Winter is Coming - April 2011

No suelo reseñar literatura, porque hay que tenerla muy fresca, una visión muy global que no poseo y unas aptitudes de comunicación que no necesiten pantallazos ilustrativos. Ni tampoco reseño series no empezadas sobre novelas no acabadas. Pero ha llegado el momento de darles un consejo: hagan los deberes y no se pierdan esto.

A Song of Ice and Fire
George R.R. Martin (1996-)

George Martin ha logrado lo que parecía imposible: resucitar la narrativa fantástica bajo una prespectiva contemporanea, para un público muy ámplio que no tema a los tochos, con una visión global encomiable y el ímpetu narrativo de un blockbuster de los Wachowsky. Base: un mundo nuevo por explotar con una mitología perdida en la memoria de los sabios, de raices ancestrales y cuentos perdidos que se susurran en la oscuridad. De tamaño y alcance temporal de mundo secundario "a lo Tolkien" pero con una filosofía menos poética y mas pragmática, cambiando la mayoría de referencias a profecías y reyes del pasado a leyendas y sabiduria popular perdida en un mundo donde las estaciones se miden por décadas. Y no es gratuita la cita del maestro Tolkien, después de muchos intentos mas o menos estériles de narrar complejos mundos perdidos, de los cuales lo mas destacado sería la Rueda del Tiempo de Robert Jordan, esto rompe todos los techos plausibles y se coloca en el puest de aspirante a crear la mayor saga fantástica jamas concebida.

Porque a diferencia de los anteriores, uno tiene la sensación de estar leyendo novela histórica, sin (aparentemente) magos ni brujos ni elementos sobrenaturales que conduzcan la narrativa por los trillados caminos del objeto de poder, la búsqueda de alguien especial o la finalización de tal o cual profecía. No, la narrativa está mas próxima a la novela negra e histórica, la primigénea política europea forjada a base de bodas y guerras, retazos de aventuras en los confines del mundo y un exquisito tratamiento de los personajes que, poco a poco, arrojan algo de luz sobre los acontecimientos que en realidad están sucediendo a medida que se alargan las sombras del otoño.

Por ello el resultado es una trama fluida donde todas las relaciones entre personajes responden a un objetivo muy pragmático en una incesante lucha de poder, conspiraciones y ardides que sobrepasan los valores de la virtud y la maldad tan pobremente tratados en las generaciones post-Tolkien, creando un nuevo paradigma de novela por entregas que desafía a la curiosidad del lector y a menudo la derrota, consiguiendo giros dramáticos totalmente inesperados pero mucho mas justificables que la mayoria de artificios televisivos de los últimos años.

Después del éxito inicial de las primeras cuatro entregas de la saga, Martin ha decidido posponer toda publicación hasta que pueda dar con el final que esto se merece y cerrar satisfactoriamete los arcos argumentales que poco a poco empiezan su convergencia final. De momento las previsiones son de tres novelas más, y el tiempo que el hombre se está dando es para concentrarse en los detalles de la producción que la HBO tiene en cartel para este año. Desde luego es un formato perfectamente compatible con la serie por entregas, dado que la narración ya está de por si articulada en pequeños capítulos, cada uno de ellos con una estructura interna completa: situación, acción y desenlace.

Sólo queda ver si están todas las subtramas que deberían estar y si han dedicado todo el tiempo necesario a la docena larga de personajes importantes y todas las sutilezas propias de una obra que hasta ahora sobrepasa las 2000 páginas. Creo que será un buen homenaje a la primera novela de la saga "Juego de Tronos" pero con omisiones importantes, una visibilidad algo limitada a los personajes principales y como siempre, con las futuras entregas pendientes del éxito televisivo de la primera temporada.

Pero de momento, lo que hay sobre los actores y y los medios técnicos es para alegrarse mucho. Si mis mediocres palabras no les han llegado, tómense un tiempo para echar un ojo a esto:


Así que tomen nota, si no conocen aún la obra de George Martin empiecen con su immortal novela "Juego de Tronos" antes de que la HBO y el estallido mediático que está alzanzando esta saga les espoilee alguno de sus mas interesantes secretos. Palabra de Lucifer.

Treinta segundos sobre Tokyo

Thirty seconds over Tokyo
Mervyn Leroy (1944)

El cine bélico tuvo su gran momento de esplendor y popularidad en los 50, casi siempre con bandera barriestrellada para recrear las grandes hazañas bélicas de la WWII. Midway, Pearl Harbour o Guadalcanal, la armada del tío Sam contra los tenaces pilotos nipones o los traicioneros submarinos alemanes, con alguna imagen de archivo y preciosas maniobras navales para la gran pantalla. Pero eso si, cada vez mas peliculadas, con mas himnos, marchas y tópicos, entre el afán por el autohomenaje, la popularidad del género y de paso, mantener al senador McCarthy a una distancia prudente.

Pero esta maravilla de la recreación casi documental es otra cosa. Rodada con la guerra cuesta abajo y las operaciones del pacífico en marcha, es una autentica recreación de los antecedentes, preparativos y la ejecución del Raid Doolittle, la primera y mas ambiciosa represalia sobre suelo Japonés de la guerra. Esta acción bélica no tuvo logros tácticos específicos, fue una simple demostración de poderío, recursos y habilidad y también el serio aviso de que hacer el kami-kaze no es una virtud exclusivamente oriental, solo hay que calentar suficiente a un puñado de aviadores. Y con esto empieza y acaba el discurso patriótico barato, porque fue una proeza de la aviación fina en toda regla que hubiera hecho palidecer a Howard Hughes pero en tiempos de guerra y con un público claramente hostil.


Y como buen documental, dedica el tiempo necesario a mostrar la grandeza no en las acciones heroicas individuales sino en algo mas heroico: pedirle a un piloto que vulnere los procedimientos de seguridad y cometa todas las temeridades posibles: Despegar un B-25 sobrecargado desde la cubierta del USS Hornet, alcanzar 100Km/h en 150 metros, replegar el tren en pérdidas, remontarse y volar 1000 Km de noche lamiendo olas del pacífico, alcanzar los blancos, quemarlo todo y soñar que los vientos favorables te permitan llegar a China.




Por ello no faltan los detalles técnicos: El Mitchells de la fotografía raspando el suelo con el patín de cola, el clásico problema al rotar debajo de 50 nudos. ¡Algo que no querrás que pase en tus despegues! especialmente desde un portaaviones de madera mas estrecho que el propio avión. Estos detallitos demuestran un espíritu técnico-documental que no duraría mucho y el uso de pilotos especialistas y manobras reales en lugar de top-guns sobrados haciendo el burro con tecnología punta. Aunque eso sí, me queda la duda de si un espectador poco versado en aviación puede reparar en todos estos detallitos.



Pero aparte de los logros de los especialistas, también fue oscarizada por sus efectos especiales. Digna sucesora de "Bombardero" en este premio, consiguió sugerir la cabina y el viaje del raid en un excelente escenario mecánico y las maquetas de toda la vida, con un cuidado en el trucaje que no recuerdo haber visto a este nivel hasta muy entrados los 50. Incluso la forma en que las sombras dentro del avión responden a los giros y piruetas está contemplado en esta magnífica panorámica del B-25 sobre la ciudad.


La última parte cojea un poco más, ya sin aviones por enmedio pone el foco en las aventuras por la supervivencia de los pocos que llegaron al estado ocupado de Manchuria, la fuga a la China Nacionalista y la repatriación final de los pocos supervivientes Aquí se da una visión muy humana de la guerra, quizá demasiado, basado en las capacidades y aptitudes personales mas que la gran estrategia global y por supuesto muy diferente al terror aéreo y los bombardeos civiles en Londres, Dresde, Tokyo o Estalingrado.

Por lo demás, apariciones puntuales de Mitchum y Spencer Tracy como Doolittle, mucha gente y mas aviones para todos los gustos. Lástima que en adelante, al amparo de las piruetas y las maniobras en velocidad se olvidara que, apenas 40 años desde que los Wright lograran el sueño de Ícaro, 16 tripulaciones se embarcaron en la aventura aérea mas notable desde el vuelo de Lindbergh.
Por su osado realismo aéreo, épica, historia y por la visión diferente de las pelis de guerra:


@ Absurda
@@ Inofensiva
@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible
@@@@@ Catastrófica

Héctor: un homenaje al drama

Hèctor
Garcia Querejeta (2004)


El drama costumbrista no tiene fecha de caducidad. Cada pais, cada pueblo, cada época tiene su propio decorado para tratar los conflictos familiares de siempre. El padre ausente, la relación inapropiada y el caracter malentendido son las claves de esta obra coral que arranca, como todas, después de un trágico desencadenante. La hermana ha muerto. ¿Que pasa con Héctor?

Como anticipo en el pròlogo, no hay nada nuevo bajo el sol salvo nosotros y nuestro itinerante punto de vista. De ahí el mértito de contar lo de siempre desde una óptica cercana, familiar, implicada y que rompa la barrera de la pantalla para que nos interesemos, por una vez, por los problemas de otros. Aunque sean de ficción.

El mérito en esta clase de producciones, donde no hay nada mas que actores y un buen trabajo de iluminación de interiores, está en justamente guiar nuestra mirada por los puntos apropiados, rehuir el morbo de los excesos dramàticos y obrar contenidamente, siempre reteniendo algo para despúes. Narrar y mostrar, esperando a que llegue a nosotros la empatía y la responsabilidad de pensar en cada personita como un pequeño mundo de realidades a considerar mas que otro bípedo automotriz que interactua adiabáticamente en un proceso isoentrópico. La entropia debe aumentar, y es mejor que se reparta entre todos.

Por ello el trabajo de guionista de G. Querejeta roza la excelencia, la sutileza natural y no pocas digresiones aparentes permiten cuajar una obra sólida, estructurada y competente en un terreno tan pedregoso y de poco provecho comercial que la mayoría de directores rehuye como si de la peste se tratase. Digno heredero tanto de Elias como de todos sus trabajos como documentalista.

Adrana Ozores y Nilo Mur lo bordan. Y menos mal, porque en estos casos no hay muchas mas opciones. Ya sabemos como están los Goya cuando se trata de premiar apariciones de 30 segundos, así que pasamos de puntillas sobre muchos secundarios en el perpétuo limbo que hay entre las corproducciones baratillas y el cine de verdad y nos centramos en lo que importa: acabar satisfechos de que, por una vez, no nos tomen por tontos y el desasosiego dramàtico tenga una repercusión en nuestro estado de ánimo positivo tras ver un buen trabajo colectivo.Así, esta obra debería ser la referencia para medir segun que tipo de historias, de guiones y de supuestos realismos que acabn dejando menos huella que el viento soplando por las cabezas de algunos.

Por todo ello y mucho mas, me complace añadirlo a la lista de:


@ Absurda
@@ Inofensiva
@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible
@@@@@ Catastrófica



Tres Metros Sobre El Infierno

Si, esta película desentona bastante en mi línea editorial, pero me dijeron erróneamente que Nerea Camacho tenía un papel grande así que había que darle una oportunidad.

Tres Metros Sobre El Cielo
Coca-Cola (2010)

Gracias a los créditos del ICO, ideales para rescatar negocios que se hunden, la inestimable publicidad de Cocacola en forma de Product Placement a pantalla completa y dado que el paupérrimo nivel de la saga Eclipse ha puesto el listón a tres palmos sobre los invertebrados, el director Fernando Gonzalez Molina, forjado en obras tan destacadas del mercado audiovisual como Los Hombres de Paco, demuestra en un par de horas lo que vengo diciendo desde hace tiempo: que talento no falta, lo que falta son ganas.

Porque contra lo que me esperaba todo el elenco juvenil salva la cara con dignidad, aplomo y trabajo duro, algo que no pueden decir los eternos secundarios de las producciones españolas baratitas. El dúo protagonista de esta versión hormonada y rosa, este cruce entre El Juego del Ahorcado y Grease, da esperanzas de que en el futuro puedan tener alguna cosa mas que decir, alguna cosa mas que en Los Hombres de Paco me refiero. Igualmente Nerea Camacho y Álvaro Cervantes (Nominado al Goya por El Juego del Ahorcado justamente) parece que le van pillando el truco y dan mucho juego, mientras que la parte adulta de la película es un desdibujo total e innecesario de encasillados en culebrones televisivos que no merece especial mención.

Pero da igual. Porque el objetivo era hacer la versión nacional de Crepúsculo, una niña pija con bragas de Hello Kitty que consigue domar e imponer su carácter sensible pero recio a un chulazo duro, rico, mas peligroso que Chuck Norris con una rabieta y llevarlo a enoquecer de amor auténtico ante su desdén (si es que eso del amor auténtico existe, claro, tema importante aquí!) . O sea un producto decididamente para ellas, com mas estrógenos que una fiesta lésbica y algunos deslices argumentales que sólo se pueden obviar si uno presta mas atención al chulazo sin camiseta que a la realidad.

Y aquí está la pega, porque todo eso es perdonable en la primera parte de la película, amena, divertida y con muchos detalles trágicos que no esperaba, una versión puesta al día de las pelis antes mencionadas con cierto gancho modernillo y hasta justificable en sus arriesgadas premisas. Pero cuando entran los dos en celo, la cosa se pone muy pero que muy intragable. A partir del inveitable apareamiento recreacional la cosa degenera en una sarta de refritos innumerables, desde Dirty Dancing a Oficial y Caballero, todo ello desde una prespectiva 100% ginocéntrica donde el personaje masculino ve como su desarrollo queda fuera del guión, fuera de toda coherencia argumental y pierde las pocas neuronas que le quedaban en beneficio de la finalmente heroina del dia, una chica con los pies sobre el suelo, la mente en las nubes y el ego en Júpiter para deleite de la concurrencia femenina del cine y del asombro del resto.

No me malentiendan, no estoy pidiendo igualdad de trato en la pantalla, pero si en las butacas. Todos hemos pagado entrada por igual y sabe muy mal ver a un pobre chico convertido de golpe y porrazo en un un secundario dedicado a dar entradas dramáticas a la chica para que esta suelte perlas que figurarian en la portada del Superpop o su actual versión quiosquera, mientras que las turbulencias emocionales de él, que son las que tiran del carro durante la primera hora, quedan extinguidas en una bola de sufrimiento y mal de amor diarréico incurable y con seria afectación sobre la inteligencia. Para colmo, la escena cumbre se remata en dos patadas en un alarde de narración dual o paralela totalmente penosa y mas artificiosa que un episodio de Dr Who, una muerte tan innecesaria como oportunista y un desquicie colectivo que no toma por sorpresa a nadie, perpetrado sin preparacion ni resolución, como en un cuento infantil de los malos, alargando la nadería mas absoluta durante unos eternos minutos de indigencia intelectual a niveles épicos. Neocursileria 2.0 No me nauseaba tanto desde que confundí la pasta de dientes con el champú.

Y digo yo: Si hemos visto que la primera hora puede ser aceptable para todos los públicos, ¿porqué cambiar? Almenos hemos sacado algo en claro. Y es que de algún modo la Cocacola quiere expandir su mercado entre las jovencitas que van al cine. Uf que sed me está entrando de repente...


Porque aguantó una hora sin mirar el reloj, el comité de peliculas cremosas vota

@ Absurda
@@ Inofensiva
@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible
@@@@@ Catastrófica

Inception - Misterio desvelado

Origen (2010)
Christopher Nolan.

Bueno, repasando lo que ha dado este año de si, me quedo con el final polémico de Inception, un final que aunque no lo parezca se tragó medio presupuesto de la película, se rodó tantas veces que DiCaprio se volvió al loquero de Shutter Island y que acabó con el juramento de la productora de no volver a tratar con Nolan hasta que Batman se lo pida.

O no ... juzguen ustedes mismos


Bueno la verdad es que es todo un peliculón, pero me gustó mas Batman. Porque una vez mas se tira del ciberpunk profundo para permitir atrocidades tecnológicas que ni en las peores pesadillas de Hellraiser pero se queda todo muy en la superficie, una gigantesca justificación de la mezcla de cine negro y aventuras tecnológicas, todo muy Nolan.

No me malinterpreten, es una película fascinante, intrigante y con muchos momentos memorables, pero tan tan fria y desalmada como los reprimidos sentimientos de Dicaprio con su amado fantasma cibernético picajoso. Es toda ella una represión, una contención del todo, de dar en cuentagotas lo justo para tirar adelante, desmenuzando la trama hilo por hilo y negar con ello cualquier posibilidad de sorpresa extraordinaria. Salvo el final, del que creo que ya he dicho suficiente en el vídeo.

¿Dónde está el problema? Pues que para mi, el Cyberpunk es un género de excesos y no de contención, es un lugar donde las películas tienen que ser como The Matrix y mucho más, y donde no vale quedarse corto, retener ni insinuar. Y aquí el tono negro no es de cyberpunk ni de Blade Runner sino del Halcón Maltés mas bién, donde además resulta que el Bogart de turno es un sensiblero. Así, con tanta distancia con el espectador, en el tiempo y en el espacio, es un ejercicio de cine muy bien hecho pero que no llega. Y ¿dónde están los personajes del cyberpunk? pues tampoco.

Ah, y ¿a alguien le gustó la música? Porque a mi no, y no es que prefiera a Daft Punk (anatema) pero tampoco le he pillado la gracia al tema principal.

Por lo demás, es sin duda uno de los mejores guiones y mas arriesgados que se han hecho en mucho tiempo. Se le pueden reprochar ciertas cositas pero casi que no vale la pena. Simplemente genial.

Porque se lo ha currado, pero perdiendo algo de esencia por el camino:

@ Absurda
@@ Inofensiva
@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible
@@@@@ Catastròfica