Mis Vacaciones con HBO y los otros sucedáneos del cine.


Durante estos meses de reposo cinéfilo he podido almenos recuperar la vieja tradición de repasar con calma las series de ficción y también documentales que mas me han impactado estos últimos años. Ya empecé en mi última entradilla sobre "Who Killed...." pero sería injusto no dedicar un espacio de honor a HBO.

 No es que HBO esté al margen del clásico empaquetamiento de formatos en temporadas con cierta dependencia de las audiencias, pero almenos conserva la sana constumbre de producir series que justamente no encajan en estos modelos convencionales, que no buscan ser familiares ni para todos los públicos y muchas de ellas ni siquiera se plantean como una futura fuente de secuelas ni alargamientos innecesarios,ni suelen suspenderse al cabo de tres episodios. Otra cosa es la calidad y prespectiva individual de cada una, que si realmente no te entra pues nada. 

Band of Brothers (Hermanos de Sangre) 
Spielberg & Hanks, 2001.

Sin duda uno de sus mayores éxitos, eso sí, para un público muy viril y amante de las armas de fuego. BoB es algo mas que una serie de batallitas, por fortuna cuenta con una base de material muy sólida (la novela homónima de Winters) y una planificación que consigue convertir lo que son etapas muy distintas de la guerra en Europa en una única historia de largo recorrido.  racias a la excelente elaboración de los personajes, de los que pocos llegaron vivos a ver la serie pero cuyas vidas han sido recogidas minuciosamente por la productora, se crea el necesario vínculo entre episodios que mantenga la continuidad y que de paso aporte algo de sentido a las carnicerías que fueron muchos campos de batalla.

Pese a que no soy un gran admirador de las películas bélicas, esta se puede ver y disfrutar por muchos motivos diferentes al simple intercambio de munición. Cada episodio consigue aportar un pequeño detalle distintivo, un tipo de proeza psicológica diferente para afrontar cada batalla, un estado de ánimo concreto en cada ataque o defensa, sin ahorrarnos los horrores de la primera línea del frente pero sin centrarse en la batalla como elemento esencial de cada episodio de una hora. Porque el elemento esencial son sus protagonistas, y la forma de afrontar situaciones imposibles y de cómo salir de ellas con la cabeza sobre los hombros, física y moralmente.



Por todo ello le doy un 10. No sobra nada, no se hace largo ni corto ninguno de los 10 episodios, no hay añadidos estúpidos ni innecesarios ni se regodea en aspectos colaterales irrelevantes. Al contrario, te quedas con las ganas de que la compalía "E" hubiera luchado también en el frente oriental sólo para poder verlo.

The Pacific 
Spielberg & Hanks, 2010.


 Un calco de la anterior, esta vez ambientada en la guerra del pacífico, pero con un resultado mucho mas discutible. Misma producción, ideas y desarrollos pero que a mi entender pincha completamente. Primero, por las características de la guerra del pacífico en si. Ningun interés estratégico, solamente desembarcos y batallitas en la selva, limpiar isla por isla de japos y volver a empezar. Al final el cansancio y la monotonía son tan grandes que uno ya no sabe si están luchando en Guadalcanal o en Vietnam.

Además, el carro sólo lo lleva un personaje en lugar de una compañía, un tipo muy poco carismático y con pocos detalles que aportar a la historia. A los diez episodios le sobran cinco tranquilamente sin que nos perdamos nada, salvo que alguien tenga mucho interés en ver la vida de los marines de permiso en Australia. Está claro que limitaron las fuentes argumentales a lo mínimo, fuentes no publicadas anteriormente con lo que está en entredicho además su veracidad, ya se pasea una y otra vez por todos los tópicos conocidos sobre la guerra del pacífico y los temibles 'japos'. (Entre otras cosas, la palabra usada en la época era "nipos" y no "japos", quiero pensar que por un defecto de traducción).

Además, intentar hablar de la guerra del pacífico sin portaaviones me parece demasiado arriesgado. Si quieren seguir con la saga haciendo una serie sobre Corea o Vietnam, les quedará sospechosamente parecida a esta. Le doy un 6 y gracias por todo el tiempo perdido.

Roma
J Milius, et.al. 2005-2006
 
Otra de las clásicas, y de categoría. La Historia-Ficción es un género apasionante, y tal como la cuentan, más aún. Aparte de lujosa, real en los detalles y históricamente correcta en muchas cosas de la vida romana, consigue inventar una serie de aventuras trepidantes al servicio de los dos protagonistas, antagonistas por naturaleza, mezclados en todos los líos políticos al servicio de los poderosos y, como quien no quiere la cosa, hasta sería pertinente una ligera reflexión sobre si ciertas ideas sobre el "panem et circem" han cambiado mucho en los últimos dos milenios.

Al margen de exactitudes históricas, la recreación de personajes históricos es brillante. Cleopatra, César, Augusto y compañía han sido dibujados de forma nítida y coherente con su fama, avalada o no por la historia. Maquinadores, perversos y humanos como pocos, son secundarios de lujo que bién se merecerían una serie por méritos propios. Y los giros argumentales, sencillamente magistrales. Historias mezcladas y desarrolladas a conveniencia para mantener cada episodio al máximo. Pena que tras la ascensión de Augusto quedara poco que contar de los personajes molones. 22 Episodios memorables para disfrutar al máximo.

No se porqué con esta serie empezó a crearse la leyenda negra de que HBO solamente produce series de alto contenido sexual sin que venga a cuento. Repasando la serie, los planos de mayor contenido explícito apenas duran dos o tres segundos, a un par por episodio de una hora. Me parece mas escandaloso insinuar que los romanos también hacían "graffiti" por las calles a mostrar que tenían una moralidad bastante diferente a la nuestra en temas de sexo por ejemplo.

Espero con ansias que HBO recupere esta línea de historia-ficción en cualquier otra época o lugar.

Juego de Tronos.
2011-?

En su segunda temporada esta serie afrona su mayor reto. Hasta el momento ha sacado con nota una novela con muchos personajes, y cada uno de ellos clave para que se entienda algo. Ahora las líneas argumentales se multiplican, los personajes van y vienen y los espectadores que no hayan podido aún leer el segundo volumen tienen la ocasión de engancharse definitivamente o lamentarlo para siempre, ya que los mejores momentos empiezan aquí, a mitad de la segunda temporada.

Por fortuna la ausencia obligada de Sean Bean la suplen con nota Cersei Lannister y su impagable hermano gemelo, que prometen mover las cosas mucho mas de los que lo hacía el viejo lobo. Los personajes nuevos mantienen el nivelazo y los prodigios de animación barata permiten recrear los parajes mas fantásticos de los siete reinos, un despiporre de climas y lugares con culturas hechas a medida. Pero habrá que ver qué tal sienta la mezcla con episodios de tan corta duración, y cada vez con mas y mas personajes importantes mezclados. Pero ya sabeis, o empezais a entender, que en Juego de Tronos la gente no vive eternamente. Especialmente los que llevan corona o se sientan cerca de ella.

Y como siempre, G. Martin nos deja con detalles que en las novelas solamente pueden narrarse 'en off' por su característica narrativa. Su mano en esta serie se nota, poniendo peso a lo que lo tiene y abreviando aquello que no aportará profundidad a la serie. Y hasta el momento, fantástico. Eso sí, me cuidaré mucho de decir que es una serie de 10/10. Las novelas lo son, y porque aprovechan muchos recursos del género. Esta serie es una adaptación sin errores, y con cambios puntuales de cara al espectador, pero que sin duda se dejará muchas cosas fuera al ver los personajes con un punto de vista mas alejado y no desde dentro. De lo que no tengo ninguna duda es que Martin acertará en hacer que pase volando y que nos quedemos con ganas de ver mas, mucho mas.

No hay comentarios: