Sitges 2011 (III) Hobo With a Shotgun y Rutger Hauer.

Hobo With a Shotgun
Jason Eisener 2011

Dentro del cine fantasioso de ultraviolencia que tanto anima las noches del festival lo mas frecuente es encontrarse con producciones insustanciales de poco a ningún interés general y que a menudo solamente arrancan carcajadas y aplausos en alguna decapitación recreativa, algún desollamiento innecesario o alguna macabra vivisección realizada de alguna forma novedosamente humorística o desternillante. Por eso es bueno romper la rutina y acercar géneros, darle algunos toques gore al clásico "Solo ante el Peligro", hacer alguna revisión con tintes filosóficos de "Toxic Avenger" o directamente, pavimentar el camino de baldosas amarillas con cadáveres mutilados para que Dorothy y su panda de psicópatas los pisotee con botas de hierro. Estos híbiridos, si bien no tienen ninguna posibilidad de arrancar un alzamiento de ceja al cine comercial, creo que pueden ser el futuro para acercar géneros que ahora parecen separados por el rígido granito del cine de género exclusivamente ultraviolento.

Después de esta introducción creo que sobra mencionar que papel juega la 'shotgun' en todo esto, pero si es importante reseñar a su dueño: El simpático Rutger Hauer, a sus 67 años, sigue en plena forma y derrocha estilo por doquier interpretando a este homeless, vagabundo, mendigo, errante y deambulador profesional en su epopeya en Fuck City. En una ciudad gobernada por el cacique sin escrúpulos dedicado a humillar a sus conciudadanos, el mendigo tendrá que tomar la decisión de su vida: comprarse una segadora o una escopeta. Tras esta dramática decisión, digna de un discurso de "mas allá de las puertas de Tanhauser" la vida en Fuck City dará un vuelco y un nuevo poder tomará las calles.

Ciertamente curioso, el detalle de tener a este robaescenas de Hauer haciendo un papel tan dramático en una producción tan infernal causa sentimientos muy contradictorios, por un lado es un derroche de recursos escénicos y voluntad que causa estupor y risa en el contexto de la película, y por otro es que sin esto no hay película ni hay nada. Quitando al personaje este no queda mas que los tradicionales números de peli sanguinolenta, endulzado por un par de alocados pijo-psicópatas con patines de cuchilla (poco eficaces para andar pero útiles para otras cosas) y la presencia de La Plaga, unos peculiares cazarecompensas místico-motarras.

Pero llegados a este punto, creo que merecen ver en todo su esplendor esta mezcolanza suprema:




Creo que aún no ha llegado el momento de despedirse de Hauer, quizá no llegue a ser Clint Eastwood pero ciertamente aún puede aguantar mucha caña. No se le vio por Sitges este año pero no pierdo la esperanza de que siga fiel al cine fantástico y de terror al que tanto ha dado hasta ahora y por el que raramente ha sido reconocido. El Autoestopista, el Señor del Acero, el Capitán Navarre o Roy Batty han marcado una época y reclamo para él el premio a toda una carrera en el cine fantástico. Señor Angel Sala y distinguidos señores del festival, pónganse a ello o si no tendrán que darle explicaciones a Roy Batty.

@ Absurda
@@ Inofensiva
@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible
@@@@@ Catastrófica

Sitges 2011 (II) - Zaborgar

Karate-Robo Zaborgar / Denjin Zabôgâ
Noboru Iguchi (2011)


Saltamos a Japan Madness: ¿Se puede pedir algo mejor que películas de Godzilla, cutre-ninjas y producciones baratas prehistóricas? desde luego que sí, sus posteriores remakes modernos! Gracias a la Sushi Typhoon podemos rescatar una serie que podría pasar por la peor de la historia y convertirla en una película que no sea la peor de la historia, aunque se queda cerca. La compañía esta parece que está en máximos históricos, pero esto es seguramente su punto creativo mas bajo en años.

'Denjin Zaborgar' (o como leches se escriba en romanji, no intenten escribir cosas serias en un idioma que fue diseñado sólo para gritar "Suelta ese pescado y lárgate, coreano de m..." ) fue una serie de TV setentera para niños y algunos adultos (principalmente los que por aquella época andaban inventando el BetaMax) y que ha marcado a muchas generaciones desde entonces, con los resultados lamentables que eso conlleva. Perdon por ser tan duro con un país que no hace mas que recibir hostias este año pero haber crecido con "Verano Azul" me da cierta autoridad en cuanto a victimismo televisivo.

Pues bien, esta serie combinaba a la perfección a los Power Rangers (Perdon, en español moderno deberíamos decir "Pogüer Ranyers", si la RAE acepta que se castellanicen los sonidos para qué vamos a privarnos de reescribir también las grafías) pero además con ayuda de varios Transformers, contra organizaciones criminales como Spectra, mutantes a lo X-men, papás que también dan de mamar (no pregunten por favor) y hermanos gemelos convertidos en moto de carreras mediante algún tipo de experimento genético que se escapa a mi comprensión. En su versión de peli moderna "Karate-Robo Zaborgar" podemos gozar de todo el esperpento clásico pero con unos robotos con algo menos de cartón y algo mas de aluminio reciclado de algún chatarrero con el mismo gusto por las cosas brillantes que una urraca histérica.

Sería injusto no mencionar las artes marciales, aquí también profanadas de mil maneras en patadas saltarinas que harían enrojecer a los fans de DragonBall. Esto es técnicamente imposible ya que ver estas series borra la parte del cerebro comprendida entre la letra "C" y la neurona de no mearse encima, pero de todas formas válgame la metáfora para indicar que para este nivel de esperpento no necesitaban precisamente a un experto karateka sino mas bién a un payaso con graves daños cerebrales. Pero recordemos que estas cosas son las que hacen reir, no porque los gags sean precisamente elaborados sino por su descarada estulticia que achacaremos campechanamente a un ramalazo autoparódico.

Es una pena porque Sushi Typhoon me daba mas buen rollo, me pareció realmente elegante y resultona esa "Alien Vs Ninja" y también me tragué "Mutant Girls Squad" aunque no se le acerca ni por asomo. Esta en cambio presenta todas las chorradas risibles en media hora, incluidos algunos toques humorísticos decentes, pero el resto es para aburrir a las ostras. Y el resto es una hora larga, larga, larga. De haber sido un cortometraje, sería para aplaudir a rabiar pero hay mucho tiempo de película para arrepentirse del precio de la entrada. Reservada para mentes realmente completistas y desconocidas a la verguenza, el sopor y el sushi podrido.

@ Absurda
@@ Inofensiva
@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible
@@@@@ Catastrófica

Sitges 2011 (I): Killer Joe

Killer Joe (2011) William Friedkin
Sorpresas de la vida, en esta edición del festival me he encontrado con una perla bastante seria. Pese a mis deseos de ver zombies y frikadas varias, la sesión sorpresa de la maratón del sábado empezó con el estreno (después de Venecia) de una cinta que, sin tener aún distribución conocida, puede dar bastante que hablar. ¿Un cruce entre Cohen y Tarantino? ¿por el director de El Exorcista? ¿En un parque de caravanas que parece el de My Name is Earl? Ya lo creo que dará que hablar.

Killer Joe parece sacado directamente de la mente calenturienta de los Cohen, una especie de revisión de Sangre Fácil, thriller familiar embrollado-pero-no-tanto que a diferencia de la primera es capaz de arrancar carcajadas de auténtica perversidad viendo las peripecias de los perdedores de siempre intentando dar el golpe que los saque del arroyo. Nada de buscarle detalles demasiado substanciales. En esta película los perdedores estan para recibir y hacer numeritos de perdedores, los chicos malos son caricaturas que también firmarian los Cohen y nos deja para la historia alguna escena como la que llamaremos eufemísticamente la "felación de las alitas de pollo", un momentazo entre el horror y la carcajada que sin duda sacará chispas cuando caiga en manos del "Dias de Cine" y similares.

Pese a esta bizarría de la talla del Almodóvar de los viejos tiempos, los nombres que desfilan son de lujo, Emile Hirsch (el niño aventuras de Into The Wild) y el Mat McConnaughey con la cara de pedante estreñido de siempre, que dan un recital dentro del esperpento general. Ayuda tener personajes totalmente Tarantinianos, y no lo digo (solamente) por la propensión a los tortazos y las escenas de alta tensión, sino también por la inspiración setentera, televisiones con dibujos animados en blanco y negro, mucho radiobroadcast para la banda sonora, algun diálogo absurdo y la fina caracterización de personajes muy pero que muy burdos.

La dirección es mas comedida que la de Tarantino, menos juego de cámara y mas buscar la foto ideal para cada plano, y desde luego no tiene nada de Cohen eso se lo aseguro. Además me queda el regusto dudoso de que, seguramente, podando alguna insensatez por allí y alguna paliza por allá se podría haber exprimido algo mas el tema. Pero el tiempo da para lo que da, el guion no es original sino una adaptación fidedigna (?) de una obra(??) teatral (???) que tuvo cierto recorrido "off-Broadway" y porque para lo que les ha costado, ya se pueden dar por contentos con su reconocimiento en Venecia y la categoría de frikada, que el tiempo alabará a los altares del post-Tarantinismo-neo-junk o hundirá en el pozo de las producciones anecdóticas, en parte afortunadas y puramente accesorias para insomnes y coleccionistas del esperpento moderno.

(Nota para Angel Sala y los amigos del Festival : gracias por estas sorpresas, pero a ver si además cumplimos los horarios. Si a alguien no os conviene putear es a la gente que va a ver este tipo de películas. De verdad. Los que van a ver a Soderbergh pueden ser muy insidiosos y puntillosos con sus quejas pero almenos no van armados.)


@ Absurda
@@ Inofensiva

@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible
@@@@@ Catastrófica