Star Trek TCM (III): The Classical Movies (1)

Star Trek (III): The Classical Movies

Como se dijo en la introducción, la cancelación de la serie fue una decisión poco meditada y de la que muchos se arrepintieron al cabo de poco. Vista la oportunidad perdida, el proyecto "Phase II" arrancó en 1975 para producir una película piloto que marcara el devenir de esta segunda etapa. Para ello contaron con la tripulación original de la Enterprise, una maqueta mas grande y molona, una docena de "red shirts" y las bandas sonoras que marcaron la historia de Star Trek para siempre.

La idea era mantener viva la franquicia/serie/sindicación/cosa hasta que se les ocurriera algo que contara con el trabajo de Roddenberry, el tiempo de los actores originales, el dinero de la Paramount y el cariño del público de aquí y de acá y de allende los mares, cuatro cosas que no suelen darse a la vez. Por ello y pese a ello, las películas partieron de un modelo que era viejo antes de empezar pero que garantizaba mantener el estilo propio que sempre ha marcado ST.

Hoy las primeras tres películas de este ciclo:

Star Trek (I) The Motion Picture [@@@]

Robert Wise, 1979

Para la inaguración de esta 'operación rescate' encargaron a Wise una odisea espacial filosófico-tecnológica, que profundizara en los personajes y su faceta mas humana (incluso para los vulcanianos), que tuviera los efectos especiales esperables de una producción mediana, y que contara una historia muy Trek, incidiendo tanto en los personajes como en los elementos temáticos que le dieron su entidad característica: encuentro con nuevas civilizaciones, resolución de conflictos, acentura, exploración y algo de drama. Pero pagaron cara la novatada de meterse en el cine, pues las más de dos horas de metraje para contar lo que un capítulo estándard de 30 min. solía contar en TOS pasan factura y mucho.

Para variar, resultó una decepción para quien esperase ver algo parecido a Star Wars, fuera de EUA mucha gente no pilló ni el final y tuvo la consideración de película demasiado exigente tal como las tuvo Kubrik con su Odisea Espacial. Película a la que intenta emular por momentos, con viajes psicodélicos de luces y colores, y una megasecuencia musical rodeando la Enterprise, sin el Danubio Azul pero con la excelente banda de Goldsmith - elemento éste que se convertiría en sello distintivo de todas las películas posteriores. Pero ni esto es "2001" ni tiene la carga filosófica de Kubric así que se queda en la anécdotal. Peor aún, introducen un par de científicos de bata azul pero que no engañan a nadie, son dos Red Shirts con posible indulto final y que entorpece bastante un elenco ya sobrecargado. Estos frenos, el metraje dilatado en exceso y con lo mas interesante apelotonado el final ponen esta película totalmente fuera de los estándares de la época, abriendo una brecha entre Trekkie y Público que costaría 30 años arreglar.

En realidad la historia no es mala, es una buena historia como tantas hubieron en TOS contada con gran detalle y desmenuzada paso por paso, pero el simple factor de escala en el espacio y el tiempo nola convierte de por sí en una película excelente. Eso si, impagables momentos con la fabulosa Enterprise a toda pantalla, efectos audiovisuales como nunca antes se habían visto en ST y medios abundantes en toda la dirección artísitica, decoración, maquillajes y vestuarios, lo que también se convertiría en una marca distintiva de Star Trek.

Además, aparece aquí una de las bandas sonoras mas representativas de la serie, una extraordinaria composición orquestal de Jerry Goldsmith de la que derivaron posteriormente las melodías de TNG y las películas correspondientes al segundo ciclo (TNM) ya que no fue desempolvada hasta pasados 8 años.


"Enterprise" by Jerry Goldsmith


Vista en una larga prespectiva no es que haya envejecido mucho, en el sentido usual de la palabra, pero con los estándares actuales -  con los que seguramente ni se habría producido - parece tan increiblemente lenta y dispersa como para asustar a cualquiera. Con los estándares de otra época, para dedicarle toda una tarde sin prisas ni agobios, pues no está nada mal y se puede disfrutar tanto ahora como lo fue entonces.


  

Star Trek II: The Wrath of Khan [@@@@]


Nicholas Meyer, 1982


Con puntualidad Vulcaniana apareció la segunda entrega, esta vez con miras mas elevadas y una trama algo mas iteresante por su largo recorrido. En efecto, fue la primera parte de un guión que daba para tres o cuatro películas entrelazadas. Esto no fue exactamente así pero dejó casi hecha una secuela y se estiraron hasta para una segunda.

Como cambio principal tomó un rumbo mucho mas convencional y peliculero.  Se minimiza el conjunto de 'tripulación' y destacan por encima de todos los populares Kirk y Spok, con algunos secundarios que complementaran este núcleo duro de forma mucho mas directa y procedente para la trama.  Además de conseguir una película de fácil desarrollo, cosa ya de por sí deseable, esto satisfacía las ínfulas de Shatner, que por aquel entonces ya tenía delirios de grandeza, y aseguraba la presencia de Nimoy a cambio de dejarle dirigir la siguiente película, pues éste estaba ya un pelín cansado de su papel eterno. El resultado es por fín algo mas parecido a una space-opera de fácil digestión mientras que la filosofía Trek se mantiene en un segundo plano burbujeante para no defraudar a nadie.

