Sitges 2011 (III) Hobo With a Shotgun y Rutger Hauer.

Hobo With a Shotgun
Jason Eisener 2011

Dentro del cine fantasioso de ultraviolencia que tanto anima las noches del festival lo mas frecuente es encontrarse con producciones insustanciales de poco a ningún interés general y que a menudo solamente arrancan carcajadas y aplausos en alguna decapitación recreativa, algún desollamiento innecesario o alguna macabra vivisección realizada de alguna forma novedosamente humorística o desternillante. Por eso es bueno romper la rutina y acercar géneros, darle algunos toques gore al clásico "Solo ante el Peligro", hacer alguna revisión con tintes filosóficos de "Toxic Avenger" o directamente, pavimentar el camino de baldosas amarillas con cadáveres mutilados para que Dorothy y su panda de psicópatas los pisotee con botas de hierro. Estos híbiridos, si bien no tienen ninguna posibilidad de arrancar un alzamiento de ceja al cine comercial, creo que pueden ser el futuro para acercar géneros que ahora parecen separados por el rígido granito del cine de género exclusivamente ultraviolento.

Después de esta introducción creo que sobra mencionar que papel juega la 'shotgun' en todo esto, pero si es importante reseñar a su dueño: El simpático Rutger Hauer, a sus 67 años, sigue en plena forma y derrocha estilo por doquier interpretando a este homeless, vagabundo, mendigo, errante y deambulador profesional en su epopeya en Fuck City. En una ciudad gobernada por el cacique sin escrúpulos dedicado a humillar a sus conciudadanos, el mendigo tendrá que tomar la decisión de su vida: comprarse una segadora o una escopeta. Tras esta dramática decisión, digna de un discurso de "mas allá de las puertas de Tanhauser" la vida en Fuck City dará un vuelco y un nuevo poder tomará las calles.

Ciertamente curioso, el detalle de tener a este robaescenas de Hauer haciendo un papel tan dramático en una producción tan infernal causa sentimientos muy contradictorios, por un lado es un derroche de recursos escénicos y voluntad que causa estupor y risa en el contexto de la película, y por otro es que sin esto no hay película ni hay nada. Quitando al personaje este no queda mas que los tradicionales números de peli sanguinolenta, endulzado por un par de alocados pijo-psicópatas con patines de cuchilla (poco eficaces para andar pero útiles para otras cosas) y la presencia de La Plaga, unos peculiares cazarecompensas místico-motarras.

Pero llegados a este punto, creo que merecen ver en todo su esplendor esta mezcolanza suprema:




Creo que aún no ha llegado el momento de despedirse de Hauer, quizá no llegue a ser Clint Eastwood pero ciertamente aún puede aguantar mucha caña. No se le vio por Sitges este año pero no pierdo la esperanza de que siga fiel al cine fantástico y de terror al que tanto ha dado hasta ahora y por el que raramente ha sido reconocido. El Autoestopista, el Señor del Acero, el Capitán Navarre o Roy Batty han marcado una época y reclamo para él el premio a toda una carrera en el cine fantástico. Señor Angel Sala y distinguidos señores del festival, pónganse a ello o si no tendrán que darle explicaciones a Roy Batty.

@ Absurda
@@ Inofensiva
@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible
@@@@@ Catastrófica

1 comentario:

Dr. Quatermass dijo...

A mi me entusiasmó, the plague jaja brutales !