Rango

Rango

Gore Verbinslki (2011)

Después de que la saga de Shrek nos dejara para siempre, el modelo de película de animación guasona de verano quedó bastante huérfana.  Pero siempre hay quien puede ocupar este espacio en mayor o menor medida usando una fórmula parecida: parodiar algo, realizar guiños a diestro y siniestro y mantener una razonable dosis de acción y humor para todos los públicos. Con mas o menos mala leche.  En este caso la víctima es el cine en general y el spaghetti western en particular con sendos homenajes a Clint Eastwood y Sergio Leone, entre otros retales argumentales que saltan desde Chinatown a Mad Max (II), escenarios de John Ford y Star Wars y personajes que bien pudieran ser sacados del imaginario de  Tim Burton (y siendo algo mas grotescos, la parada monstruosa de Tod Browning).

Clásico Saloon con güiski del güeno

 Ciertamente este enfoque requere mas complicidad - y amor por el cine en general - que la del gran bicho verde y grosero, pero el resultado es mas que satisfactorio. Vervinski maneja como nadie las escenas de acción y el tempo del espectáculo, y el resto son los cuatro elementos típicos de las tramas sencillas y sin pretensiones - o un plagio de Chinatown con la música de C'era una volta sin ir mas lejos. Pero además se permite sacar la vena filosófica introduciendo la mística del Espíritu del Oeste, encarnado aquí como la versión moderna de Clint Eastwood. Pero al margen de estas rarezas las escenas de acción son tan meritorias como las de Star Wars y no de bajo presupuesto precisamente.

sobran las presentaciones para el hombre sin nombre.

 Otro acierto mayor es eludir la película de animales 'a la  Disney' introduciendo personajes que parecen sacados de un terrario después de un bombardeo atómico. Seres atrofiados, depauperados y con un acento pueblerio que pone los pelos de punta (y que obliga a menudo a referirse a la versión doblada) para dar el toque miserable que sirve de contexto general. No es una película de gente 'cool' precisamente.  Aparte de esto, impecable en el ritmo narrativo, en los juegos de tensión y distension, y en la variedad de escenarios y escenas de acción implicadas en situaciones tan conocidas como el National Valley de John Ford o el puente de Khazad-Dûm. Un trabajo redondo que solamente peca de no tener una sola escena que no sea robada de una u otra película anterior. (Ídem de la música, una composición con solo un tema original - muy bueno por cierto - y cien préstamos sonoros, quizá el mas espectacular la recreación de los efectos sonoros de chirridos de C'era una volta, impagables.) Así que eso también representa un plus cinéfilo, ya que permite entretenerse hasta en el mas banal de los planos identificando de qué película sale el encuadre, el guión y la música.


 
@ Absurda 
@@ Inofensiva 
@@@ Peligrosa 
@@@@ Terrible 
@@@@@ Catastrófica



¿parece Lee Van Cleef en un mal dia?

3 comentarios:

Dr. Quatermass dijo...

Jaja no se me había ocurrido cuando la vi lo de Khazad-Dûm, pero si si y los guiños cinéfilos a mi en general me molan. Está muy bien Rango, como tu dices diferente en un genero que tiene poco a arriesgar como la animación.

Lucifer, Becario del Mal dijo...

.. y hasta los ojos de la serpiente parecen el de Sauron, pero como para ponerse a contarlos todos. saludos!

PEPE CAHIERS dijo...

Lo mejor, ese diseño de personajes que la convierte en única en el género, una apuesta arriesgada que merece ser reconocida.