Otra decisión acertada fue recuperar a uno de sus grandes enemigos de TOS (Ricardo Montalbán) y enfrentarlos en uno de los duelos de naves espaciales mas trepidantes de todos los tiempos, introducir un ingenio tecnológico de comportamiento insospechado y dejar el final - el mas dramático visto hasta el momento - medio abierto para proseguir las aventuras en posteriores películas. Todo condensado en una película tirando a corta, llena de principio a fin y que contiene los mismos acabados lujosos que la anterior. Este gran trabajo le valió a Meyer escribir y dirigir dos entregas más de la saga TCM.


Khaaaaan

Otra interesante novedad fue que se confió la banda sonora a James Horner, supongo que para tomar distancias con la película anterior y marcar un rumbo nuevo, y el resultado es otro lujo de campeonato. Esta banda sonora (y van tres) es mi favorita particular, y tuvo continuidad en la siguiente película como leitmotive de unión entre ambas.

Lo único puntualmente objetable es que sigue pareciendo demasiado humilde al lado de sus contemporáneas, y con barreras difíciles de franquear como las que puso Lucasfilm; la Enterprise y los transportadores siguen chupándose todo el budget de efectos especiales y no hay lucecitas innecesarias brillando por doquier, pero esto es Star Trek y las cosas van así. Por otro lado, continua el gran trabajo de vestuario y prostéticos y que se consolida también uno de los puntos distintivos de ST como, si no inventora, gran usuaria de los efectos especiales sencillos y funcionales.

Star Trek III: The Search for Spock [@@@@]


Leonard Nimoy 1984

Por fin dejaron a Nimoy ponerse detrás de la cámara y el resultado no fue todo lo malo que pudo ser, pese a que la dirección nunca fue lo suyo. Pero la idea ya estaba hecha a prueba de bombas y de hecho, es una continuación casi perfecta a la película anterior, incluso superior por momentos: con un feeling muy similar y ampliado todos los logros hasta el momento: personajes consolidados, historias que evolucionan y la trama principal que siguie su camino. Drama, acción, personajes molones y un par de batallitas espaciales de categoría. Es quizá el momento mas alto de Shatner, Nimoy y Kelley en la gran pantalla y la consolidación de un proyecto que parecía consolidado de space-opera trekkie. (Lástima que durara poco.)

 La gran estrella invitada en esta ocasión es un rival digno de Kirk: Christopher Lloyd encarna a uno de sus enemigos más despiadados y sanguinarios, que hablando de Klingons no es decir poco. Un personaje de los que no abundan en Star Trek y que toma el lugar de Khan. Mucho mas 'unidimensional' y predecible que el anterior, pero con una mala leche entrañable. Y por fin, con un enfrentamiento directo de Kirk con sus enemigos tradicionales, que desde este momento aún lo serían mas.


Get Ooooooout (espoiler)

Poco mas que añadir, junto con la anterior comparte la calificación, la estética y la impresionante banda sonora de James Horner, una evolución de la parte II mas desarrollada. Entre las dos forman una de las mejores partituras de los '80. Además de su increible belleza destaca por su increible fusión en los escenarios fantásticos de un planeta moribundo en cambio constante mientras la trompeta susurra por lo bajo el tema de TOS. 


Junto con la anterior forman quizá la mejor historia larga dentro del ciclo de películas de Star Trek y el meollo de estas Classical Movies. Un lujo para recordar a menudo.

Star Trek TOS (II): The Original Series

Star Trek (II): The Original Series

Gene Roddenberry, 1966-1969

Tal como comentaba en la introducción, la idea base de Gene Roddenberry era crear un marco de trabajo que permitiera crear todas las historias que le apasionaron durante toda su vida. Lector asíduo del Asimov Magazine y del Amazimg Stories, fan de Robert Heinlein (otro militar, por cierto) y otros de su generación,  también coincidió en el pilar básico de la fantasía que tanto he destacado de otros escritores como Howard o Tolkien. Esto es, para hablar de nuestro mundo y de los seres humanos necesitamos otro universo poblado de otras culturas. Su lema "infinitas posibilidades x infinitas combinaciones" resume perfectamente bien esta filosofía. En este escenario abierto y poblado de paisajes pintados y arquitecturas de porexpan podían ocurrir todas las historias y dilemas que desde 1950 habían poblado su imaginación, confiriéndole una aplicabilidad tan vasta como las galaxias y tan próxima a nosotros como a sus personajes.

Lo curioso del caso es que a medida que progresaba la primera temporada, su universo vacio se iba poblando de uan filosofía que surgía a raíz de cada encuentro con una nueva especie viva, una nueva forma de inteligencia o de sociedad. Como quien no quiere la cosa, aparecen frases de guión casuales que empiezan a hablar de "la federación unida de planetas", 'la primera directriz' o la "no-intervención", artificios de guión que se convirtieron en bandera de la serie al postularse como la mejor forma de resolución de conflictos sin convertir la serie en otra de batallitas espaciales. Esta filosofía fue la herencia de una generación embarcada en una serie de guerras de alcance mundial a causa del colonialismo, el control de los recursos y de las ideologías supremacistas, desarrollada por tantos y tantos autores desde Jules Verne, pero que por fin encontraron su lugar en la reina de los hogares: el televisor.

Esta reflexión generalista, siempre al amparo de la ficción, llegó incluso a plasmarse en episodios míticos que colaron algunas de las escenas mas adelantadas a su tiempo: el beso de Kirk con Uhura (primera ruptura televisiva del tabú interracial), planetas xenófobos y fascistas con ansias imperialistas, una extraña civilización embarcada en una guerra por ordenador que llevava siglos en marcha (con referentes claros a Orwell) y los peligros de usar la inteligencia, la fuerza o la belleza como motivos de segregación racial. Estos eran temas poco usados en la gran distribución, pues las opiniones a los matrimonios entre negros y blancos aún eran muy diferentes en lugares como Washington o Mississipi. (Cosa que evidentemente le preocupaba poco a Gene, pues sus romances con Nichelle Nichols eran mas que una fantasía.)

James Tiberius Kirk: El Puto Amo. O no

Con estos precedentes no podían faltar voces que tacharan a la serie de 'rojilla' por no usar palabras mas gordas, y que hubiera ciertas presiones para matizar algunos puntos. En efecto, a partir de la segunda temporada aparece otro artificio muy usual, el viaje en el tiempo, que permite a la serie viajar al pasado y mostrar algunas banderas con las Barras y Estrellas, luchar contra enemigos de corte comunista y proteger el estilo de vida independiente. Toma mas protagonismo su carismático Shatner, mas apto para heroicidades en solitario, mientras que el aspecto cinetífico-tecnológico (Spok) y mas humanista (McCoy) se pelean por estar cerca del poder real. Roddenberry nunca ocultó su pasado militar y su pasión por las batallitas espaciales como dan cuenta de ello los numerosos enemigos que pululan por el espacio: los irritables Orionitas, los belicosos Klingon y los pérfidos Romulanos se perfilan como aptos para practicar el tiro al pichón espacial, eso si, con la nobleza y elegancia típica de la Federación. Otro matiz para dejar claro que el desarme unilateral no era una de las premisas de la serie. Pese a estos interludios patrióticos, TOS siguió en su línea y marcando unos principios de base bastante serios, como si de cuya aplicación real se tratara y pesara a quien pesara.

¿Quien es el esclavo? ¿el medio-negro o el medio-blanco?


En la tercera temporada la serie empieza a flojear un poco, algunos episodios anodinos y repetitivos mezclados con el mayor protagonismo que toman los 'enemigos' de siempre: el primer arco argumental que aparece son las tensiones con el Imperio Klingon, tensiones que desembocan en la primera escalada bélica de la Federación y que acaba estableciendo la Zona Neutral. Pero en ella se dan también algunos de los episodios mas brillantes, una zona de nadie, de nula influencia política pero en la que se desarrollan las mas complejas operaciones de contraespionaje y subversión: una mirada descarada a las black-ops y posturas de las superpotencias terrestres en el sudeste asiático, oriente medio y paises africanos y sudamericanos. Así que incluso con un carácter marcadamente mas militarista, el contexto 'terráqueo' sigue rondando la serie como un centinela constante de la estupidez humana.

En el aspecto creativo no se puede decir que Star Trek TOS representara un punto rupturista. Veamos un ejemplo:

Kirk Vs Gorn.

Bueno digamos que se gastaron el dinero en las maquetas de la Enterprise original, el primer re-fit de torpedos y campos de fuerza y los psicodélicos efectos del transportador. La "creatividad" vino dada mas por la eficiencia de contenidos. En efecto, inventaron el famoso transportador para no tener que perder tiempo y dinero en viajes en cápsula espacial o recreando una entrada atmosférica de la Enterprise. Luego algún genio amplió aún mas el concepto: el transportador tenía que estar lejos del puente para que el equipo de misión pudiera conversar en los pasillos o ascensores de ser necesario. Luego limitaron su alcance y funcionalidad para añadir dramatismo y no dar la sensación de total seguridad del equipo de tierra, etc. Esta constante evolución de la serie de acción le sirvió luego a la saga durante más de 40 años: pese a los avances de la tecnología, todo tiene un riesgo y una contrapartida a sus beneficios, y llegada la hora de la verdad, cuando tomamos las decisiones, estamos solos con nuestra conciencia.

USS Enterprise NCC-1701 - Modelo Original
 Esta visión dual de la tecnología no es tampoco muy restrictiva, por desgracia la pseudo-ciencia-ficción está llena de mad doctors y inventos que pueden destruir el mundo y cosas así. El uso de la ciencia y la tecnología en TOS está muy relacionado con su función social, no todo es un peligro ni una amenaza, simplemente es que la tecnología no es la panacea que soluciona nuestros problemas si nosotros no ponemos algo de nuestro lado. La "Tercera Ley de Clarke" también se lleva su parte: la comprensión y buen uso de la ciencia es una parte inherente al desarrollo de cada especie y no se puede jugar a ser Dios por tener una supremacía energética, militar o de confort pues a menudo va de la mano con una importante carencia en otros aspectos. Pero lo mas fascinante es como esta cultura queda siempre como el telón de fondo, sin pretender aturullar o atenuar el propio argumento de cada episodio, fuera de los buenos o de los mas flojos.

