Star Trek TCM (III): The Classical Movies (1)

Star Trek (III): The Classical Movies

Como se dijo en la introducción, la cancelación de la serie fue una decisión poco meditada y de la que muchos se arrepintieron al cabo de poco. Vista la oportunidad perdida, el proyecto "Phase II" arrancó en 1975 para producir una película piloto que marcara el devenir de esta segunda etapa. Para ello contaron con la tripulación original de la Enterprise, una maqueta mas grande y molona, una docena de "red shirts" y las bandas sonoras que marcaron la historia de Star Trek para siempre.

La idea era mantener viva la franquicia/serie/sindicación/cosa hasta que se les ocurriera algo que contara con el trabajo de Roddenberry, el tiempo de los actores originales, el dinero de la Paramount y el cariño del público de aquí y de acá y de allende los mares, cuatro cosas que no suelen darse a la vez. Por ello y pese a ello, las películas partieron de un modelo que era viejo antes de empezar pero que garantizaba mantener el estilo propio que sempre ha marcado ST.

Hoy las primeras tres películas de este ciclo:

Star Trek (I) The Motion Picture [@@@]

Robert Wise, 1979

Para la inaguración de esta 'operación rescate' encargaron a Wise una odisea espacial filosófico-tecnológica, que profundizara en los personajes y su faceta mas humana (incluso para los vulcanianos), que tuviera los efectos especiales esperables de una producción mediana, y que contara una historia muy Trek, incidiendo tanto en los personajes como en los elementos temáticos que le dieron su entidad característica: encuentro con nuevas civilizaciones, resolución de conflictos, acentura, exploración y algo de drama. Pero pagaron cara la novatada de meterse en el cine, pues las más de dos horas de metraje para contar lo que un capítulo estándard de 30 min. solía contar en TOS pasan factura y mucho.

Para variar, resultó una decepción para quien esperase ver algo parecido a Star Wars, fuera de EUA mucha gente no pilló ni el final y tuvo la consideración de película demasiado exigente tal como las tuvo Kubrik con su Odisea Espacial. Película a la que intenta emular por momentos, con viajes psicodélicos de luces y colores, y una megasecuencia musical rodeando la Enterprise, sin el Danubio Azul pero con la excelente banda de Goldsmith - elemento éste que se convertiría en sello distintivo de todas las películas posteriores. Pero ni esto es "2001" ni tiene la carga filosófica de Kubric así que se queda en la anécdotal. Peor aún, introducen un par de científicos de bata azul pero que no engañan a nadie, son dos Red Shirts con posible indulto final y que entorpece bastante un elenco ya sobrecargado. Estos frenos, el metraje dilatado en exceso y con lo mas interesante apelotonado el final ponen esta película totalmente fuera de los estándares de la época, abriendo una brecha entre Trekkie y Público que costaría 30 años arreglar.

En realidad la historia no es mala, es una buena historia como tantas hubieron en TOS contada con gran detalle y desmenuzada paso por paso, pero el simple factor de escala en el espacio y el tiempo nola convierte de por sí en una película excelente. Eso si, impagables momentos con la fabulosa Enterprise a toda pantalla, efectos audiovisuales como nunca antes se habían visto en ST y medios abundantes en toda la dirección artísitica, decoración, maquillajes y vestuarios, lo que también se convertiría en una marca distintiva de Star Trek.

Además, aparece aquí una de las bandas sonoras mas representativas de la serie, una extraordinaria composición orquestal de Jerry Goldsmith de la que derivaron posteriormente las melodías de TNG y las películas correspondientes al segundo ciclo (TNM) ya que no fue desempolvada hasta pasados 8 años.


"Enterprise" by Jerry Goldsmith


Vista en una larga prespectiva no es que haya envejecido mucho, en el sentido usual de la palabra, pero con los estándares actuales -  con los que seguramente ni se habría producido - parece tan increiblemente lenta y dispersa como para asustar a cualquiera. Con los estándares de otra época, para dedicarle toda una tarde sin prisas ni agobios, pues no está nada mal y se puede disfrutar tanto ahora como lo fue entonces.


  

Star Trek II: The Wrath of Khan [@@@@]


Nicholas Meyer, 1982


Con puntualidad Vulcaniana apareció la segunda entrega, esta vez con miras mas elevadas y una trama algo mas iteresante por su largo recorrido. En efecto, fue la primera parte de un guión que daba para tres o cuatro películas entrelazadas. Esto no fue exactamente así pero dejó casi hecha una secuela y se estiraron hasta para una segunda.

Como cambio principal tomó un rumbo mucho mas convencional y peliculero.  Se minimiza el conjunto de 'tripulación' y destacan por encima de todos los populares Kirk y Spok, con algunos secundarios que complementaran este núcleo duro de forma mucho mas directa y procedente para la trama.  Además de conseguir una película de fácil desarrollo, cosa ya de por sí deseable, esto satisfacía las ínfulas de Shatner, que por aquel entonces ya tenía delirios de grandeza, y aseguraba la presencia de Nimoy a cambio de dejarle dirigir la siguiente película, pues éste estaba ya un pelín cansado de su papel eterno. El resultado es por fín algo mas parecido a una space-opera de fácil digestión mientras que la filosofía Trek se mantiene en un segundo plano burbujeante para no defraudar a nadie.

Otra decisión acertada fue recuperar a uno de sus grandes enemigos de TOS (Ricardo Montalbán) y enfrentarlos en uno de los duelos de naves espaciales mas trepidantes de todos los tiempos, introducir un ingenio tecnológico de comportamiento insospechado y dejar el final - el mas dramático visto hasta el momento - medio abierto para proseguir las aventuras en posteriores películas. Todo condensado en una película tirando a corta, llena de principio a fin y que contiene los mismos acabados lujosos que la anterior. Este gran trabajo le valió a Meyer escribir y dirigir dos entregas más de la saga TCM.


Khaaaaan

Otra interesante novedad fue que se confió la banda sonora a James Horner, supongo que para tomar distancias con la película anterior y marcar un rumbo nuevo, y el resultado es otro lujo de campeonato. Esta banda sonora (y van tres) es mi favorita particular, y tuvo continuidad en la siguiente película como leitmotive de unión entre ambas.

Lo único puntualmente objetable es que sigue pareciendo demasiado humilde al lado de sus contemporáneas, y con barreras difíciles de franquear como las que puso Lucasfilm; la Enterprise y los transportadores siguen chupándose todo el budget de efectos especiales y no hay lucecitas innecesarias brillando por doquier, pero esto es Star Trek y las cosas van así. Por otro lado, continua el gran trabajo de vestuario y prostéticos y que se consolida también uno de los puntos distintivos de ST como, si no inventora, gran usuaria de los efectos especiales sencillos y funcionales.

Star Trek III: The Search for Spock [@@@@]


Leonard Nimoy 1984

Por fin dejaron a Nimoy ponerse detrás de la cámara y el resultado no fue todo lo malo que pudo ser, pese a que la dirección nunca fue lo suyo. Pero la idea ya estaba hecha a prueba de bombas y de hecho, es una continuación casi perfecta a la película anterior, incluso superior por momentos: con un feeling muy similar y ampliado todos los logros hasta el momento: personajes consolidados, historias que evolucionan y la trama principal que siguie su camino. Drama, acción, personajes molones y un par de batallitas espaciales de categoría. Es quizá el momento mas alto de Shatner, Nimoy y Kelley en la gran pantalla y la consolidación de un proyecto que parecía consolidado de space-opera trekkie. (Lástima que durara poco.)

 La gran estrella invitada en esta ocasión es un rival digno de Kirk: Christopher Lloyd encarna a uno de sus enemigos más despiadados y sanguinarios, que hablando de Klingons no es decir poco. Un personaje de los que no abundan en Star Trek y que toma el lugar de Khan. Mucho mas 'unidimensional' y predecible que el anterior, pero con una mala leche entrañable. Y por fin, con un enfrentamiento directo de Kirk con sus enemigos tradicionales, que desde este momento aún lo serían mas.


Get Ooooooout (espoiler)

Poco mas que añadir, junto con la anterior comparte la calificación, la estética y la impresionante banda sonora de James Horner, una evolución de la parte II mas desarrollada. Entre las dos forman una de las mejores partituras de los '80. Además de su increible belleza destaca por su increible fusión en los escenarios fantásticos de un planeta moribundo en cambio constante mientras la trompeta susurra por lo bajo el tema de TOS. 


Junto con la anterior forman quizá la mejor historia larga dentro del ciclo de películas de Star Trek y el meollo de estas Classical Movies. Un lujo para recordar a menudo.

No hay comentarios: