8x1:Toda la saga Harry Potter en 10 minutos

Bueno, a mí me ha costado algo mas de 10 minutos, pero para compensar estas vacaciones improvisadas que me he tomado, hoy van 8 críticas en 1, mas frescas no las verá, maratón de dos películas por día, con ratillos para sestear y la última entrega cinematográfica que aún tiembla en mi retina.

AVISO: el 99% de religiones del mundo consideran que esta serie incita a los cultos satánicos, brujería, desobediencia, fantasías trasnochadas, latinismos incorrectos y un excesivo apego a profesores barbudos de dudosa procedencia. Si valoran su alma inmortal mejor vean Transformers. Si no, han llegado al blog adecuado.

Bueno el descarado éxito de estas películas se debe atribuir principalmente a su fiel masa de lectores, pero en general podrían haber funcionado bastante bien por si solas dentro de su público, mutatis mutandi. El esfuerzo adaptativo salva bastante bién una historia difícil de llevar a la pantalla y que se recrea muy acertadamente en los puntos clave de la saga novelesca que tan bien le funcionaron a Rowling, verigracia, la costosa recreación de una idealizada escuela y los parajes magicofestivos, el alto contenido en magia de colores, por tener a unos niños que quizá nunca se coman un rosco en el cine serio pero que aquí ponen el gusto y las ganas, y el ir desvelando la gran historia en cuentagotas, a veces mejor que otras.

Rowling tuvo el primer acierto en recuperar para la literatura infantil el consabido tema de las escuelas-internado, herencia de las academias Jedi, la escuela Xavier de los X-men (o de Enyd Blyton para no salirnos de un mundo tan anglocéntrico) y que estaba ahí esperando a la periódica resurrección del tema. Así que la recreación lujosa, pormenorizada y ultradetallista del Alma Mater de la magia inglesa es también un acierto para cautivar a su público y dar consistencia a lo que pueda venir después. Un triumfo cinematográfico también obligatorio, sin el cual le habrían caido hostias como panes. Pese a que uno de los lastres argumentales es justamente la excesiva preponderancia de un centro educativo en una trama que alcanza proporciones galácticas.

Las adaptaciones, el pulso narrativo, la temporización de las aventuras en cada fascículo es milimétrica y consiguen pasar las horas (muchas) volando, un ejercicio de rigor encomiable y de gran respeto por la obra y su público, seriedad y profesionalidad. Quizá salvo alguna concesión gratuita a la magia de bajo calibre, mas fiestera y buscando las complicidades infantiles, pero sin llegar a empalagar. La trama central de cada entrega se mantiene casi al 100%, aprovechando todos los altibajos que imprimen ritmo y que ya se trabajó Rowling en su momento.

La trama general rechina bastante, deja demasiadas cosas para la última entrega y se recrea mientrastanto en subtramas elevadas a la primera linea para ganar tiempo y colar una novela o dos mas de lo estrictamente necesario. Quedan relegadas al limbo muchas preguntas sin respuesta y adormecen la situación límite para llegar al décimo aniversario (7 años en tiempo de guión) para un tema que realmente no debería ir tan lento. Pero eso es menos imputable a la producción que a los deseos de Rowling de facturar un poquitín mas, o como dicen en esta profesión, para qué forrarse de una vez por todas y vivir como un rey si puedes forrarte siete veces y vivir como los dioses.

Aun con todo esto, cuesta mucho despegarle a Harry Potter la pegatina de infantil, por mas que las novelas intentaran madurar junto a su público hay cosas que son poco madurables (especialmente esas horrorosas gafas). Son notorios los esfuerzos para oscurecer tenebrosamente la historia y alejarla del formato Disney con que empezó, pero en una peli 'apta' no se permiten las dosis de mala leche, rabia homicida y venganza gratuita que la situación 'real' requeriría muy a menudo. Pero Harry Potter es como un caballero Jedi de 400 años en cuanto a entereza mental y le cuesta seis pelis y media despeinarse un poco.

Pese a ello, grande Radcliffe y grande su compañía. Sólo de pensar qué habría sido de estas películas con gente menos implicada ya es para echarse a temblar.

ahora, y una por una:

H.P. y la Piedra Filosofal (C. Columbus, 2001): [@@] La referencia. La mas Disney y probablemente la que hubiera disfrutado mas de chaval. Nunca se le reconocerá lo suficiente el gran trabajo de fondo para crear los puntales de la saga.

H.P. y la Cámara Secreta (C. Columbus, 2002): [@@@] La Sorpresa. Un argumento tan fantástico y bien estructurado que me fascinó. Y con una doble lectura sobre los diarios de un mago fascista muerto muy, pero que muy interesantes. Y además con elementos temáticos que serán claves en el desenlace. Bicho final mjy majo.

H.P. y el Prisionero de Azkabán (A. Cuarón, 2004) [@@] La Travesura. Mucha parafernalia para un argumento bastante sencillito. Se nota el cambio de director pero no daba para mucho y la reiteración empieza a cansar. Aparecen artilugios mágicos demasiado trasnochados para tener continuidad y no se avanza demasiado en la saga.

H.P. y el Cáliz de Fuego (M. Newell, 2005) [@@@] El retorno. Pese a encallarse demasiado en la faceta personal de los personajes, vuelve a sorprender con un giro final mas elaborado y unos detalles mas oscuros. Mantiene la estructura clásica pero ya es la bisagra hacia la parte mas interesante de la serie. Se cargan a Patinsson y por fin empezamos a ver algo de magia tenebrosa y malvada. Otro director que la clava y otro que mandan a paseo.

H.P. y la Órden del Fénix (D. Yates, 2007) [@@] La Oscura. Cambio de estructura narrativa, cambio de dinámicas y de temáticas, paso adelante en esta pretendida maduración pero un paso atras en el argumento. Mas concesiones al drama pero desaprovechando una buena temática. A partir de aquí se nota como la dificultad de adaptación crece con cada minuto.

H.P. y el Príncipe Mestizo (D. Yates, 2009) [@@] La Pausa. Había que estirar el filón y se nota. Muchas aventuras de bajo calado para liquidarlo todo en dos patadas. Era el momento de dar una auténtica profundidad a los personajes y no logra conseguirlo del todo.

H.P. y las Reliquias de la Muerte (parte I) (D. Yates, 2010)[@@] El comienzo del Fin. Empieza el gran final pero no del todo. Las cartas ya están sobre la mesa pero se da otro rodeo argumental, revisitando temáticas ya tratadas. Almenos se empiezan a partir la cara a base de bién, tomando un modelo mas de película de acción que de investigación.

H.P. y las Reliquias de la Muerte (parte II)(3D) (D. Yates, 2011)[@@@]El Despiporre. Siguiendo la línea, una buena película de acción y mamporros, dramatismo y emociones, persecuciones y arrebatos. Por fin se dan las claves para interpretar (casi) todas las irregularidades, algunas brillantes, otras llegan un poco tarde y otras no están. Épica y enajenación total en un festival de magia difícil de olvidar. Sólo cabe la pena de que no empezaran antes a este nivel.


Global:

Por currada, entretenida y tener detalles de calidad más allá de lo esperable, por la entrega de todos sus participantes y por clavar algunos de los personajes mas carismáticos de las novelas. Y por tener a un personaje trágico de la talla de Snape:


@ Absurda
@@ Inofensiva
@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible
@@@@@ Catastrófica