Inicialmente pretendía incluir aquí una guia de episodios selectos y mis propios comentarios, pero es una tarea de la que desistí pronto. Primero por tiempo y dedicación, pero mas importante, porque esto ya está hecho (por ejemplo aquí) y seguro que con criterios tan válidos como los mios. (Si hasta había libros publicados como guia de lectura allá en los 90)  Si ustedes no califican de Trekkies no intenten serlo, no se gana mucho con saber cuándo se usó el primer torpedo en la serie, simplemente disfruten de cada episodio que caiga en sus manos por lo aprovechable que pueda tener y no desesperen si parece viejo, toto o soso, después de uno flojo siempre hay uno bueno.


@ Absurdaç
@@ Inofensiva
@@@ Peligrosa 
@@@@ Terrible 
@@@@@ Catastrófica

Star Trek (I): Introducción al universo

Star Trek (I) Introducción


Empiezo aquí una serie temática, de duración desconocida, sobre el universo Star Trek. El propósito no es otro que el de dar una estructura que para muchos no-seguidores (tampoco tantos, espero) puede ser un tanto confusa, entre tanta serie y película, o almenos dar una guía de referencia rápida para "cómo dárselas de entendido en Star Trek en 10 minutos".

Cada uno de los puntos siguientes será desarrollado en las próximas semanas, siendo esta entrada un guión introductorio en el espacio-tiempo de la saga, un artículo completo en si mismo pero que seguramente merecerá de ampliación en adelante.

[0. Se llama "Trek". Usar "Treck" o "Treckie" o cualquier forma con 'c' intercalada además de falta de ortografía es delito y arruina la posibilidad de ir de entendido.]

1.- Orígenes de la série, véase Roddenberry.

Gene Roddenberry, el padre de la criatura, nació en 1921 en El Paso, Texas. Sirvió como piloto en la II Guerra Mundia, trabajó para Pan-Am y se licenció en literatura para dar salida a su máximo deseo que era escribir profesionalmente. Posteriormente se trasladó a Los Angeles, donde sirvió en el Departamento de Policía mientras empezaba a provar suerte vendiendo guiones a Hollywood.

En 1956 la demanda de guionistas de televisión le permitió dejar el trabajo y dedicarse por completo a escribir. Al margen de su trabajo por encargo empezó a desarrollar sus propias ideas: una serie franquiciada sobre la exploración del espacio, muy oportuna en plena carrera espacial. Casi diez años después, en 1965, a la Paramount le pudo la curiosidad y encargó la producción del episodio piloto para su exhibición en un grupo de test. Con ligeros cambios (como su protagonista) se dio luz verde a la primera temporada, que vio la luz en 1966.

Roddenberry el en bautizo de la OV-101-Enterprise, 1976


Una vida interesante la de Roddenberry. De ahí sale una película de Tim Burton a lo menos.

2.- Star Trek TOS (The Original Series, 1966-1969)

Fecha estelar: 2200s


USS Enterprise
Tras el episodio piloto "The Cage" (casi tan bueno como una película, y con ciertas similitudes a Forbidden Planet) siguieron tres temporadas con un total de 79 episodios. Con un coste bastante bajo pudo conseguir su objetivo fundacional, esto es, crear un espacio abierto en el que desarrollar aventuras espaciales de todo tipo, de paz o de guerra, de política o de suspense, con la libertad total de poder inventar una nueva cultura, civilización, amigo o enemigo cada vez que fuera necesario para ilustrar una buena idea.

Por ello o pese a ello, la serie caló en una audiencia joven y despierta, siendo uno de los primeros fenómenos de 'cultismo televisivo' con ámplia repercusión internacional. Su plateamiento no le cerraba las puertas a ninguna generación ni pensamiento, estaba exenta de posicionamiento político (aún cuando presumir de ello ya era tomar una posición)  y por tanto era un laboratorio de ideas de la cual salieron conceptos que aún hoy en día merecen atención, como la famosa política de 'no intervención' o la de protección de cualquier cultura de la galaxia, por diferente a la 'nuestra' que fuera. Y porqué no, la típica maniobra suicida de Kirk para derrotar al Klingon de turno.

Lamentablemente en 1969 la guerra de las audiencias ya estaba desatada y la cancelación de series estaba a la orden del día. Actualmente, y pese a la saturación de canales de televisión públicos y privados, video en cualquier formato y distribución, jamás se habría cancelado una serie con un 'share' tan homogéneo y temático (¿neofrikismo tecnológico?) especialmente porque los seguidores de esta serie se han caracterizado por arreglárselas para verla a cualquier hora y en cualquier día que la programen.  Pero por esa época sólo contaba la audiéncia en números absolutos y la Paramout cerró el proyecto ... por un tiempo.

3.- Star Trek TCM (The Classical Movies, 1979-1991)

Fecha Estelar: 2200s


USS Enterprise "A".
A mediados de los '70 la Paramount ya estaba viendo su error. Su 'monstruo' tenía una vida propia y lejos de morir, el nombre de Star Trek aún provocaba un levantamiento de ceja al oirlo. Manos a la obra, empezaron el proyecto ST: Phase II para un posible regreso de la serie. Pero a aparición de "Star Wars" o "Close Enconters of the Third Kind" realineó el proyecto original con el cine: mas aventuras, mas dinero para efectos especiales rompedores y la posibilidad de desarrollar los personajes de otro modo, además de poder contar con los personajes originales sin tener que secuestrarlos demasiado tiempo.

De esta forma llegaron  desde la primera entrega "Star Trek the Motion Picture" en 1979 hasta la sexta, "The Undiscovered Country" en 1991, pero con un hemistiquio importante. En la primera fase el 'sabor Trek' es indudable, por fin se consigue tiempo para desarrollar a los personajes importantes, se enlazan tramas abiertas en la serie con temas mas actuales y se da un salto cualitativo importante en la presentacón visial, los efectos especiales y la impagable música de Jerry Goldsmith. Pese a ello, tras la tercera entrega en 1984 queda bastante claro que, pese a que ningún seguidor de Star Trek le pondría pega alguna, en el mercado del cine las cosas funcionan de otro modo. La saga no despega, cuesta mucho dinero y no tiene precisamente las taquillas de Star Wars o Indiana Jones, así que se plantea la continuidad del modelo.

A partir de 1995 la Paramount decide volver a los inicios y refundar una nueva serie semanal para el 20ª aniversario, pero liquidando por el camino las existencias de lo sembrado. La cuarta película no parece Star Trek, la quinta fue directa para vídeo (cosechando además un Ratzzie) y solamente con la nueva serie en marcha y la muerte de Rodddemberry en 1991 deciden darle al ciclo antíguo el colofón merecido. En Diciembre de 1991 la tripualción de la Enterprise "A" pisó por última vez la sala de transportación para realizar una excelente película y despedirse de Gene como merecía. No pocos pensaron entonces que el cambio de ciclo había sido demasiado prematuro ...

4.- Star Trek TNG (The Next Generation, 1987-1994)

Fecha estelar: 2300s


Capitán Picard del Enterprise "D"
La muerte de Roddenberry en 1991 sucedió en una época de cambios. Cayó el muro y el enemigo comunista, hubo genocidios en europa y parece que en nuestro mundo la política y la economía se convierten en la continuación de la guerra por otros medios. Los elementos imaginativos y futuribles inherentes a la serie clásica ya no eran de aplicación y había que redefinir los retos y peligros del futuro: ecología, recursos limitados, sobrepoblación, choque con repúblicas ostracistas, coexistencia en una galaxia abarrotada y con enemigos interiores tanto como exteriores. Con estas premisas pusieron al mando a Picard/Steward al mando de una nave que, mas que un crucero de guerra, parece una embajada flotante de UN.

Este planteamiento parecía mas encorsetado que el anterior, y de hecho recibió al principio mas críticas que elogios. Falta de carisma, personajes 'demasiado raros' y quizá comparaciones demasiado odiosas entre epocas demasiado distantes en el tiempo. Hoy en día TNG es uno de los referentes obligatorios y la mejor serie hasta el momento, demostrando que no se habían perdido ni las ideas ni los principios, y que sólamente necesitaba un poquito de rodaje para ponerse a warp-10. Por calidad de los actores y de los argumentos, por no recurrir a villanos de opereta trasnochados y por llevar la coherencia del universo Trek a tal nivel que hasta los mas acérrimos defensores de Star Wars no pudieron menos que sonrojarse (por ejemplo al ver cómo los planos de la Enterprise "D" eran perfectamente coherentes con la serie, mientras que la "Estrella de la Muerte" seguía teniendo brechas de seguridad del tamaño de una Fragata Corelliana).

Desafortunadamente la serie tampoco duró para siempre. Siete temporadas son la repera, pero tardaron demasiado en lanzar las lineas argumentales que le dieron su mayor entidad y se gastaron muchas horas de serie en tramas demasiado colaterales que no se desarrollaron para redundar en provecho del todo. Pese a ello se despidió en lo mas alto después de haber creado algunos de los episodios de ciencia-ficción mas brillantes hasta el momento. Y porque su repuesto ya tenía forma: una secuela/spin-off en el aire, otra en proyecto y un par de películas en prespectiva.

4.b - Star Trek DS9 (Deep Space Nine, 1993-1999) 

Fecha Estelar: 2300s


Estacion Espacial DS9
La primera derivación a TNG se abrió camino a través de los recientes canales temáticos de ciencia-ficción, pero buscando una entidad própia y diferenciada, que resumiríamos como "Una estación espacial 'fija' encargada de la vigilancia de un agujero de gusano se convierte en el centro de una conspiración para la conquista del cuadrante" Vista la dificultad en TNG de tener mucha continuidad, siempre alternando entre episodios de descubrimiento (en la línea de los clásicos),  desarrollar a sus personajes (cosa que siempre le faltó a TOS) y tener unas lineas a largo plazo para enganchar al personal, en DS9 tenemos por fin un escenario estable en el que puedan darse historias de investigación, tramas conspirativas y de espionaje, espectaculares escenas de acción espacial y una vista a largo plazo para contar una historia mas compleja que el tradicional episodio de TNG.

Nobstante esta serie tuvo una comercialización internacional mucho mas limitada, siempre como segundo plato y después de haber reemitido TNG dos docenas de veces y mayormente en canales minoritarios. No llegó a alcanzar cotas de popularidad elevadas salvo en el mundillo y es una pena pues también son siete temporadas bastante coherentes y agradables. Peca quizá de no tener un helenco de personajes tan carismáticos y de supeditarse mas a un guión que transcurre demasiado lento. En efecto, para empezar a disfrutar de la serie  hay que tragarse un par de temporadas algo flojas y tener bastante memoria. La buena noticia es que luego la cosa se anima y mucho. Los amantes de las batallas espaciales tienen aquí todos los combates que han estado décadas pidiendo, y todo ello sin afectar al curso de la historia en TNG.

4.c - Star Trek VOY (Voyager, 1995-2001)

Fecha Estelar: 2300s 

USS Voyager
Voyager fue la segunda expansión a TNG, una especie de Spin-off que pretendía retornar a los orígenes. Una nave espacial pequeña es catapultada al otro extremo de la galaxia y  volvemos a empezar la aventura de exploración desde cero, sin posibilidad de afectar al curso de los acontecimientos de la historia canónica y con total libertad de crear amigos y enemigos y escenarios hechos a posta para desarrollar los guiones con total independencia de cualquier cosa del universo conocido.

Esta serie se estrenó con un episodio doble que incluso se convirtió en "peliculilla directamente para vídeo" (Voyager, 1995)  a la que siguieron también siete temporadas bastante completas. A diferencia de la precedente DS9, aquí no hay ningún plan a largo plazo sino oportunidades argumentales mas o menos bien aprovechadas. En su tramo final acaban apareciendo viejos conocidos de TNG en forma de cubo Borg y similares, persiguiendo una linea argumental con objetivos mas definidos y preparando el eventual fin de la serie tras el fin de DS9 y los nuevos proyectos que la franquicia tenía preparados para el sigo XXI.

5. - Star Trek TNM (The New Movies, 1994-2002)

Fecha Estelar: 2300s

USS Enterprise "E"
El proyecto de películas para la seguna etapa de ST tomó como base TNG, empezando por una extraña historia espaciotemporal (Generations, 1994) que representara el relevo "en vivo" de Shatner por Steward e introdujera a otros personajes con cierta continuidad en la serie como la Goldberg. Pese a ello no acabó de arrancar con buen pié, la crítica se mostró esquiva y los exhibidores más, viendo que el renacer de ST en el cine tampoco sería la novedad del año.  Este nuevo ciclo de cuatro películas no consiguó romper este mito de 'inaccesibles' de ST, pese a que algunas de ellas llegaron a pisar la alfombra roja de los Oscar. (First Contact, 1996), algo impensable unos años antes.

La parte buena es que fueron rodadas tras el fin de TNG, llenando el hueco que dejó, y tuvieron tiempo de sobras para poner contexto a todas ellas, intentando siempre buscar un referente político-social de actualidad, costumbre heredada desde The Undiscovered Country, y repetida en Isurrection(1996) y Némesis (2002). Extrañamente la línea mas lucrativa y espectacular de First Contact se dejó de lado para mantenerse fiel a un concepto en el que los personajes importan mas que la acción (el último recurso, como siempre) y en el que hay que tener algo que contar, lo que dice mucho a favor del rigor de ST, y en contra del espectáculo cinematográfico, en el que siempre se ha quedado un paso atrás en lugar de ir un paso por delante como en televisión.

Con la cuarta y última película se puso fin también al segundo ciclo (2300), cerrando la participación del helenco de TNG y jubilando las Enterprise "D"  y "E" hasta mas noticias.


6. - Star Trek ENT (Enterprise, 2001-2005)

Fecha Estelar: 2100s en el universo alternativo

No, No me he equivocado en la fecha estelar. ENT es una extraña 'precuela alternativa' en la que volvemos a los inicios de la Federación de Planetas, anterior a la época de TOS, y en la que los productores dejaron muy claro que "podía romper el cánon sin problemas, y al mismo tiempo no hacerlo".  ¿comor?

En efecto, planificar una "nueva ST" requiere de un tiempo y una planificación y trabajo muy importantes, así que la opción 'precuela' se ofreció como lo mas viable para sacar otra serie que diera continuidad a VOY sin esperar otra década.  Pero como que una precuela a TOS ofrecía muchas limitaciones (técnicamente la humanidad apenas viajaba al espacio antes de TOS) pues se tomaron la libertad de romper el cánon (ej: sacar Klingons antes de que fueran conocidos en TOS) y no romperlo, pues ello sucede en una linea temporal alterada o universo espejo. Esta realidad paralela en realidad siempre ha existido (es donde van a parar todas las cosas inexplicables de ST en los últimos 40 años) y ahora esto se convierte en la línea argumental principal.

Pero tras dos temporadas algo anodinas, al estilo clásilo pero con poco carisma, las Guerras del Tiempo, y la sensación de ir a algún sitio pero en realidad no, la audiencia huyó espantada. Intento radical de arreglarlo en la tercera temporada, en números rojos y con la suspensión de la serie en el aire, nuevas ideas pero idéntico resultado. Al igual que TOS, serie cancelada - esta en la cuarta temporada -  y segundo "fin de ciclo" en 2005. Por primera vez desde 1969 no había ST en curso ni en preparación.

(N.B: Pese a ello, algunos episodios tienen sentido y la idea no era mala.)

7.- Star Trek: The Reboot Movies (2009 -)

Fecha estelar: 2200s en 'otra realidad que no es la otra'

Tras un lapso de cuatro años empezó la última etapa, que aún no sabemos si será un ciclo corto o largo, y que consistirá en una colección de películas dispuesta a conseguir lo imposible: colocar ST como una franquicia molona, accesible y atractiva hasta que se relance una nueva serie.

En manos de JJ Abrahams la undécima película escuetamente bautizada como "Star Trek" (O ST: Zero segú su working title mas conocido) consiguió lo que ENT no pudo ni quiso: resetear la saga, atraer al público y alterar el cánon sin cabrear a nadie. Un artificio argumental (también relacionado con los viajes en el tiempo) consigue alterar la línea temporal en la infancia de Kirk de forma que en adelante todo el futuro está sujeto a tantos cambios como se quieran poner. No hay universos paralelos, sólo otra realidad.

El resultado a largo plazo es demasiad incierto para valorarlo, no sabemos si las futuras películas seguirán emulando a la antigua tripulación de la Enterprise "A", si abrirán nuevos arcos argumentales a largo plazo o serán simples diversiones cinematográficas a la espera de una tercera saga a partir de 2400s en adelante. Evidentemente estará todo muy condicionado a la disponibilidad de Chris Pine, Zachary Quinto y demás, y no creo que el tema de para mas de tres películas de entretiempo (la segunda, 2013), pero es interesante dejar abierta esta puerta, tanto por el modelo de serie (tripulaciones jóvenes, aventuras espaciales, espadas laser, enemigos mortales) como por poder crear una serie en esta realidad alternativa y reinventarla con tantos Borg, Klingon o Orionitas como se necesiten para contar lo que haya que contar. Como tenía que haber sido TOS pero sin tanto embrollo dogmático sobre universos reales, paralelos y espejos.



8.- Star Trek: ¿2500?

¿La Nueva Capitana de la Enterprise "K"?
No sabemos cómo será el ST del futuro, pero es de esperar que en esta década , y consolidado el nuevo concepto a vender en las películas, tengamos por fín una nueva entrega de Star Trek. Teniendo en cuenta que todos tenemos ya en el bolsillo tecnología equivalente a los "federatas" de 2200, tendrán que ponerse las pilas para buscar un futuro que parezca adelantado de verdad. Uno en  que los Androides ya deberían ser indistinguibles de las personas, los viajes a través del espacio fueran ya entre galaxias y las tecnologías de teletransporte aumentadas a niveles insospechados. Da miedo solamente de pensarlo. Hasta entonces, tendremos que intentar arreglar nuestro propio mundo no sea que en la próxima entrega tengamos que luchar con los Klingons con palos y piedras.




>> Próxima Entrega: Star Trek (II) The Original Series.

Game of Thrones (y la estrategia del cuchillo)
GRR Martin 2001- ??

Comentaba hace nada que la serie de la HBO esta muy bien, pero hoy toca hablar de libros. Porque por mas arrobas que tenga la serie, la novela mola mas. Pese al spoiler masivo que es esta serie, nunca es tarde para engancharse al juego de tronos de verdad, el que uno se elabora en su mente intentando adivinar un final cada vez mas tenebroso, cuál será la próxima víctima de tan macabro juego o, ya puestos, intentar anticipar las consecuencias geopolíticas de tal o cual matrimonio, batalla o nombramiento. Especialmente ahora que acaba de salir la quinta entrega de la saga y esta empieza a precipitarse a su final.


Juego de Tronos además me parece terriblemente real, sólo hay que echar un vistazo a la historia europea para ver que, detrás de los cuatro elementos de fantasía que van esparcidos en lugares clave, la mayor parte de las historias son una novelización alternativa del Medievo, una época de cambios importantes en la forma de entender el derecho y la legitimidad que desembocaría en la famosa guerra de los cien años.

Puede verse también en el trasfondo una inspiración en el clásico de Maurice Druon (Los Reyes Malditos), otro maestro de la novelización histórica ambientado en la misma época y basado en un conocimiento de los movimientos historicos bastante completo, que nos explica justamente las causas políticas que llevaron a esta gran guerra europea, activada por la pugna jurídica Valois-Plantagenet y cuyas réplicas segurían dando coletazos en el tiempo hasta la Guerra de las Rosas o el advenimiento de los Tudor a la corona inglesa, los Borbón a la Francesa y sacudiendo por el camino también los reinos de Castilla, Escocia y Holanda entre otros.

En el terreno de la fantasía Martin se distingue por ser un acérrimo seguidor de los Mundos Secundarios. Cuando a principios del sXX el señor Tolkien se juntaba con L. Carrol y otros colegas, su principal debate era sobre cómo la fantasía debería usarse para hablar de temas reale. Mientras que los relatos de "Alicia" son los mas claros ejemplos de una fantasía vista "A través del espejo" donde una persona real se enfrenta a un mundo imaginario, los Mundos Secundarios defendidos por Tolkien pretendían construir toda una realidad secundaria en la que ubicar sus personajes y situaciones. Por supuesto esta discusión nunca se resolvió en vida, al contrario, generó nuevos debates entre la fantasía con cierta 'aplicabilidad universal' y otras variantes como las fábulas satíricas, metafóricas o directamente alegóricas.

Tradicionalmente considerar elementos de fantasía en nuestra realidad ha sido mas fácil (véase las películas de zombies, vampiros, robots, hombres-lobo, mutantes, clones, jedis, muppets, ...)  mas en el cine que en la liteatura. Pero algunos se atrevieron con los Mundos Secundarios como la Tierra Media de Tolkien, o el Conan de R. Howard, el Arrakis de Herbert, todos con escenarios de Low Fantasy, y mas a finales del sXX en los territorios de High Fantasy que en principio eran mas zona freak que otra cosa (Robert Jordan o incluso los míticos Dragones y Mazmorras), encontrando muchos e interesantes puntos intermedios como Star Wars en el cine, Battlestar Galáctica en televisión  o ya puestos gran parte de la obra de Asimov. Estos  'crossover' juegan con posibles futuros de la especie humana, utilizan la tecnología como elemento mágico en la sombra (véanse las Ley de Clarke) y presuponen mucho para sorprender con poco. Siempre me pareció algo cansino el planteamiento del Abuelito Asimov, cuyas novelas parecían mas una trama de detectives en el espacio, copiando literalmente todos los roles actuales a sus escenarios en el año 37000 y pico, pero sin siquera plantearse cambios de esquemas políticos, sociales o familiares y extrapolando la familia estándard de clase media americana como modelo  perpétuo de sociedad. Prefiero el Cyberpunk o las novelas cargadas de magia de Clarke (pero con todo conservo mi biblioteca de Asimov en un pedestal).

Pues volviendo a Juego de Tronos, igual pero al revés. Un pasado fictício lleno de mitos y leyendas, aunque siempre amenazantes de volverse realidad, como suele suceder en cada volumen. Todo el trasfondo histórico hace honor a los mitos y leyendas funadionales de una civilización, pero no empaquetado en un aparte tipo Silmarillion sinó pues como eso, como leyendas y historias perdidas en la memoria y en el tiempo. De ahí un escenario de bajo contenido en magias y brujerías, mas próximo a Cimeria en este aspecto, pero en una época mas avanzada, en un etermo medievo que convive con civilizaciones pertenecientes al periodo clásico y pequeños atisbos renacentistas nunca terminados.

De ahí la magia de verdad, la de Martin a la hora de unir todos estos ingredientes de historia, magia suave, (de momento) y de cuentos tradicionales para crear su propio universo, un lugar ideado para acoger todos estos elementos y empezar el desarrollo de las varias historias que en él se suceden sin parar. Demasiadas para algunos, pocas para mi gusto. Porque al final uno se queda con las ganas de conocer más y más sobre tan fascinante lugar, y al igual que sucede con Tolkien (¿tanto trabajo para solo un  par de nolevas completas?)  dudo que cuando finalice el viaje no me quede con la sensación de haber perdido un mundo. Westeros ofrece un lugar donde se podría escribir novela franquiciada hasta superar con creces todo el material editado por George Lucas y en todos los formatos, desde la novela precuelística a la serie de animación, pero quizá para llegar a eso hagan falta otros veinte años y suponiendo que Martin acabe su trabajo a tiempo.

De hecho, uno de los pequeños defectillos de la serie de HBO es la eliminación selectiva de algunos personajes históricos y leyendas del pasado, que se obvian por ser quizá algo colaterales, pero que en la novela proporcionan esta continuidad necesaria entre el pasado, el presente y el esperado fin de las historias principales, en las que deberían jugar cierto papel o desencantar a muchos devoradores de libros que durante los últimos diez años leen y releen las novelas buscando la pista definitiva de por dónde podría ir el final. Estas alusiones continuas a personajes del pasado, eventos míticos del imaginario popular de Westeros, leyendas y cuentos perdidos es importante, aunque en televisión pues claro quizá no pega tanto.


Pero como nos enseña la historia, nada acaba para siempre. Todo tiene raices en el pasado y ecos en el futuro que se cuentan por generaciones; intentar explicar un suceso de forma aislada es harto inexacto e implica usar la tijera y cortar en algún punto. O como diría Herbert, la "Actitud Del Cuchillo"

"Arrakis enseña la actitud del cuchillo... cortar lo que es incompleto y decir:  Ahora ya está completo porque acaba aquí"




@ Absurda
@@ Inofensiva
@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible
@@@@@ Catastrófica