Star Trek TCM (IV): The Classical Movies (2)

Star Trek (IV): The Classical Movies (y 2)


Star Trek IV: The Voyage Home [@@]

Leonard Nimoy, 1986

La historia anterior estaba casi cerrada, pero aprovecharon una ranura para ampliarla un par de horas mas. Esto si, con uno cambio drástico de prespectiva de lo mas inoportuno. Puesto que el paso anterior fue bueno, dieron un gran salto salto y se pasaron tres pueblos intentando convertir ST en algo entre la comedia y las buddy movies ochenteras. Un gran Macmuffin del tamaño de dos ballenas para un improbable viaje al pasado y pasar media película en 1986, con intensas escenas de humor aptas para todos los públicos y un espaldarazo ecologista de regalo.

Este giro directamente comercial fue a causa del puro interés de monetizar las grandes figuras de la serie, que seguían abarrotando las Trek-Con y era un activo a tener en cuenta en vísperas del estreno de TNG. Aquí queda bastante poco de ST salvo sus personajes, que son lo único que tira del carro, porque lo demás no tiene nada aprovechable. El tema central está demasiado visto - y demasiado parecido a la primera película - pero además bastante mal explicado. Hay una cierta evolución de un par de personajes, como consecuendia directa de terminar los retales abiertos de la parte (III) pero que resulta algo forzado pues no tiene apenas repercusión en la película.

Visto mas en detalle, la caracterización de los personajes es muy buena, refleja un trabajo a nivel de personaje muy intenso y cuenta con toda la experiencia y bagaje acumulados de tantas horas de la tripulación mas longeva de la historia del cine. Además cuenta con una nueva generación de efectos especiales y sonoros y todos los ingredientes que faltaron anteriormente. Pero adolece de tener este enfoque de entretenimiento familiar, un escenario muy poco espacial y muy poco exótico, por no tener ni siquiera hay una enterprise...

USS Enterprise HMS Bounty

El resultado es la película de Star Trek con mas premios y nominaciones técnicas y creativas. No en vano se puso en manos de la ILM de Lucas para no fallar el tiro.Tanto la música como la fotografía, sonido y efectos especiales fueron nominadas a los Oscar y a sus equivalentes Hugo, Saturno y otros. Nuevo tema principal para este invento a cargo de Leonard Rosenman, que se parece sospechosamente a la partitura de El Señor de los Anillos (1978) del propio Rosenman y que es muy majo pero suena poco porque cuesta encajarlo en un entorno llamado San Francisco 1986.

Pese a todo mi valoración es bastante pobre porque no me convence el resultado global. Tiene frases y detalles que realmente parecen de ST, pertenecientes a un primer guión mas serio, pero Paramount rehizo la película para darle este nuevo enfoque mas popular lo que supuso la inclusión de estos detalles ochenteros vistos demasiadas veces, (como por ejemplo disponer de una hembra humana en edad fértil para que Shatner tenga sus momentos de donjuaneo dominical, y otros ganchos argumentales improbables, indignos de la tripulación del Enterprise y de cualquier audiencia adulta)  El conjunto es demasiado familiar, no hay ningún villano malvado al que derrotar, ningún disparo de fasers, ninguna esccena que calificara para intensa o dramática -salvo detalles-, y todo muy digerible y ameno para una sesión de aventuras urbano-espaciales para todas las edades. Y aún le estoy dando vuelas si su utilización pretenciosamente flexible de la "1ª directriz" debería ofenderme o no, dejémoslo en que a partir de cierto punto estos detalles ya son irrelevantes ante el rumbo de los acontecimientos.


Scotty dibujando anillos de benceno en un Mac.

En resumen, se me atraganta bastane el trabajo colectivo, el tono, el estilo y el enfoque. También fue la película de ST que más recaudó en su estreno en US, título que mantuvo hasta 2008, lo que realmente ya nos indica lo 'poco trekkie' que es el resultado. Pese a que esta película se deja ver por amena y divertida, y nadie le puede achacar que los protagonistas no sean Kirk,Spok y compañía, en general discurre por una órbita que cruza el universo ST muy de refilón y que lo abandona para siempre, para respiro de muchos.

[Adendum: Pese a que normalmente no entro a valorar la calidad de las traducciones - que presupongo simplemente correctas en un amplio margen - creo necesario apuntar que la traducción correcta de "guilty" es "culpable" y no "inocente", un pequeño detalle importante en un juicio, y que la traducción de "USS" es "Astronave Federal" y no "Nave Americana", algo bastante importante en Star Trek. Estos gazapos llevan 30 años sin corregirse, se han propagado hasta la última edición en Blu-Ray y ahí seguirán, para confusión de generaciones futuras]

Star Trek V: The Final Frontier [@@]

William Shatner, 1989

Tercera cambio de director y tercer golpe de timón para tomar un rumbo nuevo. Paso necesario a mi entender pero con resultados muy deficientes. En este caso es una clara regresión a los orígenes, algo claramente insuficiente a estas alturas y que casi manda al traste toda la saga tras el batacazo de taquilla. El 'casi' es que esta película costó cuatro duros y salió directa para vídeo en muchos paises, con lo que aún salvaron los números. Y porque este ciclo estaba para el derribo de todas formas, con todo el equipo creativo volcado en TNG y los veteranos   haciendo lo posible por dar la cara en lo que muy bién pudo haber sido su tumba artística.

