparecen menos en pantalla. Tanto es así que que cuando hay alguna escena algo mas currada, siempre de la mano de Swayze o Dillon, parece una sátira de lo mal que encaja dentro del conjunto. Una generación perdida en toda regla. Eso si, estética molona y excelente caracterización barriobajera, y tanto tabaco, alcohol y gomina que seguramente hoy en día se ganaría la calificación de +18 suponiendo que tal cosa fuera realizable. Es entendible entonces que se cargasen prácticamente media película para pasar el trago lo mas deprisa posible y no pecar de pretenciosidad malograda. Porque lo habría sido.

Lo que es extraño porque los trocitos de película que faltan la hacen bastante mas interesante. Quitar importancia al personaje principal y repartir el peso crea una atmósfera bastante mas peliculera, permite dar mas sentido a papeles que de otro modo apenas tenían una aparición y no contribuian para nada, y almenos da algo de tiempo y de contexto antes de ir al rollo de siempre. Es una mejora en toda regla, especialmente cuando se valora conjuntamente con la otra gran mejora.


En este caso, el remontaje de la banda sonora: de no tener a tener todo un recital de country añejo para convertir la peliculilla de aventuras marginales en lo que es la novela, todo un recuerdo borroso narrado en el fluir de una autobiografía con fines expiatorios. Cambia totalmente la forma en que se ve y se valora la película y da sentido extra al metraje nuevo. Este cambio de carácter la hace menos demolida y también menos programada, un lavado de cara interesante. Pese a que prefiero cuando se hace bién a la primera.


No ha estado mal ver esta remodelación en profundidad. Le sube una arroba. Y le subiría otra de haber quitado el cameo de Sofía. Pero hay cosas que no se pueden cambiar: tanto a T. Howell como a Maccio le faltaban unos años para hacer algo medianamente decente y esto pedía mucha tralla actoril, la maestría de Coppola está bastante limitada por el conjunto y esta novela, que podría ser la base de una historia mas que interesante, seguirá siendo recordada por pocas cosas buenas, una puesta de sol y los versos de Robert Frost, tan bellos en su origen como mal traducidos en cualquier idioma, sea doblado o subtitulado. Sic Transit Gloria Mundi.




@ Absurda
@@ Inofensiva
@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible
@@@@@ Catastrófica

No hay comentarios: