Nolan Rises Again: yo quiero lo que fuma ese tio.

The Dark Knight Rises

Chris Nolan (2012)

Hay que aplaudir a Nolan porque se toma las cosas en serio, arriesga en un entorno que parece condenado a la réplica incesante de lo mismo, al fusilamiento sin medida de todo aquello publicado en libro, cómic o pdf, y en productos de elevada toxicidad para consumo de veraneantes sobrecargados de sol y asfalto recalentado que se refugian en el oasis de oscuridad fresquita que es el cine veraniego. Hay que aplaudirlo porque se ha molestado mucho en integrar las partes mas significativas del Batman de Frank Miller, un 'reborn' ya arriesgado de por si, extraer lo mejor del personaje y encuadrarlo en una ciudad de Gotham cada vez mas parecida a nuestra cruda realidad: tiburones financieros, ladrones con patente de corso bancario y protección política y una decadencia en los valores que hace presagiar el inevitable triunfo de los animales mas carnívoros y carroñeros de la cadena alimentícia.

Su primera entrega Batman Begins (2005) fue mi primer contacto con este suculento personaje, un Batman amargado, vengativo y sediento de una justicia muy particular en un equilibrio muy delicado entre el fascismo del vigilante callejero y la locura de intentar salvar un mundo que parece abrazar la autodestrucción con una indecente alegría. Quizá demasiado introductoria y con pocas leches, pero todo un ejercicio de estilo para construir la personalidad central dominante: Un siniestro justiciero de alas oscuras que de día se disfraza de indolente aristócrata bajo una rictus de cortesía pomposa y un Lamborghini hecho a medida. Pese a que los flashbacks históricos  se comen parte de la película, es el inicio de un proyecto de largo recorrido en el que Christian Bale-Batman muestra las bases de esta complicada moral justiciera ante su némesis intelectual: Raaz-al-Liam Neeson-Ghoul: existen el bien y el mal, están entrelazados en la naturaleza humana, balanceándose peligrosamente en el abismo que media la anarquía del fascismo, pero también los hay inocentes y los hay culpables. Y para estos no hay balanza que valga.

La segunda entrega The Dark Knight (2008) es mucho mas comprometida, vincula estos conceptos puramente humanos con la explotación económica del bien y del mal: el bien es caro, peligroso y mal pagado, el mal proporciona riquezas y estabilidad a una oligarquía que se presume el modelo de éxito social. Pero contradictoriamente incluye un personaje de lo mas irreverente: el Joker. Esta fabulosa obra póstuma de Heith Ledger representa el caos, un concepto que equilibra el bien y el mal y que no tiene dueño ni señor ni le importa el dinero ni su falta. Su descarado anarquismo no pretende renovar nada, solamente plantear una nueva dinámica social : dar a la sociedad la oportunidad de destruirse en una avalancha de cinismo auto-alimentado. No es un juego muy limpio pero es lo que tiene trabajar con psicópatas cachondos. De esta forma pasamos de tener un panfleto libertario a un disurso mucho mas elaborado, incluye estructuras humanas como la fe, la responsabilidad, la codicia o la solidaridad  (conceptos que sistemáticamente se ignoran en cualquier explicación económica de la sociedad) y plantea un interesante juego de valores: el Jóker es Malo, pero quizá nosotros no somos mucho mejores si permitimos que un enajenado tome las riendas. A veces lo somos, a veces no, y a veces hace falta un lider moral que predique con el ejemplo y continue la tarea de Jesucristo, Ghandi o el propio Dios-Nolan para mostrar el camino. Muy rebuscado pero muy argumentado también, verosímil en su planteamiento y trabajado en toda su extensión para cuajar estos detalles que hacen grande la película. La elección moral sea quizá el tema fundamental, pues sin elección no hay valor en nuestras acciones.

Yo a Bane le veo un parecido al Dr. Zoidberg


En esta reciente The Dark Knight Rises (2012) Nolan derrapa con menos gracia por senderos ya transitados, insinuando muchas cosas pero dejando demasiados detalles al azar interpretativo. El contexto es diferente, una versión civilizada del Gotham clásico en el que todo parece funcionar bastante bien gracias en parte a las medidas policiales draconianas - o eso parece indicar, no está claro - y la defensa por parte de Batman del 'Stablishment' financiero en su lucha contra unos malvados que parecen una panda de perroflautas, mercenarios sinpapeles e indignados en general al servicio de lo que parece un capitán de la segunda división de sadomasoquistas aerotransportados anarcofascistas. Atractivo argumento pero con demasiados vacios y síncopes gnoseológicos - que hay cosas que no sentienden vamos. ¿Se inspiró Nolan con la marcha sobre Madrid de los terroríficos y ultraviolentos mineros asturianos? ¿o es al revés e insinúa que vivimos secuestrados en un sistema que amenaza con explotar si la gente abandona el barco? ¿quien es quien y qué valor los diferencia?

Interpretaciones aparte, que entiendo serían muy diferentes en otro lugar y otro tiempo, los matices morales del villano son tan simplones como sus tratamientos contra el dolor de espalda. En su plan maestro los vicios y defectos de la ciudadanía tienen tanto peso como la elección del náufragó dejado a su suerte con una botella de agua salada  o si me apuran, la misma posibilidad de elección que tiene el Gato de Schrödinger que hipotéticamente existe - o no- en un rincón de mi dormitorio. La brutalidad física y la monstruosidad del personaje no tienen la gracia del Joker, Batman está demasiado liado saliendo del hoyo como para reinventarse ideológicamente y así afloran los sentimientos primarios del ricachón que anida en el interior del murciélago: salvar sus cuentas bancarias con ayuda de la policía o morir en el intento. Vaaale, me estoy pasando un poco. En realidad pretende salvar a la ciudad de millones de muertes y librar a la policía de un encierro ignominioso ya que parece que a nadie más le importa un comino, pero no nos explica porqué a nadie le importa un comino, y lo poco que se cuenta va en una dirección incorrecta: la maestría del malvado e invencible enemigo. Así que no hay elección ni por tanto valor moral. Incluso las decisiones finales parecen mas producto de las circunstancias que de un discurso elaborado. Por tanto el tema retrocede unas decadas a aquellas agradables tardes con el enmascarado justiciero tripón de la tele, el sidekick de los pantaloncitos verdes y su inevitable suspensión encima de un tanque de ácido hirviendo mientras algún archivillano se regodea de su maldad aterrorizando Gotham con sus trajes de fantasía campy.

Año 2012: al no poder pagar la gasolina del batmovil inventaron la Bat-Carrera


Digresión: ¿Veremos en el Hombre de Acero (2013) de Snyder y Nolan al susodicho persiguiendo a Lex Luthor, capturándolo educadamente pero con firmeza y depositándolo con cuidado en el penal de Metrópoli del que invariablemente volvera a huir en la próxima entrega? ¿Tiene Catwoman una caja de arena por si le dá un apretón? ¿Tiene el mismo camello que Zack Snyder? Todo esto y mucho más cuando veamos lo que hacen con Superman.

Pues eso, Batman progresa mucho en el aspecto de ser un amargado y poco en todo lo demás. Cuando por fin parece actuar racionalmente la película se acaba. Si esto fuera una transición chula hacia una hipotética cuarta entrega diria que adelante, pero no habrá mas Bat/Bale, Lucius/Freeman, Gordon/Oldman ni Alfred/Caine. Así que el final será esta resulton ultracondensado de cosas por aquí y por allá, otro referente en efectos especiales y encadilamiento de masas, y quedará a la imaginación del espectador pensar qué podría haber sido una película mas centrada en menos cosas y , si ustedes desean, cómo le sentarían a Gordon-Levitt unas mallas ajustadas.



@ Absurda
@@ Inovensiva
@@@ Interensante
@@@@ Peligrosa
@@@@@ Terrorífica



Scott Pilgrim Vs The World


Scott Pilgrim Vs The World

Edgar Wright (2010)

Scott Pilgrim es probablemente una de las mejores películas de la historia. Bueno, si ampliamos la definición de película para que acoja a esta adaptación rápida del comic homónimo con sus correspondientes onomatopeyas y efectos gráficos, por ejemplo:

El Timbre

La canción

El Grupo

Los mónstruos cibernéticos creados por la música de los gemelos japoneses

Los bailes de bollywood de la liga de los ex-novios malvados con poderes místicos

Los Duelos a Muerte con armas del Mario Bros y Final Fantasy
Y por supuesto el espeluznante archienemigo el Gafapastas

Así que, si aceptamos esto como película, estamos ante una obra maestra de la adaptación mas peliculera posible de un comic-book, que explota a la maravilla los constantes cambios de ritmo y cortes de la historia a lo bruto y que lo ameniza a base de música/ruido a base de trash - salvo la videojueguil intro de Jerry Goldsmith en 8 bits - y notables efectos audiovisuales para recrearlo más allá de la mas alocada imaginación.

El contenido también está para chuparse los dedos, pues cualquiera que no sea demasiado cincuentón encontrará referencias a porrillo, desde los clásicos - ¿sabían que el pac-man debía llamarse paku-paku?- hasta los hitos mas recientes de la ciencia-ficción, o ¿qué me dicen de este homenaje a "Olvídate de Mí"?


No es una inclusión casual, la película traspúa del surrealismo de Kaufman o Gondri de la misma forma que adopta los modos de Jackie Chan en los delirantes mamporros psicotrónicos, y no es el único préstamo. Él, junto con Tarantino, JJ Abrahams o Guillermo del Toro aportaron su granito de arena para dar vida a esta historia, sobre una base de cómic que tiene mucha miga escondida - en concreto los amantes de la numerología podrán disfrutar encontrando las secuencias numéricas ocultas - y que pese a que no tiene un reconocimiento enorme se está ganando a pulso el título de referente generacional - de otra generación claro, pero es lo que viene señores. El estilo y formato es totalmente contemporáneo, el último berrido juvenil en estado puro, pero basado en la herencia cultural mas básica y la fantasía psicodélica de toda la vida como fondo de armario que sustenta la movida: Cine, música y videojuegos. ¿Que mas se puede pedir?

Guiños y culto al cómic aparte, la realización técnica y la producción son de escándalo. Edgar Wright estaba en mi lista de talentos tras Shawn of the Dead y Pope es el director de fotografía de The Matrix y Spiderman-2 para mas referencias.

Incluso entrando a buscar fallos hay poco que criticar, Cera (Pilgrim) y Winstead (Ramona Flowers) dan vida a personajes que no son esencialmente complicados pero exigen bastante expresión corporal acorde con el tono, además de manejarse con el bajo claro. Solamente podríamos alegar cierta falta de espacio-tiempo para dar el cierre argumental a un par de cositas que no quedan muy claras - se desgranan mejor en el comic - y que puede causar alérgias a quien necesite oir la música correctamente afinada, ya que si no corre el peligro de ir sangrando por las orejas una buena temporada.

Vale, esto no es Kubrik, pero esta película será una referencia de cine acojonante durante mucho, mucho tiempo. Películas que nacen en el momento adecuado, que tienen el público que merecen y que son un claro ejemplo de cómo convertir una historia simple en un espectáculo narrativo de primera magnitud. Supongo que esto es a la generación que viene (y en parte ya ha llegado)  lo que The Princess Bride a la mia, y me corto los cuernos si me equivoco.


 
@ Absurda
@@ Inofensiva
@@@ Peligrosa
@@@@ Terrible
@@@@@ Catastrófica

Star Trek (VIII): Las secuelas de TNG


 Star Trek: Las secuelas de TNG


La idea de hacer un 'reset' a la saga se empezó a gestar prácticamente en los '90. Preparar una serie con las temáticas del SXXI es una cosa que no se puede hacer en dos días, sin antes una profunda reflexión del estado de la especie humana y sus esperanzas y retos para este nuevo siglo. Siglo que empezamos con Internet y los teléfonos móviles pero que debería llevarnos a un mundo a lo Blade Runner al paso que vamos.

Así que a falta de tiempo para lanzar una serie de este calado, la solución fue empezar con dos series derivadas como 'spin-out'  y un 'reboot' oficial, con resultados bastante diferentes. Los incluyo todos en la misma entrada no por su parecido sino por responder a esta idea de relleno circunstancial, sin entidad suficiente para marcar una nueva época pero desarrollándose en cambio por vias paralelas, alternativas y derivadas en la búsqueda de su propio destino.

El rasgo común a todas ellas es que aparece la necesidad de apartarse de TNG, ser un producto continuista para los aficionados a la franquicia pero un lugar peligroso para explorar sin el equipaje mental adecuado. Así las dos secuelas a TNG (DS9 y VOY) siguen una continuación directa de la linea temporal de TNG mientras que ENT es el primer 'reboot' oficial', pero con resultados mas que dispares.

Star Trek Voyager (ST:VOY) 

(1995-2001)

Este es uno de los reboots implícitos mas descarados de toda la saga, pues consiste en enviar (anomalía espaciotemporal mediante) a una pequeña astronave al otro confín de la galaxia donde nada de lo que ahí suceda - sin dejar de ser canónico - tenga muchos efectos o dependencias de todo lo acaecido hasta el momento. El propósito está muy claro, olvidarse de todos los temas argumentales de TNG y volver a empezar por lo mas básico de la serie antigua, el descubrimiento de nuevos aliados, nuevos enemigos y una libertad argumental total para hacer y deshaer a su gusto.

Esto no es solamente un ejercicio de especulación como lo fuera ST: TOS, es también una pequeña claudicación: no es posible crear episodios al viejo estilo en el escenario impuesto por TNG. Esto estaría abierto a mucho debate, hay grandes episodios de este tipo en TNG, pero eso nos llevaria de vuelta al punto de partida. Para conseguir el escenario exótico, desconocido y misterioso necesario para las historias al viejo estilo esta salida por la tangente hiperespacial es casi obligatoria.No por ello los guionistas deshecharon todos los arcos argumentales de TNG, al contrario siguieron explotando los que podían aplicar (nominalmente, 'Q' y los Borg) pero en un contexto bastante diferente.

Kathryn Janeway, primera capitana de la flota en invitar a cenar a los Borg.
En general el experimento no fue mal, sus siete temporadas lo avalan, pero se queda muy a medio camino de todo. No es la serie ideal para iniciarse en ST, no es el mejor regalo para los que llevan 30 años chupando historias de primer contacto y no es la mejor serie para las batallas espaciales y de encuentros con los rivales de siempre. Tampoco consigue meterse completamente en el exotismo de su referente directo ST:TOS, pese al gran número de especies nuevas y desconocidas ni tampoco supone un avance hacia ningún sitio: mantiene la misma filosofía creada por TNG (con alguna relajación y algún préstamo casual) y no aporta un desarrollo de tramas relevantes o que fuera continuada en las películas cuyo referente fue TNG

Así que sin ser mala, sería la última opción de lo visto hasta ahora y sólo indicada para aficionados que ya hayan dado merecido cumplimiento a las series y películas de la linea básica TOS/TNG.

Star Trek Deep Space Nine (ST:DS9)

(1993-1999)

Un cambio de escenario interesante: de la nave espacial plenamente autónoma a la estación espacial encargada de custodiar un agujero de gusano estable que puede ser clave para equilibrar los poderes del cuadrante. Un ambiente de western fronterizo, con mas limitaciones de poderío de las que tiene la Enterprise y mas propicio a argumentos de novela negra espacial que de investigación y exploración. Pese a ello consigue no quedar al margen de la evolución, incluso llega a convertirse en una pieza clave de juego político y militar que afecta al destino global de la federación.

Si,  a veces la fuerza si arregla algo..
En efecto, discurrir al margen de los problemas del mundo llevó a unas primeras tres temporadas algo flojas por las pocas expectativas argumentales: historias mas o menos interesantes sobre problemas menores. Pero consigue crear su linea propia y evolucionar su escenario hasta sus máximas posibilidades de forma que a mediados de la serie el resultado es totalmente nuevo: cuatro temporadas de una historia con muy elevadas expectativas argumentales. Y una vez el problemón se ha creado la nueva dinámica lo arrastra todo, hasta llevar a la federación a la guerra y abrir la puerta a una nueva forma de política mas oscura, diplomacia de cowboy y medidas desesperadas para tiempos mas duros.

Al igual que VOY, esta serie tiene episodios aburridos, episodios normalitos y algunos excepcionales pero estos últimos siempre relacionados con este nuevo enfoque mas belicoso y pendenciero. Tampoco sería el mejor lugar para empezar esta serie pero sería obligatoria después de acabar con TNG.

 Star Trek: Enterprise (ST: ENT)

(2001-2005)

Aquí el reboot ya es oficial. Terminadas las series anteriores quedaba un espacio que llenar en la programación semanal de ST, así que se liaron la manta a la cabeza para empezar immediatamente otra serie sin apenas tiempo para planificar a dónde llevaría este camino. Así que anunciaron un 'reset incondicional': volver a los inicios de la federación unos 200 años antes del fin de DS9 y descartar la continuidad o compatibilidad con los acontecimientos ya sucedidos. De esta forma se podría repetir el encuentro con Klingons, Romulanos o Borg sin ninguna condición de espacio, tiempo, modo o lugar.

¿NX-01 Enterprise?

Por desgracia no pudieron soportar la presión de estar creando un universo totalmente diferente para el que parecían no tener demasiadas ideas, así que empezaron a jugar con una línea temporal alternativa en la propia linea temporal reiniciada. Eso es mucho lio hasta para los trekies. Los cambios en la línea del tiempo de hecho crearían un 'continuo' en el que este reinicio tuviera su explicación contenida en si misma: las guerras temporales. La 'linea estándard' sucedió, alguien cambió el tiempo y sucedió la línea del universo alternativo.

Lástima que el resultado fuera bastante soso. Por fin consiguieron lo que VOY no pudo: volver a las aventuras exóticas con medios precarios, aventura, emoción y temor a lo desconocido. Pero por muy poco tiempo: tripulación escasa, poco carismática y el pozo de ideas bastante agotado tras 500 episodios de TNG y sus dos derivadas. Y al aparecer las guerras del tiempo, lio y confusión en un arco general que no llegó a ninguna parte. Serie cancelada tras cuatro temporadas para desolación de los mas incondicionales y alivio de los perpetradores del plan general, estos planes que de tan 'inefables' se vuelven contra sus creadores y le muerden el trasero.

Proximamente: la película mas revolucionaria del SXXI


Pronostico que esta película será a la historia del cine del SXXI lo que "The Jazz Singer" a la del S.XX.

 


 




Pròximamente en este canal ...
¿se atreverá usted a ponerle nota?