Esta regresión se aplicó a todos los niveles: efectos especiales de los antiguos, planos de la Enterprise reaprovechados de otras películas, interiores muy precarios, rescate de la banda sonora de Goldsmith (me vale), y un guión que parece exactamente lo que es: un descarte de 1967. Un guión nunca rodado por parecerse demasiado a otros, algo ampliado para estirarse hasta la hora y media y con un desarrollo que no aguanta una segunda revisión - que parece nunca tuvo. No diré que se haga pesada, es demasiado corta para ello, pero hay demasiadas digresiones circunstanciales y rodeos para lucimiento de cuatro actores - los únicos que hay - mientras que otros hechos muy trascendentes transcurren 'en off' sin mediar explicación alguna.

Estos últimos detalles son también achacables a una dirección bastante floja, el peor trabajo hasta el momento a cargo de Shatner. Acabó recibiendo par de Ratzzies a la peor dirección y el peor actor, premios por los que hace méritos en el desenlace de la película. La part final es bastante bochornosa, echa por tierra todo lo salvable que pudiera tener la película y rubrica la falta de ideas argumentales para resolver con gracia un tema que les vino demasiado grande: "La Fe, La Religión, La Culpa y El Dolor".

Aunque el tema de la Fe ya había sido tratado en TOS - muy respetuosamente se entiende - aquí tuvo la ocasión de vestir de protagonista y se quedó en nada. Un profeta salido del desierto, un poder empático revestido de don divino y un salto de fé que permitía debatir sobre la Tercera Ley de Clarke con mas medios y tiempo que en un episodio de media hora. En lugar de eso adopta una postura puramente vehicular, articula de nexo de unión entre dos o tres escenas de acción pésimamente rodadas y se queda en la misma superficialidad que ya se consideraría pobremente desarrollada trenta años atrás. Solamente se trata en cierta profundidad la forma como diferentes personas afrontan el dolor, el pasao y el futuro, quedando el propio Shatner como el único héroe filosófico del día ante la estulticia sobrevenida del resto de su tripulación.


Con esta desgana y falta de medios se perdió otra gran ocasió de desarrollar una historia coherente con lo que había sido TOS y las primeras tres películas. No hay avances significativos en los personajes, en la historia global de la federación ni en nada, salvo en la historia negra de taquilla.


Star Trek VI: The Undiscovered Country [@@@@]

Nicholas Meyer, 1991


Con el ciclo casi agotado y con los nefastos precedentes hacía falta poner fin a la saga de películas clásicas con algo digno. TNG ya estaba consolidando un nuevo estilo de Star Trek y a la envejecida tripulación de la Enterprise "A" le faltaba la excusa para retirarse con su merecida gloria. Regreso de Meyer con una historia completa, una que por fin vuelve a unificar la historia de Kirk y Spok con el destino de la federación de planetas y que cierra por fin uno de los temas argumentales mas duraderos de ST: las relaciones con el Imperio Klingon y la búsqueda de la Paz por una vía que no suponga el exterminio cultural.

Además el guión recupera por fin un estilo compatible con los tiempos, una película de aventuras espaciales, de conflictos políticos y armados, para arrojar una visión muy trekkie de la caida del Muro de Berlín y la desintegración de la Unión Soviética. Una visión no exactamente alegórica pero sí muy aplicable al hecho, circunstancia que sería repetida en adelante con otros referentes Recupera por momentos el estilo exótico de la primera película de Meyer y no ceja en su empeño de entretener, tomando un marco de referencia mas ámplio que la Enterprise y sus tripulantes, y adoptando por fín algunos esquemas de película moderna, con narraciones paralelas y acciones cruzadas en varios frentes.

Esta sentida despedida al primer ciclo y con ella a Gene Rodenberry contó con la quinta música creada para ST: la de Cliff Eidelman. Pese a no tener el renombre de sus predecesores, consigió una banda sonora casi perfecta, tan memorable como las anteriores y que irá siempre asociada al final de tan intensa historia. No tuvo esta película los medios de sus predecesoras mas brillantes, pero con ello aún consiguió mantener la tradición de estar nomimada a los Oscar por el maquillaje y el sonido. Los efectos visuales andan algo mas justitos para la época (para variar) pero con todo mantienen un excelente nivel en los puntos importantes, el diseño de escenarios y las fastuosas maquetas del Ave de Presa, un elemento al que le han sacado mucho partido en el pasado.

TaH Pagh,TaH Be
 
 La recuperación de la figura del 'villano' es otro acierto, en este caso el pérfido Chang a cargo de Christopher Plummer.  Este personaje está entre los mas grandes adversarios de ese ciclo, porque además de un adversario al nivel necesario para desafiar a los dos capitanes de esta aventura (Kirk y Sulu) tiene una profundidad filosófica perfectamente adecuada a las circunstancias, con reminiscencias a los héroes trágicos de Shakespeare y a las circunstancias sociopolíticas de un desenlace argumental tan grande.

Divertida, emocionante, intrigante y peligrosa. Esta película es todo lo que las demás deberían haber sido desde 1985  y nunca fueron, una película que puede gustar a entendidos y profanos y que siempre nos recordará lo que era Star Trek en aquella época lejana y porqué, pese a toda la mala reputación de la saga, era el estreno mas esperado del año.


Where no man Where no One has gone before


... aunque tampoco fue la última vez que los vimos en cine o TV...

No hay comentarios: